Agricultura de precisión: drones, ¿Una herramienta para tu explotación?


En los últimos años, los drones se han convertido en una herramienta de gran utilidad para el monitoreo de los cultivos, especialmente en aquellas parcelas de grandes dimensiones. Pero si no es tu caso, ¿qué otras utilidades puedes obtener de esta tecnología? ¿Merece la pena invertir en la compra o alquiler de uno de estos aparatos?

En este artículo responderemos a estas y otras preguntas con el objetivo de que estés al tanto de las novedades de una de las herramientas punteras de la agricultura de precisión: drones.

New Call-to-action

Drones, una herramienta fundamental de la agricultura de precisión 

La tecnificación del campo ha puesto al alcance de los agricultores una gran variedad de herramientas. Con la tecnología al servicio de la agricultura de precisión (drones, software especializado, geolocalización, etc.) se mejoran los rendimientos y se facilitan las labores y tareas.

En el caso que nos ocupa, la principal labor de los drones es monitorizar las parcelas agrícolas. Para ello, el dron capta imágenes que, tras el tratamiento informático adecuada, son capaces de arrojar datos precisos sobre diferentes aspectos, como:

  • El estrés hídrico de los cultivos.
  • Las deficiencias nutricionales de las plantas.
  • La incidencia en los cultivos de plagas, enfermedades y malas hierbas.
  • El estado de desarrollo y fenológico de las plantas.

Estos datos pueden llevarse en un pendrive al ordenador de a bordo del tractor. De esta forma, el agricultor puede aplicar dosis de agroquímicos (como fertilizantes, plaguicidas y herbicidas) mucho más ajustadas a las necesidades del cultivo y sólo allí donde sea necesario.

Esta optimización en el uso de los agroquímicos supone un ahorro económico y de tiempo, así como un beneficio para el medio ambiente

Los drones agrícolas permiten a los agricultores acceder a una gran cantidad de datos, que pueden utilizarse para mejorar la toma de decisiones y aumentar la rentabilidad de la explotación.

Con la ayuda de los drones se pueden recopilar datos relacionados con los cultivos, el ganado, la calidad del suelo, los niveles de nutrientes, los efectos del clima y las precipitaciones. Con todos los datos se obtiene una panorámica muy precisa del estado del cultivo, pues se basa en datos detallados y muy fiables. 

Otros usos de los drones agrícolas

Los drones agrícolas no quedan relegados a tareas de monitorización. Diferentes líneas de investigación desarrolladas por centros tecnológicos y fabricantes del sector están trabajando en drones capaces de asistir en otros tipos de tareas: la aplicación de fitosanitarios (plaguicidas y herbicidas), abonos, e incluso la recolección.

1. Análisis de suelos

En cualquier momento del ciclo de cultivo, los drones agrícolas pueden usarse para obtener datos muy útiles sobre el suelo. Con los mapas 3D obtenidos por los drones, se puede valorar si existen problemas relacionados con la calidad del suelo o con el manejo de los nutrientes. Con esta información puedes determinar mejor los patrones de plantación o de siembra más efectivos en próximas campañas. La monitorización constante también permite vigilar de cerca los recursos hídricos y la administración de los nutrientes. 

2.  Siembras

Emprender las labores de siembra con drones comienza a ser posible mediante una tecnología nueva y aún poco extendida, que algunas empresas están probando. Algunos fabricantes experimentan con sistemas capaces de disparar semillas hacia el suelo previamente preparado. Con el tiempo, es posible que esta tecnología sea capaz de minimizar el coste de las labores de siembra.

3. Fertilización y fumigación de cultivos

Para obtener rendimientos óptimos, los cultivos suelen requerir de fertilizaciones y fumigaciones periódicas. Tradicionalmente estas labores se completaban a mano, con el tractor o, en áreas muy extensas, incluso con la ayuda de un avión.

De hecho, incorporar depósitos en los drones para que carguen los fertilizantes, plaguicidas y herbicidas que luego apliquen según las necesidades de la parcela, resulta mucho más seguro y rentable que el uso de aviones. Es posible programar el dron para que actúe de forma autónoma ejecutando rutas específicas en horarios prefijados.

Por ejemplo, si se detecta un brote de oídio u otro hongo, se puede tratar el foco inicial con drones. Y dada la velocidad a la que operan, permiten diagnosticar y contener el problema antes de que se extienda. Además, los drones permiten fumigar de forma puntual, lo que resulta un ahorro para el agricultor y un menor impacto ambiental.

