Todo lo que debes saber sobre las plagas del tomate


A las plantaciones de tomates les puede afectar un conjunto de enfermedades, una plaga y otro tipo de incidencias, sobre todo cuando los cultivos se realizan en invernaderos. En el supuesto de que la plantación se realice en espacios abiertos, suele haber un menor número de problemas.

Algunas pautas

  • Las rotaciones del cultivo del tomate aportan un resultado positivo contra las plagas. Es necesario ir alternando con otras plantaciones a las que la plaga no les afecte de la misma forma.

 

  • Es preciso inspeccionar los cultivos regularmente, para controlar la incidencia de las posibles plagas y enfermedades, con el objetivo de imponer el tratamiento oportuno.

 

  • Los productos fitosanitarios que se apliquen, debe hacerse de forma moderada, teniendo en cuenta que este tipo de pesticidas, además de a los agentes que inciden en la plaga, también eliminan a los enemigos que la naturaleza nos da para combatir a los primeros, es decir, los depredadores naturales que destruyen, a su vez, a los insectos y organismos causantes de las plagas.

 

  • Cuando se ha producido la infección de la planta del tomate, lo mejor es suprimir la parte dañada, así como las malezas. De esta forma, reduciremos las fuentes de agentes dañinos.

 

Plagas del tomate más importantes

A continuación se detallan las plagas más importantes que afectan al cultivo del tomate:

 

  • Pulgón

Los pulgones van generando una colonia, aprovechándose de la savia de las plantas, robando esta sustancia necesaria para el crecimiento de las mismas. Son transmisores de virus.

 

  • Araña roja

Si nos acercamos mucho al área afectada por este ácaro podemos visualizarlo. También con el uso de una lupa observaremos la parte posterior de las hojas de la plantación, que aparecerán decoloradas, con manchas amarillentas o puntos. Con la sequedad y las altas temperaturas se potencia la plaga de la araña roja. Si el nivel de invasión es grande, las hojas pueden desecarse o incluso defoliarse.

 

  • Vasate

En los cultivos cubiertos, en un invernadero, es el lugar donde encontraremos con más probabilidad esta plaga. Las señales indicativas comenzarán por un color oscuro comenzando por los tallos, siguiendo por las hojas, pudiendo llegar a los frutos, desarrollándose desde abajo hacia arriba. Con más probabilidad, al igual que la plaga de la araña roja, con baja humedad y altas temperaturas.

 

  • Mosca blanca

Cuando se ha producido la invasión de la mosca blanca, la larva y los individuos adultos se van alimentando de la savia, lo que va provocando un aspecto débil y amarillento en la plantación. Además, se transmiten virus con mucha facilidad.

 

  • Trips

Una imagen plateada de la parte posterior de las hojas, nos indicará que hay una infección de esta plaga, y los daños se irán produciendo a causa de la necesidad de alimentarse, por parte de los agentes adultos y sus larvas. También se da la transmisión del llamado “Virus del bronceado del tomate”.

 

  • Gusanos del suelo

Este tipo de plaga se irá alimentando de la parte inferior de la plantación, las raíces, y de la parte inferior del tallo, sobre todo en el caso de plantas débiles y jóvenes. Como tratamiento, existen en el mercado diferentes productos de tipo biológico, así como cebos envenenados.

 

  • Nematodos

Esta plaga va entrando en la raíz de la plantación, originando lo que se conoce con el nombre de “batatillas”, que producirá el que los vasos que nutren se vayan obstruyendo, con la disminución del desarrollo natural y el surgimiento de hojas marchitas.

+ No hay comentarios

Add yours