Round Up: herramienta para el agricultor o peligro para la salud?


Como agricultor sabes perfectamente qué es el Round up y su materia activa, el glifosato, y seguro que has oído hablar de la controversia  que hay con el uso de este herbicida. En internet circula mucha información sobre el glifosato, sus ventajas e inconvenientes. En medio de tanta información es difícil saber cuáles son verídicas. En este artículo vamos a explicar los pros y contras del glifosato y porque algunos países y organizaciones lo quieren prohibir.

La historia del glifosato

El glifosato es un herbicida de amplio espectro. Es decir, un herbicida eficaz contra la mayoría de plantas incluyendo plantas perennes, arbustos y árboles. Es un herbicida que se absorbe por las hojas. Actúa impidiendo la síntesis de tres aminoácidos esenciales sin los cuales las plantas no pueden sobrevivir. A las pocas horas de la aplicación detiene el crecimiento de las plantas y a los 5 – 7 días se observa que las plantas se vuelve amarillas.

La actividad herbicida del compuesto químico glifosato fue descubierta en 1970 por un químico de la empresa Monsanto. Monsanto lo comercializó y aun comercializa el glifosato, bajo el nombre comercial Round Up. En el 2000 expiró la patente del glifosato por parte de Monsanto. A partir de este año muchas empresas de herbicidas empezaron a comercializar glifosato bajo diversos nombres comerciales.

Desde su inicio el glifosato es el producto estrella de Monsanto. Su producto más vendido. Para complementar al producto Monsanto creó y patentó transgénicos de algunas de las especies más cultivadas del mundo, como el maíz y la soja, tolerantes al glifosato. Son los llamados cultivos Round Up Ready (RR).

En muchos países de América del Sur, como Brasil y Argentina, el maíz y la soja transgénica tolerantes al Round Up están permitidos. Mientras que en Europa estos transgénicos no están permitidos. El único transgénico permitido en Europa es el maíz MON 810 resistente al taladro, aunque cada país individualmente puede decidir prohibirlo.

La soja y el maíz Round Up Ready permiten aplicar glifosato con el cultivo implantado. De esa forma facilitan mucho el control de malas hierbas. Con un solo herbicida se pueden controlar todas las clases de malas hierbas. Eso también tiene su lado negativo ya que el repetido control con la misma materia activa acaba provocando resistencias en las malas hierbas. De hecho, en Brasil, donde en muchas parcelas se hace monocultivo de soja round up ready se están detectando muchas resistencias.

Glifosato: su valor en la agricultura

El glifosato tiene grandes ventajas en la agricultura pero también algún que otro inconveniente. Es un herbicida muy apreciado por los agricultores ya que permite una completa erradicación de las malas hierbas antes de la siembra.

La siembra directa o no laboreo es un sistema de cultivo que se basa en no labrar. Es decir, en no realizar ningún tipo de trabajo del suelo. Con sembradoras especiales para siembra directa se siembra sobre el rastrojo del cultivo anterior, sin enterrarlo. Esta práctica tiene cada vez más adeptos en zonas de secano ya que permite aumentar la retención de agua en el suelo entre otras ventajas. En siembra directa, antes de la siembra, se eliminan las malas hierbas que ya han nacido con uno o más pases de herbicidas y generalmente se utiliza glifosato al ser un herbicida de amplio espectro.

En fruticultura el glifosato es también muy usado. Ya que en plantaciones que mantienen cubierta vegetal entre líneas permite el control de esta cubierta. Además, como la dosis de Round Up necesaria para dañar al árbol es muy superior a la necesaria para eliminar las malas hierbas no supone un riesgo para los frutales.

El principal inconveniente del glifosato en agricultura lo hemos mencionado anteriormente: es la aparición de resistencias en las poblaciones de malas hierbas. El uso continuado del mismo herbicida puede llevar a la aparición de resistencias en malas hierbas. En España se han detectado resistencias en correhuela y malva. En otros países como Brasil o Australia se han detectado muchas más resistencias en diferentes malas hierbas como vallico, grama, etc.

Prejuicios para la salud: ¿es cancerígeno el Round Up?

Hay muchas noticias y artículos en internet que informan sobre los problemas que el glifosato puede causar en la salud humana. Muchas organizaciones como Greenpeace abogan por la prohibición del glifosato alegando motivos de salud. Es importante tener en cuenta que no todos los artículos que se publican tienen una base científica.

Hasta 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificaba el glifosato como producto no peligroso para la salud humana. A partir de 2015 y debido a un estudio de la Agencia para la Investigación sobre el Cáncer, la OMS cambió la clasificación del glifosato a “probablemente cancerígeno”.

Contradiciendo la OMS la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) declaró en marzo de 2017 que no había encontrado pruebas científicas que el glifosato fuera cancerígeno, mutágeno o tóxico para la reproducción.

Algunos estudios invitro han demostrado que el glifosato puede afectar a la producción de progesterona aunque su efecto es menor que el de otros fitosanitarios. Eso hace que haya un debate abierto sobre si considerar el glifosato como disruptor endocrino. Es importante tener en cuenta que la formulación comercial del glifosato incluye otras materias como coadyuvantes y mojantes. En algunos casos se ha demostrado que estas materias son perjudiciales para la salud y probablemente cancerígenas. Por eso, en Europa, a partir de abril de 2017 se prohibieron las formulaciones con ciertos mojantes concretos. Por eso las diferentes empresas productoras de glifosato han hecho nuevas formulaciones, subiendo ligeramente el precio de todos los glifosatos.  

Glifosato y medio ambiente

La Unión Europea ha establecido que el glifosato supone riesgos para el medio ambiente y es tóxico para los organismos acuáticos. Hay varios estudios que confirman estos aspectos del glifosato. Es verdad también que muchos otros herbicidas y fitosanitarios usados en agricultura tienen efectos parecidos e incluso con más intensidad que el glifosato.

Aspectos legales: prohibiciones en el uso de glifosato

En el parlamento Europeo se ha llevado cabo un debate sobre el uso de glifosato varias veces. Algunos países, entre ellos Francia e Italia, que abogan por la prohibición del Glifosato. Otros, como España está contundentemente a favor de seguir autorizando la aplicación de este herbicida.

En abril de 2016 el parlamento Europeo apoyó renovar la autorización al glifosato para que se pudiera seguir usando en la Unión Europea durante 10 años más, hasta 2026. Esta autorización queda restringida a los usos profesionales, dentro de los cuales se incluye la agricultura. Es importante tener en cuenta que la resolución definitiva de la comisión europea aún no se conoce y se puede reducir el periodo de autorización.

Como puedes ver la controversia sobre este herbicida está servida desde hace tiempo. Ten en cuenta que hay muchos estudios pero puede que no todos sean fiables. Las agencias de salud y la Unión Europea tienen en cuenta todos estos estudios antes de tomar decisiones, por lo que no debemos preocuparnos sin motivo.

Recuerda que tienes que apuntar TODAS las aplicaciones de fitosanitarios de tu explotación en el cuaderno de campo. Con Agroptima lo podrás hacer de forma fácil y práctica desde el móvil y sin preocupaciones. Prueba gratuitamente la aplicación de Agroptima desde tu ordenador o desde tu móvil haciendo clic en los  botones de abajo. Además de hacer el cuaderno oficial,  tendrás un control de todas las aplicaciones de fitosanitarios y establecer una rotación de materias activas para evitar la aparición de resistencias.

cuaderno de campocuaderno explotación

+ No hay comentarios

Añade el tuyo