Aperos más importantes de las máquinas y las principales marcas


La preparación del suelo es una de las labores más importantes para la obtención de cosechas rentables. La clave es adaptar los terrenos para conseguir un mayor rendimiento. Los factores principales son la preparación de la estructura del suelo, aireación y compactación, el aporte de humedad y la materia orgánica.

Las necesidades, tamaño y caracteres de los aperos obligan a realizar una selección según los usos que se va a dar en los diferentes trabajos a realizar y según los tipos de suelos disponibles y cultivos a producir.

 

Aperos para labores primarias y complementarias

 

Subsoladores

Desarrollados para conseguir remover las capas más profundas del terreno sin necesidad de voltear, y de esta forma realizar un saneado del terreno facilitando la penetración de las raíces. Está constituido por una estructura rectangular, mecanismos para el enganche al tractor, unos brazos de fuerte material, resistente, y unas rejas que harán el trabajo en la tierra.

 

Arados de vertedera

Su finalidad es conseguir que el terreno tenga la estructura necesaria para el cultivo,  incrementando el volumen de los poros, la capacidad de almacenar agua, enterrar en las capas profundas restos orgánicos y otros parásitos, sacando a la superficie las capas que estaban debajo en un primer momento. Están formados por un bastidor y unos fuertes brazos sobre los que se sustentan las vertederas y las rejas.

 

Arados de disco

Las labores a realizar son similares que los anteriores, los de vertedera, pero en este caso están más recomendados para suelos secos y duros, con mucha proporción de piedras y raíces. Están formados por discos sujetos a potentes brazos, sujetados por un bastidor.

 

Chisel

Los arados tipo cinceles son más ligeros que los anteriores, y pueden trabajar a una menor profundidad, consiguiéndose diferentes efectos en el suelo en función del tipo de reja utilizado. Los forma un bastidor rectangular con brazos que terminan en rejas.

 

Cultivadores

Los cultivadores se utilizan sobre todo para labores más superficiales y complementarias que los anteriores; tienen la función principal de extraer hierbas, desmenuzar el terreno, conseguir una capa superficial más mullida y preparar el terreno para el riego y posterior abono. Están formados por un potente bastidor con enganche y varios brazos con sus rejas. Los brazos pueden ser rígidos, flexibles, vibrantes, etc.

Grada de discos

Es un conjunto de discos de borde liso con apariencia abombada, montados sobre ejes horizontales e integrados en el bastidor mediante rodamientos. Puede utilizarse para una labor secundaria, y en ese caso se utilizan discos pequeños, o para enterrar residuos en terrenos muy duros, y en ese caso hay que poner discos duros con separación de entre 25 y 30 cm.

 

Tipología

En la selección de los aperos a utilizar, hay que considerar diferentes variables: además de las anchuras de trabajo, pesos de los diferentes aperos, la potencia requerida para que desarrollen toda su función, etc.

Los implementos y aperos agrícolas pueden clasificarse en función del tipo de enganche, de tracción, de labor y el tipo de profundidad de la labor, siendo ésta última la clasificación más habitual.

Como  hemos visto, entre los aperos primarios estarían los discos y las vertederas, el subsolador, el cincel y los rotativos. Entre los implementos secundarios están las rastras de discos, los vibro cultivadores, rodillos, etc., con los que preparar la tierra para la siembra, nivelar el terreno, desmenuzar rastrojos, realizar volteos y arados de poca profundidad, etc.

 

+ No hay comentarios

Add yours