Evita la pérdida de nitrógeno con abonos ENTEC


Si cultivas cereales de invierno, maíz o colza, los abonos ENTEC te ayudan a evitar la pérdida del nitrógeno. Como sabes, este elemento es fundamental para obtener buenas cosechas, sin embargo se caracteriza por ser muy móvil en el suelo. Esto ocasiona un serie de problemas a los que la tecnología ENTEC pone solución. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo, te lo contamos al detalle.

New Call-to-action

Claves de la fertilización nitrogenada

El nitrógeno es un elemento móvil, es decir, se pierde por volatilización o por  lixiviación. Esto se debe a la acción de unas bacterias llamadas nitrosomas, que producen la conversión del nitrógeno en estado amoniacal -que es el que retiene el suelo-  a nitrógeno nítrico o nitrato.

El nitrógeno nítrico es el más propicio a ser absorbido por la planta, pero a la vez es muy soluble, motivo por el que el suelo no lo retiene y acaba perdiéndose. 

Por este motivo no es conveniente realizar una sola aplicación incluyendo la dosis total que necesita una determinada planta antes de sembrarla. Esto provocaría un exceso al principio del ciclo (cuando menos necesidad hay) y una carencia después, puesto que probablemente el nitrógeno se perdería. 

La estrategia de fertilización con nitrógenos se basa en el fraccionamiento: aportar dosis pequeñas a lo largo del ciclo, especialmente en los momentos de alta demanda. En los cereales, esta tiene lugar a partir del ahijamiento y del encañado, y en el maíz durante el encañado y el espigado. 

En cereales de invierno se realiza abonado de cobertera en primavera, y en maíz a principios de verano. De este modo la fertilización se basa en un abonado de fondo y uno o dos de cobertera.

Inconvenientes de la pérdida de nitrógeno

Las pérdidas de nitrógeno son impredecibles, ya que dependen en gran parte de las lluvias. Cuando estas son copiosas, el elemento se lava y desaparece, pues -como hemos explicado- el nitrógeno nítrico o nitrato es soluble.

Por eso, cuando llueve durante el invierno conviene realizar justo después el abonado del campo, para que el cultivo pueda desarrollarse adecuadamente. 

El problema es que si lo hacemos mientras el campo aún está mojado, la maquinaria puede provocar destrozos en el cultivo, mientras que si esperamos a que se seque, puede que este ya haya sufrido estrés por falta de nitrógeno. En ambos casos, el rendimiento final del cultivo quedará comprometido. 

¿Cómo evitan los abonos ENTEC la pérdida de nitrógeno?

Los abonos con tecnología ENTEC, desarrollada por la empresa EuroChem Agro, incorporan un estabilizador del nitrógeno (DMPP) que inhibe la acción de los Nitrosomas. Estas bacterias, como hemos visto, son las  responsables de transformar el nitrógeno en estado amoniacal a nitrógeno nítrico o nitrato. 

De esta manera, el nitrógeno estabilizado permanece en forma amoniacal en el suelo durante meses y se va transformando en nitrato de forma progresiva, evitando así su pérdida masiva y aportando a las plantas durante un periodo más largo. Esto permite reducir las aplicaciones de abono y hacerlas con mayor flexibilidad. 

Ventajas de usar abonos ENTEC

  • Más flexibilidad en la aplicación en cobertera: en caso de lluvias abundantes, el nitrógeno amoniacal permanecerá en el suelo. De este modo, no pasará nada si no podemos entrar al campo en ese momento, ya que el nitrógeno no se perderá y será liberado posteriormente abasteciendo al cultivo de manera continuada.
  • Menos riesgo en las aplicaciones: con ENTEC evitamos equivocarnos en el momento de la aplicación, ya sea por estar el campo aún mojado o por haber esperado demasiado. Cabe mencionar que, en el caso del maíz con riego, el uso del abono ENTEC es especialmente interesante, pues evita el lavado, aunque la fertirrigación es una solución a ese problema.
  • Mejores rendimientos del cultivo:  gracias a una aportación estable, la planta no sufre ni exceso ni carencia de nitrógeno, por lo que mejora el rendimiento del cultivo.
  • Menor riesgo de contaminación de aguas y adaptación a las normativas medioambientales actuales relativas a zonas vulnerables a la contaminación por nitratos. 
  • Reducción de las cantidades de fertilización nitrogenada  así como las pasadas de abonado.

Como ves, la tecnología ENTEC conlleva varios beneficios, pero solo tú puedes valorar si te compensa usar estos abonos u otros más baratos. Con Agroptima puedes anotar de forma sencilla -desde tu móvil- todas las aplicaciones realizadas en cada parcela y vincularlas con los rendimientos. 

Agroptima te ayuda a tomar decisiones basadas en datos que mejoran la eficiencia de tu explotación, algo que ya saben miles de agricultores en toda España. ¡Únete a la comunidad de agroptimistas!

New Call-to-action
Categories

+No hay comentarios

Añade el tuyo