Agricultura orgánica


La agricultura orgánica tiene su base en la gestión de los cultivos respetando el ecosistema, la protección al medio ambiente y sus repercusiones sociales, mediante la supresión progresiva de insumos, plaguicidas, herbicidas y fertilizantes, medicamentos veterinarios, modificación genética de semillas, irradiaciones, el uso de aditivos y conservantes, etc.

En sustitución de todo lo anterior, se trata de fomentar un sistema de producción que posibilite la salud del llamado agro ecosistema, potencie unos suelos más fértiles para sucesivas campañas agrícolas, evitando que se propaguen enfermedades y plagas, cuidando el ciclo biológico y la actividad del terreno.

Como respuesta a los materiales químicos y sintéticos, se utilizarán métodos de carácter mecánico, biológico y natural.

En cuanto a los productos utilizados por la agricultura orgánica, no siempre se dispondrá de la certificación necesaria.

 

Contenido de la agricultura orgánica siguiendo las partes del proceso productivo

 

  • Acciones de los organismos

En muchos países, como es el caso de la Unión Europea, existen ayudas y subvenciones para el fomento de la agricultura orgánica, con la finalidad de que los bienes y servicios producidos protejan el medio ambiente, la biodiversidad, y se generen productos cien por cien naturales.

 

  • En el ámbito de los mercados

El etiquetado de los productos ofrece la posibilidad de que los consumidores reconozcan a aquellos que tienen un origen plenamente orgánico. De esta forma, mediante las decisiones de compra, la influencia de los compradores es evidente.

 

  • Acción directa de los profesionales de la agricultura

Con respecto a los productores, existe mucha variedad de promoción de la agricultura ecológica, en función de la zona del mundo y de los diferentes países. En muchos casos se utiliza este tipo de agricultura como técnica para mejorar la seguridad alimentaria, o incluso para aminorar gastos en la producción, evitando el uso de productos sintéticos o químicos. En determinados países, los profesionales del pequeño comercio han ido generando sus canales propios de venta de productos orgánicos sin certificar.

 

Producción en la agricultura orgánica

En aquellas zonas que se denominan de “revolución verde”, la productividad de este tipo de agricultura basada en recursos naturales es muy similar al otro tipo de agricultura más moderna y basada en fitosanitarios industriales. En el caso de países muy industrializados, la agricultura orgánica ofrece menos producción. Para las zonas con un sistema más tradicional, de secano, con escasa utilización de insumos de carácter externo, la productividad obtenida a través de la agricultura orgánica puede optimizarse.

 

Diferencias de precios finales

El coste en el mercado de los productos orgánicos que están certificados suele ser superior a los procedentes de otros tipos de agricultura. Entre las razones de esta diferencia de precios están:

  • El coste de producir alimentos orgánicos suele ser superior, porque no es tan fácil producirlos en una economía de escala, y es necesario utilizar más mano de obra.

 

  • En ocasiones, una gran demanda de este tipo de productos orgánicos no tiene la oferta suficiente. No se producen suficientes alimentos orgánicos para satisfacer la elevada demanda existente.

 

  • Al existir volúmenes de productos orgánicos pequeños, en relación con el resto, los costos de comercialización son grandes, y su distribución no es fluida y rápida.

 

Sería muy positivo que la economía de escala unida a técnicas innovadoras, fuera incrementando el flujo, elaboración y posterior comercialización de productos orgánicos, para surtir de forma eficiente el incremento en la demanda de este tipo de alimentos.

+ No hay comentarios

Add yours