Qué tractor comprar: lo que debes tener en cuenta


Resulta complicado encontrar en la red una respuesta concreta que esclarezca, sin dar demasiados rodeos, la duda de qué tractor comprar. Quizás la primera pregunta deba ser ¿Para qué vas a utilizar tu tractor? La elección de la maquinaria de trabajo dependerá de las cualidades que necesitamos que tenga y del uso que vayamos a darle.

Una vez establecidas las necesidades, es probable que encuentres varias alternativas. Entonces, antes de decidirte, es importante tener en cuenta algunos detalles del tractor en los que deberías fijarte pues condicionarán el precio y las prestaciones. Aquí te contamos algunas características básicas en las que deberías pararte a pensar antes de firmar la compra de tu tractor:

Claves para determinar qué tractor comprar

Algunas de las cuestiones que se nos vienen a la cabeza a la hora de decidir qué tractor comprar son factores por ejemplo como el motor, la potencia o la transmisión. Te contamos a continuación en qué factores debemos fijarnos. ¡Toma nota!

Tipo de tarea

Como ya habíamos indicado, el primer paso debe ser determinar qué labores realizaremos con el tractor. Por ejemplo, si debes hacer mucho transporte por carretera, necesitarás un vehículo más rápido, como los isométricos; si necesitas un tractor con alta velocidad y buena capacidad de arrastre, el Fastrac de JCB puede ser una gran elección, que además tiene tracción a las cuatro ruedas y suspensión con autonivelación.

Otro ejemplo es que para trabajar en fincas de frutales o viñas será necesario un tractor estrecho, cuyas dimensiones permitan el paso entre estrechas calles de cultivos leñosos; plantaciones específicas como las de arroz necesitarán tractores zancudos, que tienen una distancia libre al suelo superior a 1.000 mm.

Potencia

Es posiblemente el primer factor a considerar después de determinar el tipo de tarea. En general, para las labores agrícolas se prefieren mayores potencias.

Es necesario ser realista con la potencia que necesitas en tus aperos, ya que los precios de los tractores se mueven entre los 400 y 500€/CV. Así que ajustarte bien a la potencia adecuada a tus necesidades te puede ahorrar mucho dinero.

Existen en el mercado modelos muy versátiles aptos para siembra, pulverización, tracción de equipos y otras labores con potencias intermedias. Y también otros tractores más especializados que requieren de grandes potencias y tendrán un mayor coste.

Transmisión

Es una característica que ha evolucionado mucho en los tractores y debemos tenerla en cuenta. La transmisión se encarga de conducir la potencia generada en el motor a las ruedas, los sistemas hidráulicos y la toma de fuerza.

La mayoría de las marcas de tractores prefieren fabricar sus propias cajas de cambios, principalmente incorporando la transmisión sin escalones o infinitamente variable, conocida como CVT.

Otro tipo de caja de cambios es la que permite pasar de una marcha a otra sin interrumpir la transmisión de potencia entre el motor y las ruedas y se denomina bajo carga. Un ejemplo es la transmisión Powershift que permite cambiar rápidamente de velocidad sin tener que usar el embrague.

Para trabajos con mucha demanda de potencia convendría usar el sistema Powershift. Sin embargo, si el trabajo del tractor requiere poco nivel de carga o es necesario mantener la precisión de la velocidad de avance, mejor el sistema CVT.

Suspensión

Cuando nos referimos a la suspensión en el tractor podemos referirnos a la suspensión del propio vehículo lograda con los neumáticos o los ejes, la suspensión de la cabina o la del asiento. Es un factor a tener en cuenta, ya que entra en juego la comodidad del operario.

Sistema ISOBUS

Se trata de un conjunto de líneas de comunicación que conectan entre sí sensores y los distintos dispositivos del sistema de control electrónico del tractor. El ISOBUS te permitirá controlar en una sola pantalla todos los aperos que quieras conectar. El objetivo principal es estandarizar la comunicación entre tractores y aperos para que sean totalmente compatibles. Por eso, la gran ventaja de ISOBUS es que es que permite conectar maquinaria de fabricantes distintos.

Hoy por hoy, muchos tractores llevan esta tecnología de serie, pero no está de más asegurarte de que tu maquinaria está preparada con sensores que aprovechen al máximo la tecnología ISOBUS. Contar con ella implica el beneficio añadido de tener toda tu información agrícola sincronizada. De esta forma, puedes tener digitalizados datos sobre eficiencia y rendimientos de maquinaria, así como mapas de trabajo que puedes gestionar desde un solo lugar.

Como has podido comprobar, contestar a la pregunta de qué tractor comprar no es una tarea sencilla, por una parte porque no es algo que debas hacer a menudo, y por otra dado el desembolso de dinero que supone. Para asegurarte de que vas a amortizar la inversión lo mejor es tener un control de tus costes agrícolas. La app de Agroptima te ayudará a ello, además de facilitarte la tarea de gestión de tu explotación en la que tu nuevo tractor jugará un papel importante. ¿Te animas a probarla?

+No hay comentarios

Añade el tuyo