El riego por aspersión en el cultivo de la patata

riego por aspersión en el cultivo de las patatas

En este artículo vamos a conocer las principales ventajas del riego por aspersión en el cultivo de la patata respeto los otros tipos de riego. 

La eficiencia en el riego siempre es equivalente a un ahorro de su coste y un aumento del rendimiento final del cultivo. El riego por aspersión en el cultivo de la patata es uno de los sistemas hídricos más eficientes que hay y por ello vamos a estudiar más a fondo qué debemos tener en cuenta a la hora de implantar y utilizar este sistema de riego.

El riego por aspersión: ventajas e inconvenientes respeto otro tipos de riego 

En el cultivo de patatas se utilizan todo tipo de riegos. Veamos cuales son y en qué se diferencian del riego por aspersión.

Riego por goteo

El riego por goteo en el cultivo de las patatas es muy eficiente (90%), como en cualquier otro cultivo. Su inconveniente principal es el coste de las mangueras y de su instalación cada vez que sembramos el cultivo, por lo que resulta menos práctica respecto al riego por aspersión. 

Riego por gravedad

El riego por gravedad es sin duda el menos eficiente (50%) y el que nos puede llevar más problemas de encharcamientos en las plantas. Su principal ventaja es que no requiere de una inversión de instalación muy alta. Esto hace que sea mucho más utilizado que el riego por aspersión en zonas donde hay abundante agua.

Riego por aspersión 

El riego por aspersión en el cultivo de la patata es uno de los tipos de riego más eficiente que existe y el más recomendado. Principalmente hay tres tipos de riego por aspersión en el cultivo de las patatas:

Riego por aspersión con aspersores

El riego por aspersión con aspersores fijos requiere de una inversión inicial pero es muy eficiente a la hora de regar. 

Se trata de una instalación fija en la parcela cuya inversión inicial es alta. Su principal ventaja es la eficiencia en cuanto a la cantidad de agua y la dosis de riego en el cultivo de las patatas. Esto hace que el cultivo crezca uniformemente y se eviten los temidos encharcamientos en zonas del campo. 

Riego por aspersión con pivotes

El riego por aspersión con pivotes no requiere de una instalación tan ajustada como los aspersores fijos pero necesita fincas llanas y grandes. 

Tal y como se puede ver en la fotografía posterior, se trata de un tipo de carro mecánico con aspersores integrados en el mismo. El pívot se mueve circularmente en el campo, ya sea haciendo una circunferencia entera o una semicircunferencia. 

Este tipo de riego permite regar de una forma bastante ajustada toda la superficie de la parcela, evita la instalación de los aspersores y permite trabajar cómodamente con la maquinaria en toda la parcela. 

riego por aspersión en el cultivo de patatas con pivotes

 

Riego por cañones

El riego por aspersión con cañones es el riego más simple entre los tres tipos de riego por aspersión en el cultivo de las patatas. Este sistema de riego es menos eficiente que los otros pero permite regar sin necesidad de grandes instalaciones y puede ser móvil. 

Consiste en un aspersor de gran caudal y una manguera enrollada en una bobina. De esta forma permite regar campos pequeños o irregulares o sin necesidad de hacer una gran inversión. Este tipo de riego por aspersión es menos eficiente que los pivots o los aspersores ya que la dosis de riego es distinta en diferentes zonas de la misma parcela. 

 

Tipo de aspersores y mantenimiento

En los tres tipos de riegos por aspersión se utilizan los aspersores. El aspersor es un emisor de riego que expulsa el agua a presión. Principalmente trabajaremos con dos tipos de aspersores:

Aspersores de largo alcance

Indicados para riegos por aspersión con cañones. Son aspersores pensados para regar a una presión y caudal alto, de esta forma podemos alcanzar una mayor superficie. 

Aspersores de medio alcance

Son aquellos aspersores cuya finalidad es regar una superficie reducida. Son ejemplo de ellos los aspersores de los pivotes o del riego por aspersión con aspersores instalados en la parcela. Este tipo de riego es más eficiente. 

 

¿Cómo hacer un plan de riego por aspersión para el cultivo de la patata? 

El cultivo de patatas tiene unas necesidades hídricas altas. Requiere de un riego frecuente y una capacidad de drenaje en el suelo muy alta para evitar encharcamientos que puedan afectar muy negativamente nuestro cultivo de patatas. 

Para regar correctamente vamos a hablar de varios parámetros a tener en cuenta a la hora de desarrollar nuestro plan de riego para el cultivo de patatas. Veamos a continuación de qué se trata.

Variedad i ciclo de cultivo

La variedad de patata que vamos a sembrar y su ciclo de cultivo (primaveral o tardío) va a influir mucho en las necesidades de riego que tendremos en el cultivo de las patatas. 

patatas en el riego por aspersión

 

Generalmente, las variedades tardías tendrán una mayor necesidad de riego que las variedades o siembras primaverales, ya que el calor del verano aumenta la evapotranspiración y en consecuencia la pérdida de agua en el suelo. 

Momento del cultivo 

En función del momento en que se encuentre nuestro cultivo las necesidades hídricas cambiarán. En el cultivo de las patatas, el momento de más necesidad de riego es cuando las plantas inician la formación de las patatas y sigue con su posterior llenado. 

Tipo de suelo y orografía

En el cultivo de patatas es tan importante el riego que hagamos como la calidad de nuestro suelo. Si disponemos de un plan de riego para nuestro cultivo de patatas pero no tenemos un suelo óptimo, es muy probable que nuestro campo de patatas pase a ser un charco que no permita crecer correctamente las patatas y de lugar a podredumbres y enfermedades. 

 

cultivo de patatas en riego por aspersión

 

Para el cultivo de patatas necesitamos un suelo que drene el agua muy bien para evitar al máximo encharcamientos. Debemos tener en cuenta que nuestra producción está enterrada en el suelo y por lo tanto es muy sensible a podredumbres si el agua de riego no drena correctamente. 

Condiciones climáticas

Como comentamos en el primer punto, la temperatura, la precipitación, la humedad relativa, las horas de viento y de sol repercuten directamente en las horas y dosis de riego del cultivo de las patatas. Es por esto que se recomienda controlar estos parámetros utilizando herramientas de medida propias o bien guiándonos por alguna estación meteorológica próxima a nuestra explotación. 

Dosis de riego

Se estima que la cantidad de agua por metro cuadrado en el cultivo de las patatas oscila alrededor del medio metro cúbico de agua, o el que es lo mismo 5.000 m3 / ha.

dosis de riego - riego por aspersión

 

Cabe tener en cuenta que en un suelo bien drenado, las capas que están más a la superficie son las que se secan más rápidamente. Es importante saber que las patatas se encuentran en estas capas y por lo tanto evitar que las patatas escaseen de humedad. 

 

Gestiona tu explotación de una forma fácil

Para gestionar tu explotación son muchos los parámetros a tener en cuenta. Trabajos, riego, fitosanitarios, cuadernos de campo, control de costes, cosechas, etc… 

Agroptima es una aplicación móvil que te permite gestionar tu explotación agrícola de una forma fácil y práctica, pudiendo anotar las labores desde tu teléfono móvil encima de tu tractor. Ahora puedes probar Agroptima durante 15 días

 

1 comentario

Añade el tuyo
  1. Daniel

    Es muy bueno el artículo, Adriana mi cultivo es meramente de consumo propio pero me encanta y sueño con un pequeño campo.. adelante!!

+ Publica un comentario