Fitosanitarios prohibidos: todo lo que debes saber


Como sabemos, los abonos, fertilizantes y otros aportes fitosanitarios son productos fundamentales para optimizar la producción de nuestros cultivos, en los sistemas más tradicionales, y también en la agricultura ecológica. Hoy vamos a hablar de los fitosanitarios prohibidos.

Pero también son conocidos los efectos no deseados que puede conllevar la práctica habitual del uso de fitosanitarios, tanto para la salud de las personas, y para proteger nuestra biodiversidad y el ecosistema que nos rodea.

Para ayudar a conocer los productos fitosanitarios autorizados por los organismos oficiales correspondientes, cada producto debe estar inscrito de forma previa en el Registro Oficial para Productos Fitosanitarios. Estos datos que van recopilándose en el Registro tienen que llegar de forma precisa a todos los operadores y profesionales del sector.

Consulta del Registro

El apartado de productos fitosanitarios contenido en la web de Magrama aporta cuatro menús diferentes, que van a permitir la búsqueda de cada uno de los productos, según su numeración en el registro, su denominación comercial, la sustancia que produce la activación del proceso, así como los cultivos y las plagas que pueden afectarlos.

Hay que hacer mención a que la información sobre los productos fitosanitarios autorizados y prohibidos tiene modificaciones, y los productos de estos listados pueden variar. Se hace imprescindible, por tanto, la actualización de los datos.

El Registro Oficial de Productos Fitosanitarios se actualiza cada 30 días con el objetivo de ofrecer a todas personas que realicen la consulta la mejor información, para un uso seguro de estos Productos, más responsable y respetuoso con nuestro medio ambiente.

No te pierdas nuestra tabla de herbicidas, en la que podrás comprobar a qué grupo pertenecen los herbicidas que normalmente usas y elegir otros productos alternativos con los que tendrás una mayor eficiencia en tus tratamientos.  

Ejemplos de productos fitosanitarios prohibidos

Recientemente se ha descubierto en Canarias, por agentes de la Guardia Civil, una gran cantidad de los productos fitosanitarios prohibidos, y se ha procedido a denunciar al propietario de los mismos, a causa de las infracciones cometidas según las disposiciones normativas vigentes.

Entre los productos decomisados, que citamos como ejemplos de productos fitosanitarios prohibidos, están: el BELPRON, RUMBRE 50-la, que está clasificado como muy tóxico, KILSEC, clasificado como tóxico, TIRAM-80, considerado nocivo, el acaricida fungicida SULFAPRON-L, que está clasificado como irritante, PRODIMENOL-S, también considerado irritante, el insecticida considerado nocivo CIBELTE, el insecticida tóxico EQUIS, el acaricida considerado tóxico ACARELTE 55, cuya autorización está candelada desde el 2011, el insecticida nocivo CLORIFOS 48 EC.

Procesos de Inspección

La adecuada aplicación de estos productos fitosanitarios exige una distribución homogénea del producto, con la finalidad de evitar efectos nocivos o perjudiciales en la salud humana y el medio ambiente.

De esta forma, los caracteres del equipamiento y la maquinaria de aplicación también tienen que cumplir la normativa en vigor, para que una distribución irregular de los productos de ámbito fitosanitario, así como la existencia de desperfectos, averías o desajustes puedan originar fugas o vertidos de producto de forma indeseada.
Con el fin de cumplir estos requisitos a los que obliga la normativa procedente de la Unión Europea, las Consejerías de Agricultura y Medio Ambiente de la mayoría de las Comunidades Autónomas en España van a integrar, entre sus instalaciones, una serie de Estaciones de Inspección Técnica de Equipos de Aplicación Fitosanitaria (ITEAF), que se convertirán en las entidades encargadas de llevar a cabo las inspecciones técnicas de los equipos.

Objetivos de las actuaciones de inspección:

Cumpliendo con la normativa y la legislación aplicables, serán objeto de inspección los equipos móviles de aplicación de los productos fitosanitarios, pulverizadores hidráulicos, hidroneumáticos, neumáticos y los considerados centrífugos, así como los denominados espolvoreadores. También el equipamiento instalado en el interior de  instalaciones de invernaderos y otro tipo de locales cerrados, así como equipos de aplicación montados a bordo de aeronaves, con la tecnología necesaria para disminuir los efectos de deriva de la pulverización.

La falta de cumplimiento de estos preceptos puede acarrear sanciones económicas para el Estado en cuestión y para la Comunidad Autónoma. Los agricultores que sean titulares de estos equipos fitosanitarios, y que no tengan pasada la inspección técnica correspondiente, incurrirán en una falta tipificada por la legislación de sanidad vegetal.

Recuerda que la app de Agroptima te permite apuntar rápidamente y desde el tractor todas las actuaciones que haces en tus campos día a día. De esa forma llevarás el control de todas las parcelas de forma fácil.

(Fuente imagen: www.magrama.gob.es)

+ No hay comentarios

Add yours