Conoce más sobre electroválvulas para riego


A la hora de instalar un sistema de riego automático, es necesario considerar que muchas de las piezas del sistema estarán bajo tierra. Y por ello hay que evaluar diferentes factores, como un plano a escala de la zona que se va a regar, con las tomas de agua y puntos de luz que existen en dicha zona, qué caudal de agua hay disponible, su presión, la plantación elegida, etc.

El riego automático, características

Lo más recomendable es la utilización de un sistema de riego automatizado. Con él y una correcta programación, el sistema abrirá y cerrará el riego los días y a la hora indicada. De esta forma, cada zona podrá controlarse con un programa diferente, en función de las peculiaridades de lo que se va a regar.

La inversión en el riego automático, un programador y la instalación de electroválvulas para el riego genera un coste. Pero este gasto puede verse compensado y amortizado con el posterior ahorro en agua, un menor tiempo de riego y un máximo rendimiento posterior en la plantación.

Con el riego automatizado, hay gran flexibilidad de horarios. Puede regarse de noche o cuando amanece el día. De esa forma, la presión de caudal en la red de agua suele ser mayor, el viento es menor y el terreno asimila mejor la humedad, porque las temperaturas no son tan altas como en el resto del día. Por ello, las pérdidas en agua evaporada son menores.

 Componentes de las electroválvulas para el riego

  • El cuerpo principal. Se une a la tubería por medio de un enroscado.
  • La tapa se halla en la zona superior de la válvula, fijada al cuerpo por rosca, tornillos, etc. Suele tener integrado un sistema manual de control, que hará posible que el sistema funcione cuando no haya energía eléctrica. También es frecuente que tengan incorporado un regulador de caudal de agua, para distribuir de la mejor forma el riego.
  • La membrana suele tener un material flexible, que facilitará el paso de agua, a la vez que servir de junta de unión de la tapa y el cuerpo de la válvula.
  • El muelle está situado entre la tapa y la membrana, no puede verse desde el exterior de la válvula.
  • Una pieza llamada solenoide está fijada a la tapa de la electroválvula y permite el accionamiento eléctrico de la misma. Existen solenoides para trabajar a diferentes tensiones.

¿Cuál es el funcionamiento de la electroválvula?

 La membrana impide que el agua pase a través de la electroválvula cuando esta no se ha activado. En el momento en que el dispositivo programador de riego envía la correspondiente señal al solenoide, se acciona el solenoide y se libera un orificio situado en la tapa de la válvula, donde se acumula el agua. Esto hace posible que el agua salga en la dirección indicada y con la intensidad programada previamente.

Averías frecuentes de las electroválvulas

Normalmente las averías que se producen en las electroválvulas son eléctricas y mecánicas.

Las eléctricas suelen deberse a que la válvula no abre como debe. El correcto funcionamiento es que el programador mande la señal y el solenoide responda adecuadamente. Si cualquiera de los dos dispositivos falla, la válvula no funciona

En el caso de las averías mecánicas, normalmente se deben a que la válvula no cierra, por la razón que sea.

+ No hay comentarios

Add yours