Producción agropecuaria, calidad de exportación


España es el segundo país de la Unión Europea en mayor superficie agrícola, el tercero en producción final y el tercer mayor beneficiario de la Política Agraria Común.

Este panorama le ha permitido tener un equilibrio positivo en su balanza comercial agroalimenticia, es decir que el valor de las exportaciones es superior al de las importaciones.

Las frutas, hortalizas, ganado para carne, leche, huevos (y otros derivados de la ganadería), cereales, aceite y vino conforman cerca del 90 por ciento de la producción agropecuaria de la península.

Además, goza de reconocimiento mundial gracias a la variedad y calidad de sus productos.

¿Qué es lo que más se produce?

Según datos recogidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España, actualmente el primer subsector agrario es el hortofrutícola, que en 2015 alcanzó un valor de 13.200 millones de euros.

El mercado externo se lleva más del 50 por ciento de la producción: 13,1 millones de toneladas. Aunque el principal destino es Alemania, Francia, Reino Unido, Países Bajos y otros países de la Unión Europea, que se quedan con el 92 por ciento de las exportaciones, en total se comercia a 39 naciones diferentes.

Entre los productos que lideran la lista que cruza la frontera están las hortalizas de invernadero (tomate, pimiento y pepino, entre otras), los cítricos, el melocotón y la nectarina.

Importancia de las frutas, hortalizas y ganadería en la economía del país

Como ya os hemos dicho, el hortofrutícola es el subsector agrario principal. Además de abarcar superficies cultivadas de más de 1,5 millones de hectáreas y representar cerca del 40 por ciento de toda la producción agraria, con más de 24 millones de toneladas anuales, esta actividad también genera el 50 por ciento del empleo agrícola (400 mil puestos fijos y 100 mil indirectos).

Por su parte, la ganadería también ocupa un lugar principal en la producción agropecuaria española, siendo el sector porcino el que más aporta, seguido del vacuno, las aves y el ovino-caprino.

Esta industria maneja cifras superiores a los 21.160 millones de euros anuales, genera empleo directo a más de 80 mil personas, exporta más de 1,5 millones de toneladas de productos frescos, y su consumo local asciende a 2.431,3 millones de kilogramos.

Exportamos más que productos

La producción agropecuaria también es una actividad estratégica para el país, pues además de las cifras que ya hemos visto, tiene la función de proporcionar alimentos sanos y seguros a los 46 millones de españoles, a los más de 65 millones de turistas anuales y a los consumidores de todo el mundo que demandan los productos.

Por eso, tal y como recita Marca España para describir las características de este sector que sirve como embajador ante el mundo,  “los aceites, frutas y verduras, carnes, pescados, vinos y cervezas producidos y elaborados en nuestro país gozan de enorme prestigio en todo el mundo por su alta calidad”.

Pese a que la agricultura y ganadería aporta tan sólo el 2,7 por ciento del PIB español, muy por debajo de la industria y energía (15,6) construcción (10,1) y servicios (71,6), es una de las mejores cartas de presentación más allá de las fronteras.


+ No hay comentarios

Add yours