La mejor maquinaria agrícola para el campo


La maquinaria agrícola es la fuerza del campo. Sin ella sería imposible producir alimentos a unos costes razonables. Para un buen agricultor es clave tener las herramientas adecuadas para sacar el máximo partido de la tierra. En este artículo hacemos una lista de la mejor maquinaria agrícola para el campo, no te la pierdas!

Maquinaria agrícola para el campo: las 10 herramientas que no pueden faltar en tu nave!

Después de las tierras, la maquinaria agrícola es lo que supone más capital invertido en una explotación agrícola, sobretodo cerealista o de cultivos extensivos, sin embargo, son un elemento fundamental. Hay 10 herramientas que no deben faltar en la nave de un agricultor, mencionamos a continuación para que no te falte ninguna!

 1. Tractor: La fuerza motriz de la explotación
Si existe una máquina que se identifique de inmediato con el campo, estas son los tractores. Actualmente la mayoría de tractores llevan tracción a las 4 ruedas, y hay infinidad de marcas, modelos y tecnologías. Aún y así, uno de los criterios que prevalece en los agricultores a la hora de escoger un tractor suele ser la confianza y la calidad del servicio técnico que les darán en el concesionario por el que se decidan. Otro buen criterio para elegir tractor es fijarse qué marcas y modelos son premiados en concursos internacionales como el Tractor of The Year. 
2. Grada de Discos: levantando rastrojos y barbechos a toda velocidad
Las gradas de discos son una de las categorías de maquinaria agrícola considerada una maravilla en el campo. Son aperos que con bajo consumo permiten hacer una gran labor del suelo. Son especialmente útiles para labrar barbechos con gran cantidad de hierba o restos vegetales, puesto que su diseño, juntamente al hecho de trabajar a velocidades elevadas hace que no se emboean prácticamente nunca. Tenemos gradas en V, gradas en X, arrastradas, suspendidas etc… Estas últimas son las denominadas Gradas Rápidas, últimamente en auge.
3. Subsolador: descompactar el suelo para facilitar la penetración de las raíces
La compactación del suelo es un problema que va a más, cada vez tenemos equipos más pesados, y con los años la compactación puede llegar a comprometer las producciones de los cultivos. Por este motivo, disponer de un subsolador permite romper la suela de labor y facilitar la penetración de las raíces a mayor profundidad. No es necesario labrar con el subsolador todos los campos cada año, si no que puedes establecer un plan a varios años vista, y cada año labrar unos cuantos campos.
4. Cultivador: una herramienta indispensable
Son una de las herramientas más polivalentes que tenemos. Permiten preparar el lecho de siembra para dejarlo en perfectas condiciones antes de sembrar, así como hacer un buen desherbaje. Dentro de los cultivadores encontraremos una gran variedad, según el sistema de reja, de amortiguación (muelles, pistones, gomas, el propio arco de la pata del cultivador…). Para un cultivador es fundamental que tanto los materiales del chasis como los elementos que forman parte de él sean de una gran capacidad para resistir los esfuerzos a los que se somete durante la labor.
5. Sembradora: implantando el cultivo con precisión
Como dice el refrán, para cosechar hay que sembrar, y las sembradoras son la maquinaria agrícola que nos permite colocar de una forma óptima las semillas que darán lugar a nuestros cultivos. Hay quien todavía sigue sembrando cereales con el “cono”, es decir, una abonadora suspendida, aunque no se considera una muy buena práctica ya que no se consigue una buena uniformidad y se desperdician muchas semillas.
Vale la pena invertir en una sembradora, ya sea convencional, de siembra directa, por gravedad o neumática, de rejas o de discos. En nuestro país tenemos fabricantes de renombre que fabrican sembradoras de máxima calidad y a precios competitivos: Solá, Gil, Aguirre, Lamusa, etc…
6. Pulverizador: protección de los cultivos de forma eficaz
Como maquinaria agrícola, el pulverizador o sulfatadora se ha convertido en uno de los elementos más sofisticados de nuestras explotaciones. Hay mucha gente, que contrata los tratamientos fitosanitarios a terceros, pero es cierto que tener el propio pulverizador te permite tratar tus campos cuando las condiciones son óptimas, y así no dependes de terceros. Igualmente encontramos multitud de equipos: suspendidos, arrastrados, con doble cisterna, etc… Unas de las principales diferencias de esta maquinaria agrícola respeto al resto, es que debe pasar su propia inspección. Es lo que conocemos como la ITEAF, y que es obligatoria desde noviembre de 2016.
7. Rulo o rodillo agrícola
Quizás es una herramienta de la que muchos quieren o pueden prescindir, sin embargo, es fundamental para hacer un trabajo de calidad en determinadas situaciones. Por ejemplo, para ajustar la tierra y el tempero a la semilla después de sembrar, o para estimular la planta en invierno y apretarle la tierra a las raíces. En suelos pedregosos también es un trabajo que los agricultores más cuidadosos hacen cada año para poder segar arranando al suelo y evitando sustos con la cosechadora.
8. Telescópica o pala: indispensable en cualquier explotación
La mayoría de explotaciones tienen un tractor principal para las labores de tiro que demandan más potencia en el campo, y otro de secundario que suele llevar incorporada una pala delantera. La realidad es que el tractor con pala es el que se termina usando casi cada día para labores tan diversas como levantar sacos de semilla, llenar la abonadora, cargar un camión de grano, etc… Una tractor con pala es indispensable en cualquier explotación. Aunque un dilema frecuente en las explotaciones es que si es mejor un tractor con pala o un manipulador telescópico. Hace unos días en este artículo analizamos los pros y contras de cada tipo de maquinaria agrícola.
9. Abonadora
La fertilización es lo que supone más gasto en una explotación agrícola. Por lo tanto, una abonadora en condiciones, moderna y eficaz será imprescindible para no derrochar dinero. Además, cuando fertilizamos es importante que la distribución sea homogénea para que el cultivo se desarrolle en condiciones en todas las partes de la parcela. Algunos agricultores prefieren ahorrarse este apero, y aplicar todo el fertilizante en líquido con el pulverizador que hemos mencionado. Es una opción, pero disponer de abonadora nos permitirá utilizar un abanico más ancho de fertilizantes existentes en el mercado, que no solo los líquidos.
10. Cosechadora
Finalmente, y para terminar con el ciclo del cultivo, la categoría reina de la maquinaria agrícola podríamos decir que son las cosechadoras. Esta maquinaria es menos común de encontrar, puesto que supone una inversión muy fuerte por una herramienta que trabajará 2 o 3 meses al año. Aún y así, muchos agricultores optan por amortizarla haciendo trabajos a terceros durante la campaña de la siega, o bien comprando una de segunda mano.
Todos estos “hierros” son indispensables para tener una explotación agrícola rentable,  pero recuerda que la herramienta esencial que te permitirá ahorrar tiempo y tener todos tus trabajos bajo control es Agroptima.
No te lo pienses más y prueba Agroptima: será la herramienta que usarás más y que podrás llevar siempre en el bolsillo para tener la rentabilidad de tu explotación bajo control.

+ No hay comentarios

Add yours