Cosechadora de cereal: cómo saber si necesitas una


Como todos sabemos las cosechadoras de cereal son máquinas caras. A veces adquirir una puede suponer un gran impacto económico. Por eso antes de adquirirla es importante estar seguro de necesitar realmente una cosechadora de cereal.

Decidir la compra o no de una cosechadora de cereal

En la mayoría de zonas de agricultura extensiva encontramos empresas de servicios agrícolas. Estas empresas en general ofrecen servicios de siembra, aplicación de fitosanitarios, abonado y cosecha. En el caso de la cosecha algunas realizan grandes campañas que abarcan una zona agrícola muy grande. Por eso es importante plantear la contratación de una de estas empresas como alternativa a comprar una cosechadora de cereal.

En este artículo vamos a analizar los puntos a tener en cuenta para decidir cuál es la mejor opción: comprar una cosechadora de cereal o contratar este servicio a una empresa externa.

Factores para decidir si necesitas una cosechadora de cereal

Responder a tres preguntas te descubrirá la mejor opción para ti.

1. ¿Cuánta superficie cosecharás con tu cosechadora de cereal?

Esta es la pregunta básica. Si tienes mucha superficie de cereal comprar una cosechadora es la mejor opción. De esta forma podrás cosechar en el momento que quieras y sin depender de terceros. Al usar mucho la cosechadora de cereal amortizarás la máquina aunque tenga un coste elevado. Esto te permite comprar una máquina de calidad ya sea nueva o de segunda mano.

Hay zonas en las que las explotaciones agrícolas son pequeñas – medianas. En este caso puede que muchos agricultores no tengan cosechadora de cereal propia. Si es tu caso y te estás planteando comprar una cosechadora de cereal, una buena opción es intentar cosechar campos de los vecinos. De este modo la superficie a cosechar es grande y vas a amortizar la cosechadora de cereal.

Es importante tener en cuenta que si cosechas muy poca superficie posiblemente no te puedas permitir una cosechadora nueva. En el mercado de ocasión hay muy buenas ofertas pero tampoco son baratas. Las cosechadoras de cereal baratas suelen tener muy pocos extras además de ser muy antiguas. En este caso es muy recomendable que contrates la siega a una empresa externa.

2. ¿Cómo son los campos que vas a cosechar?

En una explotación con poca superficie y grandes campos es muy fácil encontrar una empresa de servicios que venga a cosechar. Por lo contrario, aunque tengas poca superficie si tienes campos pequeños, de difícil acceso y en los que es necesario maniobrar mucho una empresa externa no es la mejor opción. En este caso mejor comprar una cosechadora de cereal.

Aunque esto que acabamos de mencionar parece contradictorio con el primer punto no lo es. Las empresas de servicios suelen tener cosechadoras de cereal nuevas y grandes. Con cortes grandes de 6 metros o más. Estas máquinas no trabajan bien en campos pequeños y con formas irregulares. Por ese motivo muchas empresas de servicios no quieren trabajar en ellos. Si tu explotación está compuesta mayoritariamente por ese tipo de campos necesitas una cosechadora de cereal pequeña.

Las casas comerciales más conocidas (John Deere, New Holland…) no producen cosechadoras de cereal pequeñas en la actualidad. Por esto, si tus campos son pequeños, tu mejor opción es una cosechadora de cereal de segunda mano. Entre 10 y 20 años atrás hacían cosechadoras de cereal más pequeñas que se adaptaban a tus campos. Éstas ya disponían de ciertos extras como aire acondicionado de gas, tubo de descarga hidráulico, picador de paja, esparcidor de granzas, entre otros.

3. ¿Qué cultivos cosecharás?

Las cosechadoras de cereal permiten segar una amplia variedad de cultivos. Para cosechar algunos de ellos como la colza, el maíz o el girasol es necesario realizar ciertos ajustes en la máquina tanto internamente como en el corte.

  • La colza por ejemplo requiere de un corte especial más largo además de unos cortes laterales para separar plantas, aunque también se puede cosechar con el corte de cereal de invierno.
  • El maíz al tener un grano grande necesita cóncavos internos diferentes a los del cereal.
  • El girasol requiere de un corte especial que sujeta los capítulos.

¡Todo eso se tiene que tener muy en cuenta antes de tomar una decisión!

Las empresas de servicios suelen tener cosechadoras de cereal adaptadas a cosechar los cultivos más frecuentes en su zona. Por lo tanto, si tus cultivos difieren de los más comunes puede que no te los puedan cosechar. En este caso la mejor opción es comprar tu propia cosechadora de cereal con los adaptadores necesarios para tus cultivos.

Como hemos visto, la clave para decidir si necesitas o no una cosechadora de cereal es la amortización de la máquina.

Es importante amortizar todas las inversiones en un periodo adecuado que nos permita obtener beneficios. De aquí se deriva el presupuesto que tienes para ésta. Y el presupuesto limita el tipo de máquina (nueva o de segunda mano) y los extras que puedes adquirir.

Recuerda que el módulo de costes de la aplicación de Agroptima te  permitirá ver la rentabilidad de tu explotación y te ayudará a decidir si te puedes permitir una buena máquina o es mejor contratar el servicio externo. Para más información sobre la aplicación de Agroptima visita agroptima.com.

PRUEBA AGROPTIMA AHORA

Categories

+ No hay comentarios

Add yours