Cómo evitar el vuelco del tractor


Entre las causas que producen los accidentes más graves en la actividad agraria está el vuelco de tractor. Se dice que es la primera causa de fallecimiento por accidente de los profesionales del sector.

Principales causas del vuelco

Las maniobras que llevan a este accidente pueden ser varias: ya sean vuelcos laterales, o maniobras hacia atrás, en vacío, en carga, sobre terrenos inclinados, frenazos bruscos sin llevar puesto el cerrojo de blocaje del diferencial, y curvas cerradas tomadas con una velocidad excesiva.

Las causas también pueden deberse a no respetar la distancia de seguridad debida entre el vehículo agrícola y las zanjas, o bien orillas de ríos y pantanos, etc.

El trabajo en parcelas de diferente nivel es otra de las maniobras con peligrosidad.

El vuelco hacia atrás suele deberse a una resistencia en el arranque del tractor, o a la hora de arrastrar herramientas agrícolas. De esta forma, el vehículo levantará con más facilidad las ruedas delanteras que las traseras.

También se puede originar este vuelco al transitar marcha atrás por fuertes pendientes, o bien en el transporte de cargas suspendidas en el enganche trasero, tanques pesados, plantadoras, etc.

En estos casos, es fundamental la utilización de contrapesos delanteros.

 

Pautas recomendadas

 

  • Una conducción prudente siempre está recomendada, evitando todo exceso de confianza, y usando el tractor solo para las labores apropiadas para él.
  • Aquellos tractores que no lleven cabina, tendrán que tener, según la normativa vigente, un arco con estructura de seguridad homologado, aportando al conductor el espacio de seguridad idóneo.
    Este arco de seguridad, en el caso de ser abatible, que es lo general, se abatirá solo en el tiempo de las labores.
    Durante el viaje de ida y vuelta, o de tránsito entre áreas de trabajo tendrá que estar en su posición fija.
  • Igual que el arco de seguridad, en el caso de los cerrojos de blocaje del diferencial, también permanecerán bloqueados cuando no se esté realizando la labor agrícola que corresponda.
  • En aquellos tractores que cuenten con cabina, las puertas estarán cerradas, para que el conductor quede protegido y no se vea lanzado al exterior, en los casos de vuelco.
  • Cuando, en el curso de las labores agrícolas, el conductor se encuentre con una resistencia superior a lo normal, por parte del vehículo, es fundamental actuar de forma adecuada, realizando un rápido desembragado, para volver a la suavidad del motor.
  • En las pendientes elevadas, y sobre todo cuando el terreno sea abrupto, toda precaución es poca.
  • Cuando ya se haya producido el vuelco, el conductor debe tener el adiestramiento preciso para actuar de forma adecuada y con la mayor rapidez.
    Si existe en el vehículo arco de seguridad, lo mejor es agarrarse al volante o cualquier otro elemento estable del interior de la cabina lo más fuerte posible, y esperar a que el tractor recupere la estabilidad.
    Hay que tener en todo momento presente que lo más importante es evitar ser despedido y el riesgo de aplastamiento.
    La seguridad del conductor, en esos momentos, será el elemento principal, más allá de pensar en los posibles daños materiales que el vehículo sufrirá a causa del vuelco.

+ No hay comentarios

Add yours