Los mejores fertilizantes ecológicos


Los mejores fertilizantes ecológicos u orgánicos constituyen la base de la agricultura ecológica. Son clave para mejorar la fertilidad natural de los suelos y obtener agroecosistemas equilibrados que sean capaces de cosechar productos nutritivos, a la vez que evitar plagas y enfermedades.

Si te dedicas a la agricultura ecológica, te conviene conocer bien qué tipos de fertilizantes orgánicos existen y cómo usarlos. ¡Toma nota! 

New Call-to-action

¿Qué son los fertilizantes ecológicos?

Los fertilizantes ecológicos, o abonos orgánicos, son materias de origen vegetal, animal o mixto, que mejoran la calidad de los suelos a los que son aplicados, aportándoles nutrientes, materia orgánica y microorganismos. En función de su procedencia, existen muchas clases de fertilizantes ecológicos, como por ejemplo el estiércol, el compost, humus de lombriz, guano de isla o abonos verdes. 

Ventajas de los fertilizantes ecológicos

El cultivo continuado causa pérdida de nutrientes en los suelos, que pueden ver agotada su materia orgánica. Debido a ello, es muy importante aportársela de forma externa mediante los residuos del cultivo u otro tipo de fertilizantes orgánicos.

Entre las ventajas de los fertilizantes orgánicos, destacan:

  • Están libres de químicos perjudiciales para la flora y la fauna.
  • Además de nutrir el suelo, mejoran su estructura, favoreciendo la retención de agua y el intercambio de nutrientes en las raíces de las plantas.
  • Aunque mejoran la calidad del cultivo en cualquier tipo de suelo, resultan especialmente beneficiosos para aquellos que son pobres en materia orgánica. 

Tipos de fertilizantes ecológicos

A continuación mencionamos los principales fertilizantes ecológicos:

Estiércol 

Básicamente excrementos de animales que se usan para fertilizar los cultivos. Aunque su calidad varía en función de la especie y de otros aspectos, este tipo de abono contiene de media 1,5% de N, 0,7% P y 1,7% K.

Mejora la calidad general del suelo, sobre todo si se usa en una proporción superior a 10/ha al año.

Sus beneficios se ven potenciados cuando se aplica tras la fermentación y con una humedad adecuada del suelo.

Guano de isla

Este fertilizante, usado desde hace cientos de años en América Latina, es un conglomerado de excrementos, plumas, huevos y otros restos de aves marinas. Su contenido en nutrientes es muy alto, pudiendo llegar a tener 12% de nitrógeno, 11% de P y 2% de K. 

Se aplica mediante pulverización, siempre a cierta profundidad para evitar pérdidas de amoniaco.

Humus de lombriz

Este fertilizante resulta de la descomposición de residuos orgánicos por parte de las lombrices. Tiene pH neutro, es inodoro y su textura es similar a la del café molido.

Una de las lombrices que más se usa para este fin es la roja californiana (Eisenia foetida), que se ha adaptado muy bien a los suelos y condiciones climáticas de España. 

El humus de lombriz destaca por su alto contenido en bacterias, lo que lo hace especialmente recomendado para mejorar las propiedades biológicas de los suelos.  

Abonos verdes 

Este tipo de abonos son plantas que se cultivan no para obtener frutos, sino para que funcionen como fertilizantes naturales.

Principalmente se usan leguminosas, como el trébol o la veza, o gramíneas (como la avena o el centeno). Las primeras aportan nitrógeno y las segundas incrementan el contenido de materia orgánica.

La ventaja principal de los abonos verdes es que aportan al suelo gran cantidad de biomasa y de nutrientes tras su descomposición, lo que contribuye a mejorar la estructura general del suelo.  

Compost

Este fertilizante ecológico resulta de la transformación controlada de residuos orgánicos animales y vegetales. También se le denomina “mantillo” o “tierra vegetal”.

Aunque en función del tipo de insumos empleados, presentará mayor o menor calidad, de media tiene 1,04% de N, 0,8% P y 1,5% K.

El principal beneficios del compost es que aumenta el contenido de materia orgánica a largo plazo, liberando los nutrientes lentamente y mejorando las propiedades y estructura del suelo. Además, fomenta su diversidad microbial y su porosidad, lo que favorece la penetración del agua y propicia la formación de humus.

Bokashi

Se trata de un fertilizante orgánico fermentado de origen japonés. Es muy completo, puesto que aporta al suelo tanto macro como micronutrientes fundamentales para las plantas.

El proceso de  descomposición se hace bajo condiciones controladas, obteniendo así resultados a corto plazo.

El bokashi tiene los siguientes beneficios:

  • Activa las rizobacterias responsables del crecimiento de las plantas.
  • Protege a las plantas, ya que debido al calor del proceso de fermentación elimina patógenos.
  • Favorece la penetración de los nutrientes en los suelos destinados para el cultivo.

Fertilizantes ecológicos líquidos

Entre los fertilizantes ecológicos de composición líquida destacan los siguientes:

  • Caldo microbiano de rizosfera: es un líquido que contiene microorganismos habitualmente presentes en la rizosfera (zona circundante a las raíces) de las plantas. Mejora las condiciones físico químicas y biológicas del suelo y produce un aumento de su fertilidad.
  • Caldo súper cuatro: este abono orgánico se prepara mezclando estiércol de vacuno, miel de caña, sulfato de cobre, sulfato de cinc, sulfato de magnesio, bórax, cal dolomita, roca fosfórica, agua y leche cruda.
  • Caldo sulfocálcico: tiene un gran poder insecticida y fungicida, y también actúa como sellante en cortes de poda de leñosos. Se usa principalmente en frutales, viñedos, forestales y ornamentales.
  • Fermentado de estiércol vacuno: hace a las plantas más resistentes y productivas, pues les aporta un funcionamiento más equilibrado. También incrementa el número y calidad de las raíces de muchas plantas, así como su capacidad nutritiva y de resistencia. 

Como has visto, si tienes una explotación ecológica puedes usar numerosos tipos de fertilizantes que son adecuados para ella. Cada uno tiene unas indicaciones específicas, por eso debes elegir el que te resulte más práctico en su manejo  y te aporte los máximos beneficios.

No olvides que con Agroptima vas a tener un cálculo de los costes que puedes aplicar a la elaboración de tus fertilizantes, así como evaluar su eficacia en los cultivos y determinar cuál te resulta más rentable.

New Call-to-action

+No hay comentarios

Añade el tuyo