Fertilización variable: ahorrando fertilizantes con agricultura de precisión


La fertilización, especialmente la fertilización nitrogenada, es una operación del cultivo básica para maximizar el rendimiento. Además, los fertilizantes son caros y la fertilización es uno de los mayores costes de cultivo. Por este motivo todo agricultor quiere ahorrar en fertilizante. Además la fertilización nitrogenada tiene importantes efectos ambientales, por eso la fertilización variable es una técnica excelente para no contaminar tanto y hacer una agricultura más sostenible y rentable.

Los avances tecnológicos han hecho que la fertilización variable esté en auge, y que esté al alcance de cualquier agricultor. Vamos a hablar en detalle de la fertilización variable y sus múltiples aplicaciones y beneficios.

La fertilización variable: ¿qué es?

La fertilización variable, básicamente consiste en aplicar una dosis diferente de fertilizante en cada zona de una misma parcela, siguiendo un criterio determinado.

¿Cuál es el objetivo de la fertilización variable?

La fertilización variable persigue dos objetivos paralelos: uno económico y uno medioambiental.

  • Ahorro económico:

Con la fertilización variable se consigue ahorrar en fertilizante. Además se asegura un mayor aprovechamiento del fertilizante por parte del cultivo.

Las necesidades de fertilización del cultivo dependen del rendimiento esperado. En algunas zonas hay limitantes que reducen la producción esperada. Por ejemplo, en un margen de campo con poca profundidad de suelo el rendimiento que se puede esperar es menor que en otra zona del campo con más profundidad de suelo.

Las zonas con menos rendimiento potencial requieren de menos fertilizante para llegar al máximo rendimiento, porque por mucho fertilizante que apliques en dicha zona, no ganarás más kilos. Con la fertilización variable se aplica la cantidad necesaria por cada zona según sus necesidades y de esa forma se optimiza la cantidad de fertilizante, y por lo tanto, los costes de producción.

  • Mejora medioambiental

Aplicando la dosis óptima para cada zona concreta se reduce el impacto ambiental de la fertilización. Te aseguras de que se aplica el fertilizante que el cultivo puede absorber, y no un exceso,  que terminaría por lavarse con las lluvias y perderse hacia las aguas freáticas.

Por lo tanto, la fertilización variable permite reducir costes sin afectar al rendimiento a la vez que se obtienen ventajas ambientales.

¿Qué necesito para hacer fertilización variable en mi explotación?

La fertilización variable es agricultura de precisión. Seguro que cuando piensas en agricultura de precisión te vienen a la cabeza sensores, GPS, mapas y complicados sistemas informáticos. Pero hay formas más sencillas de realizar agricultura de precisión.

  • Tu cabeza: la forma más básica y sencilla para hacer fertilización variable:

Como agricultor conoces a la perfección tus campos. Sabes en cuáles tienes mejores rendimientos y en cuáles peores. En campos muy grandes, de varias hectáreas, sabes qué zonas son más fértiles y cuáles lo son menos. Toda esta información la puedes utilizar para realizar una aproximación a la fertilización variable. Puedes dividir tus campos en dos o tres grupos de productividad. A cada grupo le puedes asignar una dosis de fertilizante según el rendimiento esperado. De esa forma regulando la máquina según la zona productiva estarás haciendo una fertilización variable.

  • GPS: herramienta imprescindible para la fertilización variable:

Pero es verdad que para hacer fertilización variable como tal se requiere de elementos de agricultura de precisión. Es necesario tener un GPS que geolocalice el tractor. Además se requiere de mapas para introducir en el ordenador del tractor que comanda la abonadora.

  • Mapas: información esencial para la fertilización variable

Para realizar fertilización variable es necesario tener mapas con la dosis que se quiere aplicar para cada zona. Estos mapas pueden ser continuos o discontinuos. Se crean a partir de otros mapas como pueden ser mapas de rendimiento o imágenes de satélite. Con las imágenes de satélite se puede calcular la intensidad de verde de las plantas y extraer la necesidad de abonado. Con los mapas de rendimiento se puede asociar a cada rendimiento una dosis de fertilizante, aplicando más en las zonas que en anteriores campañas han producido más.

fertilización variable

Introduciendo los mapas georeferenciados en el ordenador, con la localización GPS y con un sistema de control variable de la abonadora se puede hacer fertilización variable. Los sistemas de control variable funcionan con distintos sensores que controlan lo que aplica la máquina y con reguladores que adaptan el dosificador a lo que indica el mapa.

  • Abonadoras preparadas para la dosificación variable:

Actualmente hay varios sistemas de control variable para las abonadoras de fertilizante mineral sólido. En el caso de aplicar fertilizante líquido, la dosificación variable es más fácil de aplicar, regulando la presión de la bomba y con un caudalímetro. Muchas casas comerciales de maquinaria están investigando y sacando al mercado sistemas de control innovadores. En pocos años será más fácil y viable adquirir un equipo con el que realizar fertilización variable.

Yo hago abonado orgánico. ¿Puedo hacer fertilización variable?

Los primeros sistemas de fertilización variable se han desarrollado para abonadoras de granulado, pensando en el abonado mineral. Eso es debido a que es el abono mineral el que supone un coste importante por el agricultor.

El abono orgánico es más económico y por eso muchas veces se aplica sin controlar bien la dosis y adaptar la maquinaria también es más complejo. De todas formas, algunas empresas ya fabrican esparcidores de estiércol con fertilización variable. Puedes leer en nuestro blog esta entrevista a los creadores de un esparcidor de estiércol con fertilización variable.

Respeto a los purines, con el uso de tubos colgantes y GPS en las cisternas de purín también se abre la puerta a realizar fertilización variable en la aplicación de purín. Varias empresas están trabajando en estos sistemas aunque van más atrasados que los destinados al abonado mineral.

La fertilización variable a la orden del día

Como ves, la fertilización variable está al orden del día. Muchas empresas están innovando en este sector. Poco a poco habrá más y más agricultores que utilizarán la fertilización variable para optimizar sus abonados y sobretodo reducir costes.

Otra forma de reducir costes es apuntar en la App de Agroptima todas tus operaciones de cultivo, incluida la fertilización. Así te ahorrarás un montón de tiempo de hacer cuentas en la libreta o el excel, y tendrás, justo terminada la campaña, informes sobre tus costes de producción. Si quieres más información sobre Agroptima ¡Entra aquí!


http://img.interempresas.net/fotos/1208488.jpeg

+ No hay comentarios

Añade el tuyo