Los fitosanitarios autorizados


Los productos fitosanitarios son instrumentos imprescindibles para la producción agrícola, ya sea bajo sistemas convencionales de la agricultura, y con otros sistemas diferentes, como la agricultura integrada o la ecológica.

Los daños que pueden causarse por las diferentes clases de plagas, van a determinar que muchos cultivos sean inviables.

No obstante, la utilización de productos fitosanitarios puede tener efectos indeseables. Por ello, es imprescindible que estos productos no sean peligrosos para la salud humana, ni presenten niveles de riesgo no aceptables para el medio ambiente, incluidas la flora y la fauna silvestres.

Por todo ello, El Estado utiliza los mecanismos precisos para que únicamente puedan comercializarse los productos fitosanitarios eficaces en la lucha contra las plagas, pero que, a su vez, no conlleven riesgos colaterales.

De esta forma, para que un producto fitosanitario pueda comercializarse y distribuirse, tiene que estar previamente autorizado e inscrito en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios.

Con la finalidad de que el cumplimiento de la normativa en vigor sea el debido, es fundamental que la información contenida en el Registro de Productos Fitosanitarios llegue de forma precisa a todos los operadores implicados en su uso.

 

Reglamentación en vigor

 

La nueva normativa va recogiendo las obligaciones y adaptaciones en el uso de fitosanitarios, desde 2007 hasta la actualidad.

En cuanto al control de los residuos, se establecen planes de autocontrol, donde determinados operadores deberán recoger muestras, sobre todo en el período de recolección, para evaluar la posible presencia de residuos de productos fitosanitarios, y garantizar que únicamente se han utilizado las sustancias activas autorizadas.

El reglamento de 2007 exigía un análisis de residuos mensual por cada 50 hectáreas. Pero las nuevas reglamentaciones que han ido sucediendo en años posteriores, hablan de una periodicidad en las analíticas de residuos, en función de la evaluación de riesgos, número de productores, productos fitosanitarios en uso, superficie, kilos estimados de producción y otras consideraciones.

 

En cuanto a los almacenes y otras instalaciones, los últimos documentos normativos, exigen que el almacén para los productos fitosanitarios esté separado por paredes de obra de otros locales habitados, y alejados de masas de agua, pozos de extracción de agua y otras zonas susceptibles de inundarse, además de contar con ventilaciones permanentes, dispositivos de protección contra incendios y una adecuada iluminación.

 

Desde el año 2012, la legislación española obliga, a través del Real Decreto 1311/2012, a establecer el marco de acción adecuado para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios, reduciendo riesgos y efectos de estos productos en la salud humana y el medio ambiente, fomentando la gestión integrada de plagas.

Además, se regula la aplicación y el desarrollo reglamentario de algunos preceptos relativos a la comercialización, utilización y uso sostenible de productos plaguicidas.

 

Actuaciones de la Administración para controlar el uso de productos fitosanitarios

La aplicación de las instrucciones del citado Real Decreto en España, se realiza a través del Plan de Acción Nacional (PAN), que tiene entre sus objetivos y acciones:

 

  • Reducción de riesgos y efectos derivados de la utilización de productos fitosanitarios

En la salud humana y en el medio ambiente, fomentando el desarrollo y la introducción de la gestión integrada de plagas, y la planificación de técnicas alternativas para reducir la dependencia del uso de productos fitosanitarios.

  • Protección de trabajadores y del público en general

Así como de grupos especialmente vulnerables, la protección del medio ambiente, el tratamiento de residuos, el desarrollo de técnicas específicas y su utilización en cultivos específicos.

  • Implantación de dicho PAN en las diferentes Comunidades Autónomas

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente va a coordinar la elaboración e implantación de dicho PAN en las diferentes Comunidades Autónomas, coordinado con diversos departamentos de la Administración General del Estado.

  • El PAN se aplicará durante un periodo de cinco años

Se tendrá en cuenta para su desarrollo a los diferentes sectores interesados, particularmente a las organizaciones que representan a los profesionales de productos fitosanitarios.

 

+ No hay comentarios

Add yours