Plantación de arándanos: rentabilidad y características del cultivo


Tradicionalmente, el arándano se recolectaba en su forma silvestre, pues se encuentra en los bosques de coníferas a lo largo del mundo. Sin embargo, la fuerte demanda que se experimenta en la actualidad ha llevado a muchos agricultores a plantar este fruto que ofrece llamativas rentabilidades. 

En España también crece cada año el número de hectáreas dedicadas a su cultivo, y muchos agricultores barajan plantarlo en sus tierras. Si eres uno de ellos, te interesa leer este artículo sobre la plantación de arándanos: rentabilidad y todo lo referente a este cultivo.

New Call-to-action

Arándano: características de la planta y fruto

La planta que produce arándanos es un arbusto cuyas ramas producen a los dos años el preciado fruto. El arándano debe cosecharse a mano, seleccionando el grado de madurez óptimo para ello. En una temporada productiva, cada planta puede producir hasta 8 cosechas.

La planta del arándano se mantiene en reposo vegetativo durante el invierno, de manera que en primavera vuelve a comenzar su ciclo. En zonas tropicales, donde las condiciones climáticas no varían en todo el año, se puede producir de forma continua.

Zonas de cultivo 

En España, el cultivo de arándano se centra en el norte, donde las temperaturas son inferiores a los 25-30 grados. Con temperaturas superiores, entraría en parada. Por lo tanto, no es una planta viable en el clima mediterráneo o continental. Por esta razón, las principales zonas de cultivo se encuentran en Asturias, Galicia y País Vasco.

Características de la plantación

Existen diferentes variedades de arándanos que se adaptan a distintos factores según la zona de producción:

  • El tamaño de las plantas.
  • La productividad de las mismas.
  • Los requerimientos de frío en invierno.
  • La época de floración y producción del fruto.
  • La calidad del fruto.

Estos factores hacen muy difícil generalizar el comportamiento del cultivo. Cada zona de producción tiene unas variedades adaptadas a sus condiciones específicas. Sin embargo, podemos establecer cuáles son las características de la planta de arándano en todas sus variedades. Esa información te ayudará a valorar la plantación de arándanos, dadas su rentabilidad, ventajas y desventajas.

Requisitos agroclimáticos para producir de arándanos

  • Las plantas de arándano son susceptibles a los vientos fuertes. Por la acción del viento, los frutos y las flores pueden caer antes de tiempo. A causa de ello, si quieres plantar arándanos, te recomendamos que te asegures de proteger tu finca del viento si este es habitual en tu zona.
  • El arándano precisa de suelos ácidos (con un pH de entre 4 y 5). Por lo tanto, en la mayor parte de los suelos neutros y alcalinos será necesario completar una enmienda que tenga como resultado el éxito del cultivo. Un buen aliado es el pino, que convive de forma adecuada con el arándano y cuyos residuos puedes aprovechar como mulching (hojas, cortezas, madera…) para acidificar el medio.
  • Son plantas muy susceptibles al encharcamiento. Es decir, necesita suelos bien drenados y, al ser posible, ricos en materia orgánica. Para evitar el encharcamiento, el cultivo en caballones esquiva la acumulacion de agua en la zona basal.
  • Los pájaros también son un problema para la producción de arándanos. Devoran el fruto y provocan graves pérdidas. Se suelen utilizar ahuyentadores o mallas protectoras que, aunque encarecen la inversión, son indispensables para evitar daños significativos.

Plantación de arándanos: rentabilidad para explotaciones comerciales

Las plantaciones comerciales de arándano suelen estar diseñadas con calles de entre 1,5 y 3 metros, con una distancia entre plantas de entre 75 cm a 1 m. Los caballones cubiertos de acolchado, ya sea plástico o materia orgánica proveniente del pino, incluyen también líneas de goteo.

La inversión para poner en marcha la explotación incluye las plantas, los sistemas de entubado, el acolchado, el sistema de riego, etc. Es indispensable contabilizar todas las operaciones realizadas, durante los primeros años, antes de que la planta entre en producción (podas, tratamientos, eliminación de malas hierbas, aplicación de fertilizantes…). 

A partir del sexto o séptimo año se obtiene la máxima producción. Con un buen manejo puede extenderse la producción con los mismos rendimientos hasta los 30 años. Cada parcela tendrá una rentabilidad diferentes en función del éxito agronómico, la complejidad de la instalación y la eficacia de la mano de obra a la hora de cosechar.

Es importante destacar que los arándanos tienen un precio de venta elevado, lo que permite cosechar a mano, y así rentabilizar la operación. Una planta adulta puede producir 4,5 kilos de arándanos, pero a partir del segundo año ya se puede cosechar 1 kilo por planta. 

Es habitual eliminar las flores durante los primeros años para favorecer el desarrollo vegetativo de la planta, así como el crecimiento de las raíces. De este modo, se implanta correctamente y será productiva durante mucho más tiempo.

En España ya se producen entre 10 y 15 toneladas de arándano por hectárea, lo que hace de la producción de arándanos (rentabilidad incluida) una interesante opción. El mayor coste es el de la recolección a mano, pero se rentabiliza por el alto precio de venta.

Conclusiones

Como ves, para tener éxito y alcanzar producciones por hectárea rentables, es necesario tener en cuenta muchos factores. La clave está en tenerlos muy presentes para diseñar la finca de la mejor forma posible, evitando problemas que serán muy difíciles de solucionar con las plantas en producción.

Para tener un informe de todas tus actividades y labores, y obtener cálculos de gastos de forma rápida y sencilla, cuentas con Agroptima. Con la app puedes tener toda la información en tu móvil y optimizar tus recursos para lograr una producción de arándanos y rentabilidad mayores.

New Call-to-action

+No hay comentarios

Añade el tuyo