4. Mapeo y topografía de cultivos

Una de las mayores ventajas de usar la tecnología de los drones agrícolas es lo fácil que resulta la monitorización a gran escala de los cultivos. Gracias a ellos es posible obtener imágenes en tiempo real y animaciones que recogen la progresión de los cultivos. 

Se trata de datos fiables que brindan una excelente panorámica del estado de los cultivos de la parcela. Con esta tecnología puedes determinar:

  • El estado fitosanitario  de las plantas y del cultivo en general.
  • La distribución de la tierra según el cultivo.
  • La fenología (etapa del ciclo de desarrollo)del cultivo en tiempo real.
  • Mapas GPS detallados del área de cultivo.

5. Monitorización y manejo del riego

A la hora de aplicar el riego, pueden surgir algunos problemas, especialmente cuanto más grande sea la parcela. Los drones equipados con cámaras térmicas pueden ayudar a detectar problemas en el riego, así como determinar aquellas zonas en las que existe un exceso o déficit de humedad mediante sensores de infrarrojos capaces de medir el grado de estrés hídrico de las plantas.

A partir de la información obtenida por los drones, podremos regular el riego para que resulte más eficiente y equilibrado, evitando que en unas zonas se desaproveche agua mientras en otras no llega la suficiente para el desarrollo óptimo de las plantas. Del mismo modo, nos permitirá diseñar sistemas de drenaje que evacúen excesos de agua de lluvia que puedan dañar nuestros cultivos. 

Además de estos 5 usos, podemos añadir una curiosidad. En lugares en los que existe una importante incidencia en el ataque de aves sobre los cultivos, ya se emplean drones para ahuyentar a aquellas especies de granívoras y frugívoras que merman las cosechas . Para ello, los drones destinados a este fin se diseñan con la apariencia de aves rapaces. 

A pesar de todas estas aplicaciones, la tecnología de drones agrícolas todavía debe salvar varios escollos. Por un lado, es necesario desarrollar máquinas lo suficientemente potentes como para transportar cargas pesadas (de los productos a aplicar o las cosechas recolectadas). Por otro, lograr que los drones tengan una mayor autonomía, es decir, que requieran menos interrupciones para el repostaje

Legislación sobre el uso de drones en España

Si decides incorporar a tu tecnología, para una agricultura de precisión, drones con el objetivo de mejorar los rendimientos, debes tener en cuenta que en nuestro país existe una regulación específica para el uso de estos aparatos.

La normativa sobre drones en España se recoge en el Real Decreto 1036/2017. Según esta norma, deben tenerse en cuenta varios aspectos:

  • Es necesario obtener una licencia en el caso de desempeñar una actividad con drones profesionales.
  • Para ello se requiere estar dado de alta como operador en la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea).
  • Además, es obligatorio contar con un seguro de responsabilidad civil.
  • Todos los drones deben tener una placa de identificación.
  • La nueva ley de drones introduce escenarios operacionales que no estaban permitidos hasta su entrada en vigor, regulando su uso, por ejemplo en zonas urbanas y sobre aglomeraciones de personas, en vuelos nocturnos o en vuelos fuera del alcance visual del piloto.

Agricultura de precisión: drones y otros aliados

Como ves, el uso de drones puede abrirte un amplio abanico de posibilidades. La utilidad más implantada en la actualidad es la del monitoreo del estado de los cultivos, pero también puede ser de ayuda para la aplicación de fitosanitarios o el control de aves

Según las características y necesidades de tu explotación, los drones agrícolas pueden ayudarte a optimizar el uso de los insumos en tus cultivos y tener un mejor control de todo el proceso de producción. Ahora bien, dado su alto precio y los requisitos para pilotarlos de forma profesional, una buena solución, si quieres beneficiarte de esta tecnología, es contratar los servicios de empresas especializadas en agricultura de precisión y drones.

Lo que sí puedes probar hoy mismo para explorar de cerca la agricultura de precisión es Agroptima. En la palma de tu mano tendrás la posibilidad de llevar un control exhaustivo de todas las labores realizadas en tus parcelas, los agroquímicos que aplicas, los rendimientos que obtienes, etc. Además, puedes probar la app gratis durante 15 días… ¿A qué esperas para descargártela?

New Call-to-action

+No hay comentarios

Añade el tuyo