¿Qué es la agricultura de conservación?

¿Qué es la agricultura de conservación?

En la actualidad, es muy común hablar de sostenibilidad, lucha contra el cambio climático y ahorro energético. La agricultura no queda aislada de esta realidad y cada vez más se promueven y se trabaja para una agricultura más sostenible y respetuosa con el medio ambiente: la agricultura de conservación.

La agricultura de conservación nació con el objetivo de fomentar prácticas sostenibles en la producción de los cultivos y ser un instrumento para mejorar la fertilidad de nuestros suelos, el ahorro energético e hídrico y el aumento de la biodiversidad en los cultivos.

En este post vamos a ver el papel de la agricultura de conservación en el mundo, así como sus principios básicos, sus principales objetivos y prácticas.

¿Qué es la agricultura de conservación?

¿Cómo es la agricultura de conservación en el mundo?

La agricultura de conservación es posible en cualquier parte del mundo donde sea posible practicar la agricultura. La agricultura de conservación pretende utilizar técnicas y tecnología actual para llegar a unos rendimientos parecidos, estableciendo prácticas más sostenibles y económicas. Es por este motivo que la agricultura de conservación está presente en todas las zonas del planeta donde se hace agricultura.

¿Cómo es la agricultura de conservación en el mundo?

¿Cuáles son los principios de la agricultura de conservación?

Alteración mecánica mínima del suelo:

La agricultura de conservación pretende crear y regenerar suelos llenos de vida y de microorganismos que sean capaces de realizar de forma natural la fertilización de la tierra. Si labramos la tierra, alteramos las diferentes capas que se forman en el suelo, oxidamos muy deprisa la materia orgánica y eliminamos gran parte de los microorganismos que viven en nuestro suelo. Además, exponemos nuestro suelo a las inclemencias meteorológicas como el viento y las lluvias.

Por este motivo, la agricultura de conservación, fomenta la alteración mínima del suelo y sus diferentes capas, reduciendo al máximo las prácticas de labrado y laboreo.

Cobertura vegetal y orgánica permanente en el suelo:

La agricultura de conservación busca fomentar la fertilidad del suelo y evitar la erosión de nuestro suelo. Para ello, es muy importante favorecer siempre una capa vegetal viva o orgánica permanente. Tenemos que tener en cuenta que la capa más fértil se encuentra en los primeros 15-20 centímetros de la superficie.

Cobertura vegetal

Cobertura vegetal

Diversificación de especies:

Para evitar los monocultivos y la reducción de variedades y especies agrícolas en consecuencia de las patentes de semillas, la agricultura de conservación promueve la diversificación de los cultivos agrícolas en las explotaciones así como el uso de semillas tradicionales y autóctonas de cada zona.

Explotación con distintos cultivos

Explotación con distintos cultivos

¿Qué busca y porque se hace la agricultura de conservación?

Mitigación del cambio climático

Como hemos visto antes, la agricultura de conservación promueve mantener siempre una capa vegetal u orgánica permanente en el suelo. Este punto hace que practicando la agricultura de conservación aumentamos el contenido de materia orgánica de nuestros suelos y en consecuencia sea un reservorio de carbono (captación de CO2 atmosférico).

Además, evitando las prácticas de laboreo también disminuimos las emisiones de CO2 por combustión de gasoil.

Conservación del suelo

Perder tierra por erosión en días de lluvias es perder dinero. El aumento de la materia orgánica y de los microorganismos del suelo incrementa notablemente la fertilidad de nuestro suelo, cumpliendo así, uno de los principios básicos de la agricultura de conservación. En el siguiente gráfico se puede ver como incrementando las coberturas vegetales reducimos la erosión.

Conservación del suelo

Capacidad de retención de agua

Con la agricultura de conservación aumentamos el porcentaje de materia orgánica y la estructura de nuestro suelo. Este hecho hace que el agua de lluvia se absorba mucho mejor (poca escorrentías) y se evapore menos.

Biodiversidad

Actualmente y con el uso de patentes comerciales de semillas, las explotaciones agrícolas han tendido cada vez más al monocultivo de variedades comerciales diseñadas para ser tratadas con productos fitosanitarios específicos que normalmente venden las mismas casas de semillas. En la agricultura de conservación se quiere promover la diversidad de cultivos y el uso de variedades tradicionales.

De esta forma, disminuimos mucho el riesgo de plagas y enfermedades y fomentaremos la fauna auxiliar para combatir una gran parte de estas plagas.

Variedades de maíz tradicionales

Variedades de maíz tradicionales

Ahorro económico y de energía

Labrar menos, fertilizar de forma natural e incrementar la biodiversidad para disminuir plagas, es sinónimo de ahorro de energía (gasoil) y económico (fitosanitarios). La agricultura de conservación también pretende fomentar prácticas sostenibles y económicas.

¿Cuales son las prácticas más frecuentes de la agricultura de conservación?

Siembra directa

Para evitar la alteración mecánica del suelo así como el laboreo y el riesgo de erosión, la agricultura de conservación se acoge principalmente a la siembra directa como su opción más clara para la implementación del cultivo.

Siembra directa

La siembra directa es una práctica cada vez más extendida gracias a la capacidad de los tractores y sembradoras de realizar este trabajo con exactitud y perfección. Esta técnica consiste en abrir un pequeño agujero en el suelo mediante un disco, incorporar la semilla y taparla suavemente.

Esta técnica se realiza encima de los restos vegetales del cultivo anterior o de un abono en verde.

Cubiertas vegetales

Las cubiertas vegetales o también conocidas como “cover crops” forman parte de las prácticas sostenibles en la agricultura de conservación. Su función principal es incrementar la materia orgánica y la fertilidad del suelo así como evitar la erosión del mismo. Existen 4 tipos:

Espontáneas: Dejar crecer la vegetación que nace espontáneamente. Permite poder pasar días de lluvias e incrementar el contenido de materia orgánica en el suelo.

Vegetación espontánea entre filas de cultivos hortícolas.

Vegetación espontánea entre filas de cultivos hortícolas.

Catch crop (o cultivo captador de nitrógeno): Siembra de cultivos exigentes en nitrógeno (colza, raigrás…) para evitar la pérdida de nitrógeno del cultivo anterior. Ejemplo: Maíz → Catch crop → Maíz

Abono en verde: Siembra de leguminosas (habas, soja, alfalfa…) para captar nitrógeno atmosférico (del aire). Se tritura y se siembra encima de los restos.

Floración permanente: Cubierta vegetal permanente que busca tener siempre especies en floración en los distintos meses del año. Siembras de distintas especies muy utilizadas en agricultura de conservación: caléndulas, lobularias, etc. Son una atracción para la fauna auxiliar.

Floración permanente en vid.

¿Cómo puedo gestionar distintos cultivos (extensivos, frutales, etc), tareas, cuaderno de campo…?

La agricultura de conservación busca la diversidad en las explotaciones agrícolas, la eficiencia y por lo tanto el ahorro económico. Para ello es muy importante llevar un control de tu explotación de una forma fácil pero precisa. Agroptima es un programa de gestión agrícola ideal para este tipo de explotaciones, ya que te permite tener un control exhaustivo de tu explotación a nivel agronómico y económica. Ahora lo puedes probar gratis durante 15 días aquí.

 

+No hay comentarios

Añade el tuyo