¿Fertilizantes líquidos o sólidos?


Los fertilizantes utilizados por la agricultura profesionalizada suelen presentarse en estado sólido, gaseoso y líquido. Los más utilizados son los líquidos y sólidos.

Lo primero al analizar características de los fertilizantes, ya sea en estado líquido o sólido, es dejar claro que los abonos y los fertilizantes son exactamente lo mismo.

En una segunda fase, hay que considerar que, según el estado físico en el que se presenten los abonos o fertilizantes, así será su aplicación en la plantación o en el suelo agrícola, y también influirá en la integración de los nutrientes en el suelo. Estos elementos nutritivos tendrán características similares, ya sea la aplicación de fertilizantes líquidos, sólidos o gaseosos, aunque podría variar la proporción de cada uno de los nutrientes.

Fertilizantes sólidos

Este tipo de abonos o fertilizantes suelen presentarse en polvo, granulados, macro-granulados, en pastillas, bastones, etc.

 

  • Los que se presentan en polvo se utilizan en el cultivo más tradicional y también en la hidroponía. Se aplican de una forma directa o bien diluidos en agua. El grado de finura del polvo suele variar en función del tipo de fertilizante utilizado.

 

  • Los granulados ofrecen una dosificación más precisa, liberando los nutrientes que contemplan de forma gradual y ayudando a que las operaciones realizadas con ellos sean cómodas y la aplicación, manual o con un equipo apropiado, ofrezca una distribución uniforme en el terreno.

 

  • Macro-granulados. Están formados por gránulos de un considerable tamaño, entre 2 y 3 cm., y van liberando los nutrientes de forma progresiva.

 

  • Los fertilizantes en pastilla son bastante completos.

 

  • Bastones. Se trata de una especie de pinchos de fertilizante concentrado, que van introduciéndose en el suelo y aportando al terreno su contenido, de forma gradual.

 

Fertilizantes líquidos

 

Aplicados directamente o disueltos en agua, consiguen una rápida efectividad, ya que son absorbidos rápidamente. Pueden aplicarse al cultivo antes o después de la siembra y tienen su origen en materiales químicos u orgánicos. En su presentación, pueden encontrarse en el mercado en forma de suspensiones o mezclas y soluciones.

  • Las suspensiones o mezclas están formadas por fertilizante sólido que se ha ido dispersando en un medio líquido.

 

  • Las soluciones contienen elementos nutritivos disueltos en agua de una forma homogénea, con un origen químico, natural o combinado. Estas soluciones pueden encontrarse de forma normal, sin presión, con uno o varios elementos nutritivos disueltos en el agua, y también en forma de soluciones con presión, que necesitan ser aplicadas por equipos especializados.

 

Ventajas de los fertilizantes líquidos

La aplicación de fertilizantes líquidos ofrece alguna ventaja sobre los sólidos. Una de ellas es que el manejo es totalmente mecánico en el caso de los líquidos, lo que puede agilizar las tareas. Además, consiguen un gran rendimiento y una gran uniformidad sobre el terreno.

 

Formas de aplicación de los fertilizantes

Podemos distinguir tres:

 

  • Aplicación al suelo o radicular. El fertilizante se aplica directamente, con el fin de que los nutrientes aportados hagan su efecto lo antes posible.

 

  • Aplicación foliar. Es un sistema de aporte de nutrientes utilizando las hojas como vehículo transmisor. El nutriente es aplicado como si fuera lluvia y los nutrientes son absorbidos de forma inmediata. Con esta técnica, los resultados pueden visualizarse en un corto espacio de tiempo.

 

  • Fertirrigación. En esta técnica, los abonos se disuelven en el agua que se utilizará posteriormente en el riego. De esta forma, se aprovecha el flujo del agua como transmisor de los nutrientes. Esta modalidad supone un ahorro de agua, de energía, y de contaminación ambiental.

+ No hay comentarios

Add yours