Aspectos a tener en cuenta si necesitas contratar mano de obra


Son diversas las situaciones en las que los agricultores o administradores de explotaciones agropecuarias buscan ayuda adicional para realizar el trabajo.

Contratar personal en el campo tiene unas condiciones muy particulares debido a las características del sector: estacionalidad, variación en cultivos y producción o eventos climáticos son algunos de los factores que condicionan la búsqueda de personal. Conocer este panorama nos ayudará a tomar mejores decisiones a la hora de pensar en contar con una mano extra.

Obligaciones laborales iguales a las demás actividades

Por lo general, los monocultivos son los que requieren del aumento de trabajadores en las fechas de siembra, escardas o recolección, mientras que donde hay rotación de cultivos (principalmente hortícolas y frutícolas) la actividad es más estable a lo largo del año.

Si bien estas características hacen singular la forma en la que funciona el empleo en el campo, el sistema laboral español indica que la relación contractual concede los mismos derechos y garantías que el resto de actividades económicas.

Según el artículo 3 del Estatuto de los Trabajadores, la relación laboral agraria puede regirse por: las disposiciones legales y reglamentarias del Estado, por los convenios colectivos del campo, por la voluntad de las partes manifestada en el contrato de trabajo agrario –siendo su objeto lícito y sin que en ningún caso pueda establecerse en perjuicio del trabajador condiciones menos favorables o contrarias a las disposiciones legales y convencionales antes expresadas-, o por los usos y costumbres locales y profesionales.

Además, debemos tener en cuenta que se denomina trabajador a la persona que presta sus servicios para realiza una función específica, así sea de forma fija o eventual, en una explotación agrícola, ganadera, forestal, mixta o agroindustrial.

La edad mínima para trabajar está fijada en 16 años conforme al artículo 6 del Estatuto de Trabajadores.

Promedio de salarios diarios en España

Luego de conocer las generalidades legales, ahora miremos cuánto nos costaría contratar a un trabajador, según las estadísticas más recientes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Las cifras, expresadas en euros, corresponden al promedio que se pagó en 2015 diariamente a nivel nacional. Encargados y capataces (44,08 euros el día), tractoristas y maquinistas (40,67), pastores (41,78), vaqueros y porqueros (39,82), hortelanos (43,18), peón fijo (37,40), preparador de terreno (48,62), tratamiento de plagas (44,28) y recolección de productos herbáceos (51,83).

La lista completa se puede consultar en la web del Ministerio.

Tipos de salario según variables

Recordemos que el salario es la suma del salario efectivo, el metálico y los complementos que os explicaremos a continuación, pero no contempla los elementos de trabajo como las herramientas manuales o la maquinaria.

Salario metálico

El dinero que percibe el trabajador diariamente en mano, expresado en euros.

Salario efectivo

El dinero que recibe el trabajador sin las deducciones por concepto de seguros sociales, ni similares, pagados por el empresario.

Complementos en especie

Los que recibe el trabajador además del salario metálico diario. Por ejemplo, casa, servicios públicos, participación en la producción, entre otras.

Un dato de interés

El número de trabajadores activos en el sector de la agricultura, ganadería, silvicultura, explotación forestal, pesca y acuicultura asciende a 967.900 personas en el tercer semestre de 2015.

Categories

+ No hay comentarios

Add yours