Descubre aquello que no sabías sobre el riego tecnificado


El sistema de riego tecnificado tiene ese nombre porque combina la aplicación de agua y los fertilizantes, en la cantidad precisa y en el momento más oportuno. En su proceso, una red de tuberías con diferentes emisores, o bien con el método del goteo, van aportando la humedad necesaria en función de la capacidad que tiene el terreno para retener. Pero hay más variables a considerar, la presión, el tipo de plantación, las necesidades de producción, etc.

Ventajas del riego tecnificado

  • El riego se realiza de manera localizada, en los puntos previamente definidos, eficientemente y sin gastar recursos de forma innecesaria.
  • Este método es adaptable a todo tipo de suelo y a las más diversas condiciones tipográficas.
  • A la vez que se riega, se puede controlar todo tipo de plagas, agentes patógenos nocivos y enfermedades, optimizando tiempo y jornales.
  • Utilizando el riego tecnificado evitamos el desarrollo de maleza, las hierbas malas que restan nutrientes a nuestra plantación.
  • El agua se aplica justo cuando la planta tiene necesidad de ello y en el punto concreto, lo que favorece la absorción de la humedad, y por tanto la producción.
  • Como el agua se aplica directamente a la zona, no afecta el que haya demasiado viento en el momento del riego.

Al proceder a tecnificar los métodos de riego tradicionales, disminuye el consumo de agua en las labores agrícolas, con lo que se optimizan los gastos. Además, se obtiene una mayor producción y calidad de la cosecha gracias a un uso eficiente del agua, lo que genera un mejor rendimiento en cuanto a ingresos económicos.

 Factores que condicionan el riego tecnificado

Son muchas las alternativas que pueden considerarse a la hora de considerar la implantación de riego tecnificado. Es frecuente en sistemas de riego más tradicionales desperdiciar mucha cantidad de agua, desde que el caudal sale del depósito central hasta que llega a su destino.

Entre las variables que condicionan el riego tecnificado, está el tiempo y frecuencia con que se desean el riego, análisis de las pérdidas de agua por parámetros de difícil control como el escurrimiento superficial, la pendiente propicia, etc.

 Riego tecnificado por goteo

Normalmente, cuando se habla del riego por goteo este sistema está asociado a riego tecnificado, es decir al agua que se transporta por tubos con la presión ideal. Elementos fundamentales será un método de bomba y un sistema de presurización, que nos facilite la presión necesaria para la distribución del agua.

En cuanto al elemento conductor, podemos elegir entre diferentes alternativas. Suele utilizarse las tuberías de PVC, o de metal. También los canales abiertos, incluso distintos tipos de manguera.

Los elementos y accesorios que se utilizarán en el riego tecnificado es son de gran diversidad. Como vemos, los métodos de riego que más frecuentemente se usan son el riego por goteo, la aspersión y la micro aspersión.

Si la superficie que se va a regar está al aire libre, los aspersores son la opción más eficiente, porque tienen la capacidad de repartir el agua a grandes zonas en un breve espacio de tiempo. Si son cultivos que están bajo techo, como es el caso de los invernaderos, el riego mediante los denominados goteros es más útil y consigue mejores resultados.

+ No hay comentarios

Add yours