Poda de la vid: ¿cuándo se podan las parras?

poda de la vid

Cuando llega el invierno y después de la vendimia, muchos agricultores os podéis preguntar cómo se poda la viña, cuando se podan las parras, como puedo mejorar la poda para incrementar los rendimientos de mi viñedo… En este post explicaremos las claves para realizar una buena poda en la vid y así mejorar los rendimientos de nuestra plantación. 

Objetivos de la poda de la vid

Para empezar, vamos a repasar qué objetivos persigue la poda. Para qué podamos y que queremos conseguir haciendo una buena poda en la vid. 

La poda de la vid tiene varios objetivos:

  • Manejo: Con la poda podemos dar forma y estructura a nuestras cepas y así facilitar un manejo de tratamientos, cosecha y trabajos. 
  • Desarrollo de las cepas: Controlar el crecimiento vegetativo de la vid según la variedad y la pluviometría. 
  • Regular la cosecha: Equilibrar la producción año tras año, evitando sobreproducciones y producciones muy bajas. 
  • Equilibrar hojas y racimos: uniformar la cantidad de racimos en las cepas para evitar un sobre acceso que no permita que las uvas crezcan con potencialidad. 

 

Tipos de poda de la vid

Según el objetivo que perseguimos existen distintos tipos de poda de la vid que nos permitirán mejorar el estado de salud de nuestro viñedo y mejorar nuestros rendimientos. Veamos cuando se podan las parras preferiblemente y, según cada casa, como se poda la viña. 

Poda de formación

Durante los dos o tres primeros años de una plantación de vid nueva se realiza la poda de formación. Este tipo de poda de la vid será crucial los primeros años para conseguir una buena arquitectura y morfología en las cepas. La poda de formación consiste básicamente en dar forma y estructura a las cepas para dirigirlas en el sistema de conducción que deseamos. 

De forma general, el sistema de conducción de las cepas busca que haya una buena exposición de los pámpanos al sol y controlar el crecimiento vegetativo para facilitar una correcta ventilación de la vid.

New Call-to-action

En el primer año de formación es importante dejar crecer espontáneamente la cepa para que se desarrolle de forma natural y empiece a enraizar. A partir del segundo año, dirigiremos y equilibraremos los sarmientos para que la cepa tenga dos o tres brazos simétricos donde la savia fluya de la misma forma en todas las ramas.

Dependiendo del tipo de conducción que deseamos hacer en nuestro viñedo la poda de formación se realizará de distintos modos. Hay diferentes formas de conducir la vid:

Formación en vaso: ¿en qué consiste? 

La poda de la vid en vaso busca un sistema de conducción sin ningún soporte mecánico externo, donde la cepa presenta un porte bajo principal y entre 3 y 4 brazos principales (ramas) dispuestos en forma radial. Es el sistema tradicional más usado y simple de formar. 

poda de la vid - poda de formación en vaso

¿Qué ventajas tiene el sistema de poda en vaso?
  • Simplicidad: es la poda de formación más sencilla y simple de hacer. 
  • Coste bajo: al no necesitar soportes mecánicos los costes de este tipo de poda de la vid son más bajos. 
  • Integración: se adapta a todo tipo de paisajes sin necesidad de elementos artificiales presentes. 
Principales inconvenientes de la poda en vaso
  • Rusticidad: este sistema de conducción no permite la mecanización de la poda y la cosecha en el viñedo. 
  • Marco de plantación: marcos de plantación amplios, necesitando más superficie por cepa plantada. 
  • Falta de insolación: la poda en vaso presenta menor exposición y ventilación que otros sistemas de conducción, con lo que se desarrollan problemas fúngicos con más facilidad
¿Cómo se forma una vid en vaso?
  • Año de plantación: en este primer año se deja un sarmiento que se podará a la altura de dos yemas. 
  • Segundo año: de las dos yemas dejadas el año anterior, brotarán dos sarmientos. Se podarán estos dos sarmientos dejando, como en el primer año, dos yemas por sarmiento. 
  • Tercer año: se seleccionarán 3 de los 4 sarmientos que brotarán de las yemas del segundo año. Los 3 sarmientos también se podarán dejando dos yemas por sarmiento. 
  • Cuarto año: La cepa tendrá seis sarmientos que se podarán a dos yemas cada uno. 

 

Poda de formación en espaldera: ¿cómo se hace? 

