¿Cómo calcular el número de árboles por hectárea?


Para saber cómo calcular el número de árboles por hectárea, tienes que tener en cuenta un factor fundamental: el marco de plantación, que no es otra cosa que la densidad de los árboles. Vamos, lo juntos o separados que están.

Existen multitud de marcos de plantación, adecuados a la gran variedad de especies arbóreas cultivadas, que veremos a continuación.

La tendencia actual es a intensificar los marcos, incluyendo más árboles por hectárea pero de menor tamaño, fundamentalmente con objetivos de mecanización de la plantación y de facilidad de manejo. Sin embargo, para plantaciones con otras finalidades, como puedan ser las ecológicas o los secanos pobres, se siguen utilizando marcos amplios que también permiten otro tipo de manejo. 

New Call-to-action

¿Qué tipos de marco de plantación existen?

Las dos variables que definen un marco de plantación son la distancia entre los árboles y la forma en la que se distribuyen. Teniendo esto en cuenta, estos son algunos de los más populares:

  • Marco real: imagina una cuadrícula. Pues bien, cada árbol se sitúa en el vértice de cada cuadrado o rectángulo. Es el sistema más usado, ya que resulta muy cómodo al permitir el paso bidireccional de la maquinaria.
  • Cinco de oros: a partir del anterior, se añade un árbol en el centro de cada cuadrado o rectángulo para intensificar o sustituir una plantación. Su gran desventaja es la dificultad para la mecanización.  
  • Tresbolillo: en este caso, la figura geométrica de referencia es un triángulo equilátero, en cuyo vértice se sitúa cada pie de árbol. Permite una óptima distribución de la tierra, sin embargo complica las labores aunque permite el paso en 3 direcciones. 
  • Pata de gallo: consiste en introducir una hilera de árboles en la base de un sistema rectangular. Se añade una fila paralela a una distancia aproximada de 1 a 1’5 metros. 

Para controlar la erosión, que es uno de los factores más importantes en las plantaciones en ladera, existen varios sistemas adecuados, como por ejemplo: 

  • Caballones: pendiente arriba, aproximadamente a 80cm de la fila de árboles y con una altura de unos 40cm. 
  • Mesetas corridas: paralelas a las curvas de nivel. Sobre ellas se colocan los árboles, dejando 1,5 m para el paso de las máquinas y aperos.
  • Terrazas invertidas: se usan en pendientes muy pronunciadas, de más del 15%. El árbol se sitúa en la zona extrema exterior de la terraza. También hay que dejar una anchura mínima de 1’5 m de paso.

¿De qué depende escoger una densidad determinada?

Como norma general, el regadío permite marcos de plantación más intensificados que el secano. La intensificación máxima, solo apta en regadío, posibilita la mecanización de varios procesos.

En los frutales que pueden ser manejados como árboles enanos (modificando su vigor con el portainjertos y controlándolos con la poda), el objetivo es establecer una pared uniforme que maximice el área foliar expuesta a la luz solar y que facilite muchas de las labores a realizar.

Las plantaciones en marcos cuadrados o rectangulares más anchos (6×6, 7×7, 7×3’5, etc.) permiten el desarrollo como unidad de cada árbol. Por ello, es adecuado un marco de plantación que no produzca sombras entre árboles en su fase adulta, para así maximizar también el área soleada. Este es un factor determinante en la productividad de cualquier frutal, ya  que aumenta la capacidad fotosintética y, en consecuencia, la cosecha.

En caso de que existan limitaciones, por ejemplo de escasez de agua o presencia de suelos pobres, conviene hacer marcos más anchos que permitan explotar la tierra de  una forma menos intensiva y favorezcan el buen desarrollo de cada árbol, evitando la competencia por el factor limitante en cuestión.

Cálculo de los árboles que caben en una hectárea. 

Si necesitas saber cómo calcular el número de árboles por hectárea, no te preocupes, ¡Es muy sencillo! Todo lo que tienes que hacer es dividir la superficie que tiene una hectárea, es decir, 10.000 m², entre la superficie que ocupa cada árbol. De este modo obtendrás la cantidad total de ejemplares.

Para hacer este cálculo, primero tienes que saber qué superficie ocupa cada árbol. Para ello:

  • En un marco de plantación cuadrado o rectangular: multiplica las distancias del marco de plantación. Por ejemplo, en un marco de 7×7 cada árbol ocupará 49m². Por tanto, tenemos que dividir 10.000 entre 49, lo que nos da como resultado 200 árboles por hectárea. Del mismo modo, en un marco de 3.5×1, cada árbol ocupa 3.5 m², así que en una hectárea cabrán 2.857 árboles, cifra que resulta de dividir 10.000 entre 3’5.
  • En un marco de tresbolillo: en este caso la operación es más compleja, pues se debe calcular la distancia entre árboles al cuadrado, multiplicando por 0,866. Por ejemplo, en un marco al tresbolillo de 6×6, el área ocupada por cada uno es 6x6x0,866=31,2 m² es decir, en una hectárea cabrán 10.000/31,2=320 árboles.

En el caso de que quieras saber cuántos árboles caben en una parcela concreta, tienes dos opciones:

  • Sustituir el valor de 10.000m² (valor de una hectárea), por la superficie en metros cuadrados que tenga la parcela.
  • Si ya sabes cuántos árboles entran por hectárea, así como el número de hectáreas que tiene la parcela, tendrás que multiplicar el primer concepto por el segundo, y después dividir el resultado entre 10.000. Por ejemplo, en una parcela de 8.750m², si caben 200 árboles/ha, hacemos la siguiente regla de tres: 200×8.750/10.000=175 árboles.

¡Y listo! Ahora ya sabes cómo calcular el número de árboles por hectárea en función del marco de plantación, que es algo fundamental a la hora de planificar un nuevo cultivo.

Recuerda que también es muy importante controlar si tu negocio agrícola te está dando los rendimientos y la rentabilidad que esperabas. Para ello puedes usar Agroptima, que te permite hacerlo de forma muy ágil y sencilla, llevando el control de tus costes desde tu móvil y viendo en tiempo real cuál es el margen económico de tu cultivo.

New Call-to-action
Categories

+No hay comentarios

Añade el tuyo