Alternativas al cultivo de maíz: cultivos más rentables


El maíz es el cultivo extensivo de verano de referencia en los regadíos de España. Las producciones de este cultivo son muy elevadas de unos 15.000 kg/ha de media. Aun así, los márgenes del cultivo del maíz son escasos. Eso se debe a sus elevados costes de producción. Hoy hablaremos de alternativas al cultivo de maíz que pueden darte mejores resultados de rentabilidad.

Hay otros cultivos de regadío, alternativos al maíz, menos populares pero que pueden ser más rentables.

Algunos son cultivos tradicionales que se han dejado de lado debido a las elevadas producciones del maíz. Por ejemplo el sorgo o el girasol. Otros son nuevos cultivos que se están introduciendo actualmente como la quinoa o la soja.

Alternativas al cultivo de maíz: maíces alternativos y otros cultivos de verano

Maíz para consumo humano: aumenta el precio de venta de tu cosecha

El maíz es un cultivo que principalmente se vende para la producción de pienso. Conseguir venderlo para consumo humano nos asegura un mejor precio de venta y por lo tanto más ingresos.

Es importante tener en cuenta ciertos puntos básicos al cultivar maíz para consumo humano:

  • No se puede usar maíz transgénico por lo cual te puedes encontrar con problemas de taladro del maíz. Esta plaga puede causar importantes reducciones del rendimiento.
  • La demanda de maíz ecológico para consumo humano está en auge. Puede que te sea más sencillo encontrar comprador si haces agricultura ecológica. Aunque como sabes la agricultura ecológica te puede producir una reducción de la producción.
  • Las industrias alimentarias compradoras de maíz para consumo humano tienen elevadas exigencias de calidad.

Maíz dulce: alternativa atractiva aunque difícil de vender

El maíz dulce es todo para consumo humano. El cultivo es parecido al del maíz convencional aunque se considera cultivo hortícola.

La demanda de maíz dulce es limitada ya que solo unas pocas industrias alimentarias lo usan. Aun así, si encuentras comprador es un cultivo muy rentable ya que el precio de venta es elevado, y podrías considerarlo como una de las alternativas al cultivo de maíz.

Alfalfa: la alternativa al maíz por excelencia

La alfalfa es la alternativa por excelencia al maíz. En muchos regadíos de España se hace rotación maíz – alfalfa. Es un cultivo muy rentable aunque el precio dependa de la calidad de ésta. El porcentaje de malas hierbas es el principal componente en la calidad de la alfalfa.

Además es una leguminosa forrajera plurianual. Al ser leguminosa nos aporta nitrógeno al suelo, que va a ser de gran valor para reducir los costes de fertilización en el siguiente cultivo. Al ser dicotiledónea y forrajera te ayudará en el control de malas hierbas persistentes y a descompactar el suelo con su raíz pivotante.

El margen que tiene la alfalfa puede no ser tan grande como el del maíz, pero el ROI (Retorno de la Inversión) si que es más elevado. Si quieres saber por qué, lee este artículo que habla sobre el ROI: una cifra clave para analizar la rentabilidad de tu explotación.

Sorgo: misma familia que el maíz, menos costes de producción

El sorgo es, igual que el maíz, un cereal de verano. Su producción se destina íntegramente a la producción de pienso.

Alternativas al cultivo de maíz

Actualmente es un cultivo poco sembrado ya que sus producciones son menores a las del maíz. El año 2014 se cultivaron 7.000 ha en España, 3.000 de las cuáles en secano y 4.000 en regadío. La producción media este mismo año fue de 5.000 kg/ha en secano y de 7.000 kg/ha en regadío.

La rentabilidad del sorgo viene dada por sus bajos costes. El coste de la semilla es menor a la del maíz. Además, al ser un cultivo rústico tiene menos costes de riego y de tratamientos fitosanitarios.

Otra opción interesante del sorgo es que se puede combinar bien para hacer doble cosecha de cereal de invierno y así aprovechar más la superficie cultivable.  

El girasol

El girasol, otra de las alternativas al cultivo de maíz, es un cultivo oleaginoso de verano. En general su producción se destina a la producción de aceite ya sea para consumo humano o para consumo animal. Hay también una pequeña producción de girasol para pipas que requiere la siembra de unas variedades concretas.

