Cultivos de regadío en España: todo lo que necesitas saber

cultivos de regadío

Con casi 4 millones de hectáreas y un 23% del total de la superficie cultivada, los cultivos de regadío crecen cada vez más en España. El cultivo de regadío permite controlar un factor tan clave como el riego, sin la necesidad de depender del agua de lluvia para conseguir unos rendimientos muy buenos a final de campaña. En este post vamos a ver cuales son las principales zonas y cultivos de regadío en España, qué formas de regar hay según cada cultivos y qué ventajas e inconvenientes tiene el cultivo de regadío.

 

Zonas principales de riego en España

El clima y la pluviometría anual es uno de los parámetros más decisivos a la hora de instalar un sistema de riego. Es por este motivo que las principales zonas de riego en España se encuentran en la parte media y sur de la península, donde el clima seco y cálido hace que el riego sea un factor imprescindible para poder ser competitivo en los mercados. 

Si miramos el porcentaje de regadío comparado con la superficie de cultivada total, las comunidades autónomas con el porcentaje de cultivo de regadío más alto son la Comunidad Valenciana, la región de Murcia, seguidas de Cataluña y Andalucía. 

Las comunidades con menos porcentaje de superficie en regadío se encuentran al norte de la península, donde las pluviometrías son muy altas. Asturias es la comunidad con menos cultivos de regadío comparado con la superficie total cultivada, seguida de Galicia, Cantabria y el País Vasco. 

 

New Call-to-action

Tipos de riego según cultivo

Según las características agronómicas de los cultivos existen diferentes formas de regar. No es lo mismo regar un campo de cereal que una extensión de hortícolas o un viñedo. 

Generalmente, en los cultivos de regadío, hay 3 formas de riego en España: 

  • riego por goteo
  • riego por gravedad
  • riego por aspersión

Riego por goteo

El riego por goteo consiste en pasar el agua de riego por mangueras microperforadas donde el agua sale gota a gota. Este tipo de riego se utiliza principalmente en los cultivos de regadío hortícolas, tanto en invernaderos como en extensivos, en función del tipo de planta cultivada. Son ejemplo de ello cultivos de regadío como solanáceas, tales como los tomates, berenjenas, pimientos, brasicáceas como coles, brócolis, etc…

A parte de los cultivos hortícolas o florales, el riego por goteo se utiliza también en cultivos de regadío leñosos, como los frutales o la vid. En estos cultivos, el riego por goteo es principalmente de soporte, en función de la pluviometría de la zona. 

El riego por goteo es el riego más eficiente y con más ahorro hídrico.

Riego por gravedad

cultivos de regadío por gravedad

El riego por gravedad es la forma más antigua de riego que existe. Antes de la aparición de bombas de agua, todos los cultivos de regadío se regaban con este sistema de riego. Este sistema de riego consiste en regar la superficie cultivada a manta, es decir, hacer un recorrido desde el punto de altitud más alto al punto de altitud más bajo.

Este sistema de riego se utiliza principalmente en cultivos hortícolas en extensivo, y cereales como el arroz o el maíz. Generalmente no se utiliza en cultivos leñosos para evitar encharcamientos en las zonas radiculares de los árboles y así evitar proliferaciones fúngicas. 

El riego por gravedad es el sistema de riego que más agua gasta

Riego por aspersión

En los cultivos de regadío extensivos, el sistema de riego más extendido en España es el riego por aspersión. Este tipo de riego consiste en bombear agua a presión por aspersores instalados en el campo a distancias planificadas para regar uniformemente todo el cultivo. También se utilizan sistemas automotrices como los pivotes. 

cultivos de regadío por aspersión

Como comentamos anteriormente, el sistema de riego por aspersión se utiliza para regar cereales como el trigo, maíz, cebada, forrajes, remolacha, etc..

 

Principales cultivos de regadío en España

Los principales cultivos de regadío en España son el Olivo, la Cebada, el Trigo, la Remolacha azucarera, el Maíz, el arroz y los cultivos hortícolas. Estos datos son según superficie cultivada y no en demanda hídrica. 

Ventajas e inconvenientes de los cultivos de regadío

  • Aumento de los rendimientos 
  • Mayor producción y competitividad en los mercados.
  • Aprovechamiento de zonas tradicionalmente muy secas. 
  • Necesidad de inversiones tanto en las instalaciones como en los canales de distribución de agua. 
  • Coste de mantenimiento de las instalaciones así como del control de fauna que puede dañar mangueras o tuberías. 
  • Coste de bombeo en el riego por goteo y aspersión. 

control cultivos de regadío

¿Cómo puedo llevar un control de todos estos cultivos y parámetros? 

Son muchos los parámetros a tener en cuenta en la gestión de los cultivos de regadío. Regar implica un aumento de las producciones pero también de más tratamientos, abonados. Es por esto que la gestión agrícola es un factor clave para minimizar costes y aumentar beneficios.

El papeleo y la burocracia son tareas pesadas de hacer. Con Agroptima todo esto desaparece, y puedes llevar la gestión de toda tu explotación con tu teléfono móvil. Tareas, costes, rendimientos, cuaderno de campo, control de trabajadores…ahora puedes probarlo gratis durante 15 días. 

 

New Call-to-action

1 comentario

Añade el tuyo
  1. 1
    Dario ovalle

    De verdad son muy buenas las ideas q están planteando aqui en este documento es muy buenas ideas para tomar en cuenta para mejorar los cultivo de cada productor

+ Publica un comentario