¿Qué es la agricultura tecnificada?


La agricultura tecnificada incorpora diversas tecnologías y soluciones avanzadas que te permiten ser más eficiente. Y hoy en día, para que nuestro negocio agrícola sea rentable, es imprescindible que modernicemos nuestros métodos de producción, ya sea con máquinas más eficientes, control de cultivos por imágenes espectrales, aplicación de fitosanitarios, abonos, semillas con precisión, utilización de programas de gestión u otros medios.

New Call-to-action

Características y objetivos de la agricultura tradicional  

A la agricultura tradicional también se le llama de subsistencia, debido a que, durante siglos, este ha sido su objetivo principal.

Caracterizada por una tecnificación muy rudimentaria, la producción obtenida generaba unos mínimos ingresos y no había una proyección comercial, limitándose principalmente a abastecer al propio agricultor y a su familia.

Las herramientas habituales utilizadas en la agricultura tradicional siempre han sido la azada, la pala y la hoz. Ya en el siglo XX, época en la que se introdujo el tractor, algunos agricultores hacían uso de esta máquina, pero el objetivo seguía siendo el mismo: el autoabastecimiento.

Actualmente todavía se practica este tipo de agricultura tradicional, cuyas características resumimos en los siguientes puntos: 

  • Baja o nula tecnificación. Como mucho, se usa el tractor pero de forma muy básica. 
  • Es característica de propiedades pequeñas, cuya finalidad es el autoconsumo familiar. 
  • A menudo combina varios cultivos pequeños para generar variedad de productos que abastezcan a la familia.
  • Su productividad es baja.
  • Requiere el trabajo permanente del agricultor y, en ocasiones puntuales, de mano de obra. 
  • Tiene una dependencia total de los cambios en factores climáticos. 
  • El agricultor aplica criterios empíricos y tradicionales, que le han sido transmitidos por sus antecesores. 
  • En la actualidad predomina en países en vías de desarrollo en Asia, África y América Latina. 

La evolución hasta la agricultura moderna y tecnificada

En paralelo al desarrollo industrial y tecnológico, la agricultura tradicional ha ido incorporando paulatinamente diversa maquinaria y soluciones enfocadas a maximizar la productividad y la calidad, y a minimizar los costes y el empleo de recursos. Es así como surge la agricultura moderna, que se caracteriza por su búsqueda de la eficiencia. 

Mientras que la agricultura tradicional aspira al suministro del núcleo familiar, la moderna  responde a las necesidades del mercado, al que puede abastecer gracias al incremento de su productividad. 

Las características principales de la agricultura moderna son la siguientes: 

  • Alto grado de tecnificación.
  • Es eficiente gracias a la incorporación del desarrollo tecnológico. Esto supone más productividad y rentabilidad y ahorro de recursos (tiempo, dinero y recursos naturales).
  • Su dependencia de la climatología es relativa aunque presente, gracias a la utilización de tecnologías predictivas.
  • Incorpora máquinas muy avanzadas, como las cosechadoras o los tractores, capaces de trabajar de manera automatizada.
  • Control de plagas y de fertilización mucho más preciso.
  • Su objetivo es abastecer al mercado, de ahí que tenga en cuenta sus necesidades, priorizando la producción de productos más demandados por este.

Como ves, la tecnificación es lo que ha permitido dar el paso desde la agricultura tradicional hasta la moderna. En este sentido, una herramienta imprescindible en este tipo de agricultura tecnificada son los programas de gestión. Si aún no usas uno en tu explotación, te estás perdiendo las numerosas ventajas que estos aportan. 

Programas de gestión agrícola, fundamentales en la agricultura tecnificada 

Los programas o software de gestión agrícola son herramientas fundamentales para las empresas agrarias modernas. Sin ellos, sería muy difícil manejar el volumen de información que se necesita para tomar diariamente decisiones inteligentes. Facilitan la gestión de las explotaciones, haciéndola más sencilla y eficaz. 

A la hora de elegir un programa de gestión, es importante que este se adapte a tu presupuesto y a tus necesidades. Si puedes probarlo, mucho mejor, porque así te cerciorarás antes de comprarlo de que es justo lo que buscas. Estas son las principales ventajas y funcionalidades que te aporta un buen software de gestión agrícola:

  • Permite cumplimentar datos desde el campo y tenerlos siempre disponibles y guardados en tu teléfono móvil, para poder consultarlos desde cualquier lugar.
  • Geolocalización de parcelas según cultivos o variedades.
  • Información actualizada y coordinada con la base de datos del MAPAMA sobre fitosanitarios, semillas y abonos.
  • Plantilla oficial para llevar al día tanto el cuaderno de campo como el de fertilizantes y tenerlo listo para presentar en un solo click.
  • Cálculo automático de costes y de ingresos, lo que permite un control preciso de la rentabilidad de tu negocio agrícola. 

Como ves, la competitividad de tu explotación pasa por apostar por herramientas que hagan más eficiente la gestión diaria y analizar en qué debes mejorar, dónde puedes recortar costes y en qué debes invertir más recursos.

Con el software de gestión agrícola Agroptima puedes hacer esto de forma sencilla. Además podrás tener siempre a mano toda la información sobre tu finca, y estará accesible incluso sin cobertura a Internet.

Para conocer esta y muchas otras ventajas de la que será tu gran aliada en el trabajo diario, ahora tienes la oportunidad de probar Agroptima gratis durante 15 días. ¡Da el paso a la agricultura tecnificada!

New Call-to-action

+No hay comentarios

Añade el tuyo