Pros y contras de la Siembra directa


La siembra directa tiene en cada pueblo sus defensores y sus detractores. ¿Haces siembra directa? ¿Has pensado alguna vez a hacerla? En este artículo analizamos sus pros y sus contras.

¿Qué consideramos siembra directa?

Para muchos agricultores, la siembra directa, es más que una técnica de cultivo, se convierte en una filosofía de vida, pues implica un cambio importante en la forma de gestionar la explotación.

Como siembra directa consideramos aquella que no causa ninguna perturbación al suelo, y que deja como mínimo un 30 % de residuos de la cosecha anterior al suelo. Otra forma de llamar a esta práctica es No Laboreo. Así queda más claro que la siembra directa no es aquella que se hace sembrando y cultivando en una sola pasada, con un equipo de trabajo del suelo y sembradora.

Dos Motivos para pasarse a la siembra directa:

Hay dos motivaciones principales que pueden llevar a un agricultor a hacer siembra directa:

  • Proteger el suelo:
    Al no labrar, el rastrojo que queda en el suelo entre la cosecha y la siembra contribuye a proteger el suelo de la erosión. De hecho, esto es lo que motivó la aparición de la siembra directa en el Corn Belt de los Estados Unidos hacia los años 50. En este caso, se trataba de proteger el suelo de la erosión provocada por el viento, mientras que en nuestras tierras, la principal amenaza es la erosión provocada por el agua. 
    No solo se trata de evitar la erosión, está más que demostrado que la cubierta de restos vegetales que queda en el suelo y el hecho de no trabajarlo mejora su calidad (estructura, materia orgánica, microorganismos y conservación de la humedad.
  • Ahorrar costes e incrementar la productividad:
    La práctica de la siembra directa va ligada a una reducción de costes en aquellas explotaciones donde se practica: el ahorro en gasoil, mano de obra, desgaste de la maquinaria y potencia requerida son los más claros.

El futuro de la siembra directa en España

En España se siembran alrededor de 600.000 ha en siembra directa. Aunque parezca bastante, esta cifra solo representa el 7,78% de todas las tierras de cultivo. Aún y así, España es el país de la UE con más superficie de SD.

Por comunidades autónomas el ránking de hectáreas trabajadas con SD lo lidera Castilla y León con 177.000 ha, seguido por Aragón (117.000 ha), Cataluña (77.000), Andalucía (75.000) y Castilla y la Mancha (61.000 ha).

¿Por qué no hay más superficie de siembra directa?

La siembra directa también tiene sus puntos débiles, que hacen que muchos agricultores sigan gastando rejas y gasoil labrando sus tierras.

  1. Aplicación de herbicidas: para el control de las malas hierbas, la Siembra Directa depende fuertemente de los herbicidas químicos, lo que a largo plazo puede generar resistencias. Si aún no lo has leído, no te pierdas este artículo sobre cómo evitar las resistencias de las malas hierbas a los herbicidas.
  2. Rendimientos: se piensa muchas veces que haciendo SD las producciones de grano van a ser inferiores, respecto al laboreo. Es cierto de que en determinadas zonas el rendimiento puede verse ligeramente afectado, pero recuerda que no siempre más kilos significan más beneficios.
  3. Coste de inversión en maquinaria: este es otro de los frenos que puede tener un agricultor antes de pasarse a la SD. Aunque los fabricantes de sembradoras llevan muchos años perfeccionando estos equipos, los costes de adquisición de una sembradora de SD son bastante más elevados que los de una sembradora convencional de la misma gama.

¿Qué debo tener en cuenta para valorar si me sale a cuenta hacer SD?

Antes de llevar a cabo cualquier cambio de manejo en la explotación, hay tener información y datos sobre el coste que nos supone cada labor, cuánto nos gastamos al año, y qué rentabilidad estamos obteniendo. Solo de esta forma se puede evaluar con criterio si vale la pena hacer cambios en el manejo de la explotación.

Recuerda que Agroptima es la mejor forma de saber lo que pasa en tu explotación, tenerlo todo controlado día a día y poder analizar los costes de cada labor de forma fácil. Agroptima te permitirá apuntar fácilmente tu día a día y analizar tus costes parcela por parcela. Ya sabes que puedes probar Agroptima gratis 15 días y sin compromiso aquí.

PRUEBA AGROPTIMA AHORA

+ No hay comentarios

Añade el tuyo