¿Compro una empacadora pequeña nueva o de segunda mano?


¿Estás pensando en comprar una empacadora pequeña? Como sabes, cada vez es menos frecuente ver máquinas de este tipo en el campo. El trabajo que hacían, ahora lo llevan a cabo de forma más eficaz las empacadoras gigantes o bien las rotoempacadoras. Sin embargo, ¿sabes que contar con una empacadora de pequeño tamaño puede aportar un valor añadido a tu producción agrícola?

Sectores concretos como las hípicas o las ganaderías de menor tamaño aún demandan pacas pequeñas. Por eso, una empacadora pequeña puede ayudarte a diversificar tus ingresos y llegar a nuevos clientes.

New Call-to-action


Uno de los inconvenientes por los que las empacadoras pequeñas cada vez se utilizan menos, es porque implican dificultad en la recolección de las pacas. Sin embargo, existen máquinas diseñadas para facilitar esa tarea, como por ejemplo, agrupadores de pacas en campo y grapas para cargarlas.

Si te encuentras en la búsqueda de una máquina de este tipo, te estarás planteando qué es mejor ¿comprarla nueva o de segunda mano? Si no quieres equivocarte en tu elección, ¡sigue leyendo!

¿Por qué se caracteriza una empacadora pequeña? 

Una empacadora es una máquina agrícola destinada a la recogida de la hierba seca (heno) y de la paja, y a su empaquetado en pacas prismáticas que permiten su manipulación manual. Las empacadoras trabajan sobre el material previamente hilerado en un cordón.

Hablamos de empacadoras pequeñas cuando la anchura del recogedor, que condiciona la capacidad de trabajo de la máquina, está entre 1.50 – 2 m y la capacidad de empacado entre las 4-6 t/h.

¿En qué debo fijarme al comprar una empacadora pequeña?

La compres nueva o de segunda mano, es importante que tengas en cuenta los aspectos que van influir en la capacidad de trabajo de la máquina y en la calidad de la paca

  • Ancho de pick-up. Es recomendable que esté entre 1,75 – 2 m. 
  • Golpes del pistón por minuto: entre 90-100. 
  • Tipo de prensado: por tornillo o hidráulico.
  • Medida de la paca que sea cómoda y se adapte a tus necesidades.

Empacadoras pequeñas de segunda mano

A la hora de comprar una empacadora pequeña, una buena idea es acudir al mercado de segunda mano, pues este ofrece numerosas opciones, de modo que podrás encontrar máquinas en muy buen estado a un precio menor que comprándolas nuevas.

Entre los modelos que más se ofertan se encuentran las Welger, las Batlle 262 y 363 o las John Deere 359. La disparidad de precios puede ser muy alta, debido principalmente a su estado de conservación. De todos modos, y para evitar disgustos, es muy importante que antes de comprar tu empacadora pequeña, analices bien sus características y realices una revisión de la máquina para comprobar que no te están dando gato por liebre.

Un aspecto muy importante que tienes que considerar es la disponibilidad de recambios. Consúltala con tu taller de confianza o con el servicio técnico de la marca por la que optes.

Empacadoras pequeñas nuevas

Debido a que, como hemos comentado, las empacadoras pequeñas cada vez se usan menos, la oferta en el mercado de primera mano ha disminuido. Sin embargo existen modelos muy interesantes fabricados por marcas poco conocidas.

Merece la pena mencionar las Galligani (del grupo Kvernaland). La gama Galligani 6000 es la más alta de esta marca. Estas empacadoras de la línea 6000 sobresalen en términos de robustez, densidad de pacas y productividad. Están enfocadas a usuarios profesionales que requieren el máximo rendimiento. Cuentan con numerosos accesorios, algunos estándar y otros opcionales, como por ejemplo el sensor de humedad en la pantalla, que permite monitorizar continuamente las condiciones del producto agrícola. 

En cuanto a marcas conocidas que continúan fabricando empacadoras pequeñas, está Massey Ferguson que dispone de un modelo muy interesante y de alimentación central: el MF 1840. A diferencia de las Galligani, cuya alimentación es la típica lateral, esta cuenta con alimentación central. Su eficiencia radica en su capacidad para evitar que el cultivo se gire antes de entrar en la cámara, gracias a que realiza pacas cuadradas muy pequeñas.  

Como ves, aún puedes encontrar empacadoras pequeñas tanto de primera como de segunda mano. Lo importante a la hora de comprarla es que tengas claro el uso que le vas a dar. Si quieres iniciarte o la vas a usar como herramienta complementaria, es mejor que te decantes por una empacadora usada. Eso sí, asegúrate de que esté en buen estado y de que existen recambios disponibles. Si le vas a dar un uso intensivo, elige entonces un modelo como el de Massey Ferguson, pues te permitirá trabajar mejor y a la larga lo agradecerás. 

Elijas la empacadora que elijas, es muy importante que contabilices las pacas que haces en cada campo. Esto es fundamental para saber cuáles han producido más y, en caso de que almacenes los paquetes para auto-consumo, para llevar el control de stock. 

Puede parecer engorroso, pero con Agroptima no lo es, pues te proporciona la manera más cómoda de llevar al día esta cuenta, apuntando los datos desde tu móvil directamente, mientras trabajas desde el campo. 

New Call-to-action

+No hay comentarios

Añade el tuyo