La poda en espaldera es el sistema de formación moderno de la vid. Este sistema de conducción de la vid presenta un soporte mecánico donde las cepas pueden emparrarse verticalmente, dando lugar a hileras de cepas unidas linealmente. 

 

poda de la vid - poda de formación en espaldera

Ventajas del sistema de formación en espaldera
  • Facilidad de manejo: la poda es sencilla y rápida una vez hay la estructura formada.
  • Mecanización: la poda en espaldera permite mecanizar tanto los trabajos como la cosecha, aumentando de forma muy considerable la potencialidad de producción de los viñedos. 
  • Insolación: la espaldera permite a la cepa captar mucha más irradiación y aireación.
  • Rentabilidad: marcos de plantación más estrechos que permiten tener un número de cepas por hectárea más elevado que en sistemas de formación en vaso. 
¿Cuáles son los principales inconvenientes de la poda en espaldera?  
  • Técnica: la construcción y poda de formación de los sistemas de espaldera requieren de mano de obra especializada. 
  • Inversión: las estructuras mecánicas requieren de una inversión inicial más elevada que la poda en vaso. 
¿Cómo se forma una vid en espaldera?
  • Año de plantación: igual que en el sistema en vaso, se deja crecer libremente la cepa y se deja un solo sarmiento que se poda a dos yemas. 
  • Segundo año: se conserva un sarmiento de una de las dos yemas y se eleva para que llegue al soporte mecánico. Se dejan dos yemas como mínimo. 
  • Tercer año: de las dos yemas nacen dos sarmientos que se curvan y se emparran para formar dos brazos. Se dejan todas las yemas. 
  • Cuarto año: crecen sarmientos de las yemas, se dejan entres tres y cuatro sarmientos por brazo y se podan a dos yemas cada uno.

 

Poda de invierno

Terminada la campaña de la vid y llegado el invierno, las cepas pierden las hojas y la planta empieza su parada vegetativa o latencia. Es justo en este momento, cuando el viñedo se encuentra en el punto óptimo para realizar una buena poda. 

La poda de la vid de invierno tiene como objetivos principales eliminar la madera vieja y preparar a las cepas de vegetación nueva donde crecerán los futuros racimos. 

Sobre cuándo se podan las parras, es importante saber que no podemos empezar a podar si vemos que la planta todavía no ha perdido las hojas y está en parada vegetativa. Antes de llegar a esta fase, las hojas envían todas sus reservas de azúcares a la planta, para que pueda brotar de forma vigorosa en primavera. Es por esto que no podemos empezar la poda de la vid antes de este período. 

Para realizar una buena poda os recomendamos esta serie de consejos:

  • Si tenéis poca mano de obra y muchas parcelas por podar, comenzar a podar una vez terminada la cosecha y que las cepas hayan perdido las hojas.
  • Empezar por los últimos viñedos podados en la campaña anterior. 
  • Empezar a podar las cepas más viejas y dejar las últimas para el final. De esta forma las cepas de menor edad tendrán más tiempo para almacenar azúcares. 
  • Limpiar y afilar las herramientas de corte constantemente, para evitar malos cortes y transmitir enfermedades de cepa en cepa. 
  • Dejar como mínimo dos yemas por sarmiento
  • Retirar los sarmientos de la vid para evitar que sean reservorios de esporas que ataquen la vid en primavera. 

 

Poda en verde de viña 

La poda en verde se realiza después de la brotación de los nuevos sarmientos. La poda en verde de la vid consiste en eliminar un acceso de brotes no fértiles que dificultan un buen crecimiento y desarrollo de la cepa. Son ejemplo de esto, brotes en partes de la planta no deseados, chupones, etc. 

poda de la vid - poda en verde

El objetivo principal de podar la parra en verde es favorecer al máximo una buena ventilación y radiación, así como conseguir un equilibrio en la planta para favorecer el crecimiento sano de los racimos. Además, facilita el manejo de la vid, tanto en la formación de las nuevas plantaciones, como en la poda de invierno y la vendimia de las plantaciones en producción. 

 

¿Cómo puedo mejorar la gestión diaria de los trabajos en la vid?

¿Quieres llevar al día el control de los trabajos diarios de la vid, la mano de obra, los tratamientos realizados, el cuaderno de campo… de una forma fácil y sencilla? Con Agroptima lo podrás hacer. Ahora lo puedes probar gratis durante 15 días. 

New Call-to-action

+No hay comentarios

Añade el tuyo