Precios del almendro: ¿un cultivo rentable o una burbuja especulativa?


El elevado precio de las almendras en los últimos meses es el principal motivo por el cual las hectáreas de almendros en España están aumentando de nuevo. Muchos agricultores se preguntan si estos altos precios del almendro durarán y si en un futuro su explotación seguirá siendo rentable. Vamos a desgranar en este artículo las claves para entender el precio y el mercado del almendro.

Precios del almendro: ¿un cultivo rentable o una burbuja especulativa?

Tradicionalmente en España el almendro ha sido un cultivo de secano. El almendro es un árbol muy tolerante a la sequía y resistente al frío. Esto lo hacía idóneo para zonas muy áridas donde otras producciones eran impensables.

La superficie de almendro en España cayó de forma importante a partir de 1995 cuando se eliminaron las ayudas a este cultivo. Aun y así, España siguió siendo el segundo productor a nivel mundial, por detrás de EUA. Pero la diferencia de producción entre los dos países ha crecido de forma importante durante los últimos años. En California, la mayor zona productiva de almendro de EUA, apostaron desde hace mucho tiempo por las plantaciones intensivas y super-intensivas en regadío. En España, estas plantaciones hace relativamente poco que se están implantando pero actualmente están en auge.

Sequía en california: ¿la causa de los elevados precios del almendro?

En los últimos años California ha padecido grandes periodos de sequía que han perjudicado de forma importante sus producciones agrícolas debido a las restricciones de agua de riego. Esta sequía también ha afectado de forma importante los almendros, llegando incluso a matar árboles.

Seguro que has oído que la bajada de producción de almendro de california es la principal causa de la subida de precio del almendro. Pero eso no es totalmente cierto ya que, entre otras cosas, la reducción de producción es limitada.

En todos los mercados se determina el precio de un producto a partir de la oferta y la demanda. Si la oferta sube o la demanda baja el precio baja. Si sube la demanda o baja la oferta sube el precio. En el caso del almendro han pasado las dos cosas: debido a la sequía la oferta a nivel mundial ha bajado pero también ha subido la demanda. Y posiblemente es esta subida de demanda la que ha tenido un efecto más importante sobre el precio.

Tradicionalmente sólo los países occidentales eran consumidores de almendra. Tanto directamente como usada en la industria alimentaria de bebidas, pastelería, etc. En los últimos diez años, los países orientales han empezado a consumir almendras, por ejemplo  China es actualmente un gran consumidor de almendras. Y esta es la principal causa de la subida de precios de la almendra ya que la demanda ha aumentado considerablemente.

Plantar almendros: ¿es y será rentable?

Alta inversión inicial: un riesgo a asumir

Como sabes la inversión inicial para cualquier plantación de frutales es alta y el almendro no es una excepción. La inversión inicial así como los costes de mantenimiento dependen del tipo de plantación que se realiza. No es lo mismo una plantación en secano, una intensiva en regadío o una super-intensiva.

Tanto la inversión inicial como los costes de plantación aumentan al pasar de secano a regadío intensivo, y de intensivo a super-intensivo. Los costes iniciales aumentan por dos factores: el aumento de números de árbol por hectárea y la instalación de riego. En plantaciones intensivas de plantan entre 300 y 500 árboles por hectárea, en super-intensivo más de 1.500 árboles por hectárea, cosa que supone un aumento importante en la inversión inicial.

Por lo que a costes de producción respeta el incremento se debe a la fertilización y los fitosanitarios. El incremento de árboles por hectárea supone una mayor competición para los recursos y sin una correcta fertilización los almendros no consiguen equilibrio nutricional. Al haber más superficie de vegetación y al incrementar la producción se incrementa los problemas de plagas y enfermedades por lo que se disparan los costes de fitosanitarios. Este problema se maximiza en plantaciones superintensivas.

Por último, se tiene que tener en cuenta la entrada en producción y la duración de la plantación. En secano una plantación de almendros entra en producción entre el quinto y el séptimo año, en regadío intensivo al quinto año y en super-intensivo el tercer año. La duración de plantación se reduce al hacer más intensiva la explotación por lo que el tiempo para recuperar la inversión inicial se minimiza.

¿Y en el futuro? ¿Se mantendrán los precios?

Como hemos explicado antes los precios del almendro dependen del mercado. Actualmente con la reducción de oferta y el gran aumento de demanda han subido los precios. Pero esta coyuntura no se mantendrá eternamente y la reacción natural del mercado es que los precios bajen.

Con el aumento de precio en España se han empezado a recuperar antiguas plantaciones de almendro y a pasarlas a regadío. Además se han hecho nuevas plantaciones de almendro principalmente en nuevos regadíos donde no hay suficiente agua para los frutales tradicionales pero si para el almendro con riego deficitario. Todo eso se traduce en un aumento de la producción que se notará de forma progresiva a medida que las nuevas plantaciones entren en producción.

En los próximos años es previsible que la demanda de almendro se estabilice. A medida que la oferta suba los precios del almendro bajarán hasta llegar a un equilibrio. Es posible que una vez alcanzado el equilibro entren en producción más parcelas eliminando este equilibrio y provocando una mayor bajada de precio. Se tiene que ir viendo la evolución de precios pero es importante tener claro que el nivel de ahora no se mantendrá. De hecho desde la primavera de 2017 hasta ahora ya ha habido una importante bajada del precio aunque sigue siendo elevado.

Precios del almendro

¿Puede ser rentable a largo plazo mi plantación de almendros?

Con todo lo que hemos contado puedes imaginar que es posible conseguir rentabilidad a largo plazo en una plantación de almendros.

Es importante calcular bien la inversión inicial y los años que tardarás en recuperar esta inversión. De esta forma podrás calcular tu rentabilidad. Al hacer los cálculos sé realista con los precios de venta y no calcules con los actuales. Hacer dos o tres escenarios con distintos precios del almendro te ayudará a ver hasta qué punto se mantendrá la rentabilidad de tu plantación. Así verás cómo afectará una posible bajada importante de precios a tu economía.

Piensa también que hay maneras de aumentar la rentabilidad. Apostando por la calidad y por variedades concretas como la Marcona es posible conseguir un plus en el precio. Otra alternativa es la agricultura ecológica. Esta es difícil de aplicar en regadío pero en secano puede ayudar a hacer rentable tu explotación.

Recuerda que delante de la incertidumbre en el precio de la almendra, controlar los costes de tu explotación es aún más importante. Por esto Agroptima y su módulo de costes te ayudarán a llevar un seguimiento sin esfuerzos, en tiempo real y a comprobar que todo sale como lo has planificado. Si quieres probar la aplicación puedes empezar a probarla de forma gratuita ahora mismo desde tu ordenador, o descargarla en tu móvil 🙂

cuaderno de campocuaderno explotación

+ No hay comentarios

Añade el tuyo