5 tendencias para adaptar tu explotación al cambio climático


Los estudios científicos afirman que la disminución de la producción agrícola con el cambio climático puede llegar a ser del 20%. A continuación te avanzamos las medidas que serán claves para que los agricultores nos podamos adaptar al cambio climático con éxito.

El cambio climático ya es una realidad y la tendencia en los años venideros será que tendremos temperaturas más elevadas y que la falta de lluvias será más habitual de lo que ya es ahora. Es por eso que los agricultores de todo el mundo tenemos que estar preparados para hacer frente a estos retos. Y aunque nuestro objetivo sea el de sacar adelante nuestra explotación campaña tras campaña, procurando sacar el máximo provecho de la tierra, no debes dejar de preguntarte cómo estarán las cosas de aquí 20 o 30 años para anticiparte a los cambios.

A continuación tienes algunas de las tendencias que a nivel mundial serán claves para el futuro de la agricultura.

Investigación y mejora genética: punta de lanza de la adaptación del campo al cambio climático

Los mejoradores vegetales (tanto en empresas como centros de investigación) ya se están poniendo las pilas para obtener y mejorar nuevas variedades de cultivos que sean capaces de tolerar inundaciones, sequías o de producir en terrenos salinos.

La biotecnología y la mejora vegetal tienen un papel muy importante para que la agricultura pueda seguir siendo productiva en todos los sitios, por lo que tendrás que estar atento a las novedades que vayan saliendo.

 

Nuevos cultivos y prácticas agrícolas. Replanteárselo todo de nuevo

Como agricultor, tendrás que ir pensando en qué técnicas es necesario que cambies para adaptarte a este nuevo paradigma. Por ejemplo, la siembra directa será habitual en muchas zonas en las que ahora no lo es, por el simple hecho de garantizar la nascencia de las semillas gracias a la mejor conservación de la humedad del suelo. Otros ejemplos que ya estamos viendo son la plantación de viñedos en zonas montañosas, a más de 1.000 m de altitud, donde antes se hacía impensable poder cultivar estas especies.

Nuevas tecnologías. Como siempre imprescindibles para mejorar la agricultura

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación te serán muy útiles en el futuro. La monitorización del estado hídrico del cultivo, la humedad y la temperatura del suelo en tiempo real, entre otras, son datos que te darán información muy valiosa con la que podrás tomar las medidas que sean necesarias en cada momento para asegurar la cosecha.

Si quieres conocer las últimas innovaciones tecnológicas aplicadas a la agricultura echa una ojeada a este artículo, te gustará!

Convertir en regadío tierras de secano. Una solución costosa, pero necesaria

El agua es un bien muy preciado y a todos nos gustaría que todas las tierras se pudieran regar. Aunque ahora mismo te parezca costoso o difícil que se pasen tierras de secano a regadío, en muchas zonas esta será la única solución para mantener las producciones agrícolas. Por este motivo, las administraciones y organizaciones de productores de nuestro país tienen que ir pensando en futuros desarrollos de nuevos regadíos si queremos seguir teniendo explotaciones productivas.

Pívots en el desierto de Wadi Rum

Modelos matemáticos de predicción. Reducir la incertidumbre

Delante de la incertidumbre del cambio de las condiciones climáticas, los modelos matemáticos de predicción pueden ayudar a decidir qué cultivos van a ser más provechosos en cada situación. Distintos proyectos europeos y mundiales están en marcha para estudiar en profundidad múltiples escenarios climáticos para cada región que van a ser muy útiles a la hora de decidir cómo será mejor adaptar tu explotación a los cambios venideros.

¿Quieres saber más?

La prestigiosa revista de ciencia Nature este mes ha publicado un artículo hablando sobre agricultura y cambio climático. Consúltalo aquí (inglés).

Categories

1 comment

Add yours

+ Publica un comentario