¿Por qué el acceso a la tierra es el principal problema para los jóvenes agricultores?


El acceso a la compra o arrendamiento de tierras es la principal barrera para los jóvenes agricultores en la Unión Europea. Analizamos en 5 puntos los motivos de esta situación en España.

Además de la dificultad para acceder a más superficie, entre las preocupaciones de los jóvenes agricultores en España también están el acceso a ayudas, subvenciones y a créditos para tirar adelante su actividad agrícola.

¿Por qué es tan difícil para el joven agricultor acceder a más tierras? Un estudio, publicado recientemente, desvela las causas de esta situación en España. Te contamos los factores claves a los que se ha llegado con este estudio:

  1. Durante los últimos años y sobretodo durante la crisis inmobiliaria se ha producido una concentración de tierras. Se ha pasado de una media de 20,73 hectáreas por explotación a 24,56 ha, un 18% más, y esto no ha favorecido el relevo generacional en el campo.

 

  1. A finales de 2010 más del 25% de las explotaciones pertenecían a titulares mayores de 65 años, y más del 61% de más de 55 años, frente a un 4,65% de agricultores menores de 35 años.

 

  1. El elevado precio de la tierra, comparado con su rentabilidad no compensa para realizar una inversión tan grande al joven agricultor. El precio medio de una ha de tierra en España en 2012 era de 9.705 €/ha.

 

  1. Otro factor que influye a la dificultad de acceder a la tierra, es que cuando los agricultores mayores se jubilan, estos siguen con la actividad agraria en lugar de vender o ceder las tierras. Esto explica porqué 933.000 perceptores de ayudas de la PAC en España, un 27% aproximadamente, sean personas ya jubiladas.

 

  1. Finalmente, otra de las razones que dificulta el acceso a la tierra, es que cuando un agricultor mayor deja la tierra, éste la cede a agricultores ya establecidos en su pueblo, ya sea en régimen de arrendamiento o para trabajos puntuales, según el informe.

 


Pasado el tiempo, cuando la familia decide vender las tierras, son estos agricultores quién se convierten en propietarios legales, debido al derecho de tanteo y retracto que pueden ejercer como arrendatarios. Por eso, actualmente, las únicas explotaciones que crecen en superficie son aquellas que ya tienen entre 100 y 200 hectáreas.

Esperamos que esta situación cambie y que aquellos jóvenes agricultores con ganas de ampliar o iniciarse en sus explotaciones encuentren la mejor forma de hacerlo para seguir adelante con su actividad y rejuvenecer el campo.

 

Si eres joven agricultor y quieres llevar una gestión eficiente y moderna de tu explotación agrícola, prueba Agroptima. Con Agroptima ahorrarás tiempo y podrás llevar un control preciso de los costes para aumentar tu rentabilidad.

 

Fuentes:
Diario el Economista (23/05/2016)
Estudio Unión Europea

 


+ No hay comentarios

Add yours