Alternativas al cultivo de maíz

El girasol fue subvencionado por la Unión Europea durante unos años cosa que hizo aumentar la superficie cultivada. Actualmente debido a la falta de subvención se siembran sólo alrededor de 800.000 ha de girasol al año en España. Es un cultivo que en general se siembra en secano ya que su rusticidad lo hace tolerante a la sequía.

El rendimiento medio del girasol en secano puede oscilar entre unos 1.100 – 2.000 kg/ha mientras que en regadío puede encontrarse entre 2.200 – 5.000 kg/ha. Aunque te parezcan producciones bajas comparadas con las del maíz, es importante tener en cuenta que los cultivos de dicotiledóneas u hoja ancha suelen producir menos que los de cereales.

El precio del girasol oscila entre 320 y 350 €/tonelada dependiendo del contenido de aceite. En general las variedades alto oleico se pagan más que las convencionales ya que aseguran más contenido de ácido oleico. Este ácido graso aporta mayor calidad al aceite de girasol y por eso está muy valorado.

Este cultivo alter, además de doblar el precio de venta del maíz, y unos costes más reducidos, este cultivo presenta aún más ventajas Al ser una dicotiledónea es una muy buena opción para la rotación de cultivos. Esto te ayudará a controlar mejor las malas hierbas, así como descompactar el suelo.

Soja: una opción muy interesante que gana terreno

La soja, otra de las alternativas al cultivo de maíz. Es una leguminosa de verano que se usa para la producción de pienso y cada vez más para consumo humano. La Unión Europea es una gran importadora de soja ya que este cultivo mayoritariamente se siembra en Brasil, Argentina y EUA.

En los últimos años en los regadíos de España y el sur de Francia se está empezando a cultivar soja. Las producciones en regadío llegan a los 3.300 kg/ha de media. El precio de este cultivo es de 380 €/t de media.

Hay varios puntos importantes a tener en cuenta en el cultivo de soja:

  • Al ser una leguminosa, fija nitrógeno atmosférico gracias a su simbiosis con bacterias del suelo. En España no hay esas bacterias en el suelo por lo que es necesario aplicarlas al sembrar a partir de unos preparados o abonar con nitrógeno.

    Si se va sembrando soja de forma regular en un futuro habrá poblaciones de la bacteria necesaria en el suelo no siendo necesario aplicarla o abonar.

  • Las necesidades de riego son parecidas a las del maíz.

Al estar poco extendido este cultivo en España, algunos de sus costes, como el precio de la semilla, pueden ser caros, y las opciones de comercialización son bajas, pero es una alternativa que ganaré terreno en el futuro, puesto que en la UE somos grandes consumidores de soja.

Cultivos alternativos al maíz: quinoa

La quinoa es un cultivo de verano originario de Sur América. Su grano se usa para consumo humano. En los últimos 5 años su consumo ha aumentado de forma importante debido a sus propiedades nutricionales. Por este motivo es un cultivo muy interesante.

Alternativas al cultivo de maíz

El ciclo del cultivo de la quinoa es parecido al del maíz. Se siembra en marzo – abril y se cosecha en septiembre – octubre. La siembra se realiza con una sembradora de precisión, como la del maíz.

Es un cultivo poco conocido pero cada vez hay más experiencias en la siembra de quinoa en España. La producción de ésta oscila entre 3.000 y 5.000 kg/ha. Las producciones son altas pero es necesario conocer bien los costes del cultivo y el precio de venta para tener claro si sale a cuenta.

Llevar un buen control de los costes: fundamental para tomar las mejores decisiones

Como ves hay muchas alternativas al cultivo de maíz que puedes sembrar este verano, que con los precios de los últimos meses, el maíz es cada vez menos atractivo. Según tu zona, tu clima y el riego, variará la mejor opción.

Todas las alternativas que hemos mencionado puede que no superen en margen de €/ha al cultivo del maíz, pero recuerda que cuando se trata de analizar la rentabilidad de un cultivo, no solo hay que mirar los €/ha, sino que también es fundamental conocer qué cultivo tienen un mayor retorno de la inversión con el ROI.

En cualquier caso, es muy importante llevar un buen control del cultivo y de los costes de producción. De esta forma podrás ver si ganas o pierdes dinero en un cultivo y qué alternativas te podrían salir más a cuenta. Ahora cuentas con Agroptima y su módulo de costes, una herramienta esencial para llevar a cabo este control. ¡Pruébala ahora!

PRUEBA AGROPTIMA AHORA

+ No hay comentarios

Añade el tuyo