La agricultura regenerativa, origen y principios


El concepto de Agricultura Regenerativa emana de la Permacultura. Podemos decir que, mientras la permacultura se aplica a todos los niveles, desde lo pequeño a lo grande, con personas que tratan de mantener, cuando no recuperar, la conexión con el campo y la naturaleza, la llamada agricultura regenerativa se dirige a profesionales del campo, técnicos agrícolas, etc., que abordan proyectos sobre proyectos, a veces de mucha extensión.

 

Origen y principios de la Agricultura Regenerativa

La clave está en una modificación en la percepción de la visión sobre la naturaleza, entendiendo nuestro planeta como un ente orgánico, con vida propia, e incluso con matices espirituales. Se trata de dejar de entender la naturaleza como una lucha entre ella y el agricultor, para comenzar a explorar los caminos para aliarnos con ella, para un beneficio mutuo.

No es simplemente la sustitución de unos productos por otros, sino reformular el sistema, la forma de hacer, pensar y decidir, para que la naturaleza se vaya regenerando a sí misma, y conseguir que los productos BIO o ecológicos sean accesibles para la mayor parte de la gente.

 

Objetivos de la Agricultura Regenerativa

Con los principios y valores de la Agricultura Regenerativa podemos encontrar soluciones a determinadas cuestiones cotidianas, como es el caso de las sequías. Las ventajas que estas buenas prácticas aportan, en este sentido, estarían relacionadas con el mantenimiento de la reserva de agua en la tierra, mejorando su materia orgánica y la fertilidad, así como actuar sobre el CO2, consiguiendo incluso reducir el impacto del cambio climático. Además, con estas técnicas podemos incluso afrontar un futuro sin petróleo.

Si conseguimos desarrollar un suelo vivo, ganaremos en fertilidad y regeneración del suelo y de las comunidades sociales que viven de él, incrementando el nivel de carbono orgánico del suelo, para que retenga más cantidad de agua y sea más fértil, realizando las intervenciones necesarias con la maquinaria apropiada, aprovechando al máximo los recursos tecnológicos, mecánicos, y animales.

La clave es la regeneración

La Agricultura Regenerativa reduce los costes variables y aumenta los rendimientos de las explotaciones, crea más empleo y riqueza, y estrecha los lazos entre las comunidades que trabajan la tierra y viven de ello.

¿Qué fuentes tiene la Agricultura Regenerativa? Entre ellas está la producción de Biofertilizantes, la llamada mico-remediación, partiendo de la Permacultura, de la Agricultura Orgánica y de la Transition Towns, o ciudades en Transición, que se basa en la idea de que la agro-ganadería es el centro de todo el sistema alimentario, social y laboral, de relación con el medio ambiente, etc.

Otras fuentes se basan en la Remineralización de suelos y producción de Microorganismos nativos, la llamada agricultura del carbono, el manejo Holístico, con una nueva planificación más efectiva del pastoreo y un nuevo método para la toma de decisiones, así como el cultivo de cereales en pastos perennes y las denominadas granjas polifacéticas.

 

Un cambio de mentalidad

Si el suelo cultivado nos da de comer y la vida en general, tratemos de conservar su “salud”. Cuidar nuestro suelo es la mejor forma de regenerar el ecosistema, el paisaje y nuestra vida en general.

Las prácticas que se han venido desarrollando en la agricultura tradicional, con abonos artificiales, herbicidas, insecticidas, etc., más que mantener la fertilidad del suelo, lo que han ido consiguiendo es agotarlo, disminuyendo su fertilidad y capacidad de producción. En este círculo destructivo, cada vez se usan más fertilizantes artificiales para que el suelo produzca, con lo que se empeora cada vez más, y se necesitan más fertilizantes. Otra consecuencia de esto es el incremento de costes, debido a esos fertilizantes.

La Agricultura Regenerativa actúa al revés, es decir, alimentando la vida y el ciclo natural del suelo, los microorganismos que lo hacen fértil y sano, con acciones que protejan su estructura, potenciando su biodiversidad.

 

+ No hay comentarios

Add yours