¿Qué debo tener en cuenta al rellenar el cuaderno de campo del MAGRAMA?


Si cumplimentar el cuaderno de campo del MAGRAMA (actualmente MAPAMA) supone un quebradero de cabeza para ti, ¡No te preocupes más!

En realidad, no es tan complejo como parece. Solo tienes que tener muy claros algunos conceptos. Por eso, en este artículo te explicamos al detalle los puntos más importantes que tienes que rellenar, y te damos varios trucos para que puedas llevarlo al día a la vez que estar tranquilo en caso de inspección.

¿Existe un modelo oficial de cuaderno de campo?

Sí, queda recogido en el propio Real Decreto 1311/2012, en el que se enumeran todas las partes obligatorias que debe tener (parte I del Anexo III).

Para facilitar las cosas, el MAGRAMA proporciona un modelo de cuaderno de campo armonizado para todas las comunidades autónomas. Este ha sido adoptado por algunas administraciones autonómicas, mientras que otras han propuesto uno propio. Pero todos tienen en común que contienen los puntos obligatorios que pide el RD 1311/2011. Vamos a ver cuáles son a continuación. ¡Toma nota!

¿Cuáles son los puntos imprescindibles del cuaderno de campo del MAGRAMA?

Todos los agricultores tenemos que llevar un cuaderno de campo actualizado sobre el uso sostenible de fitosanitarios desde que se aprobó el RD 1311/201.

El objetivo de este decreto es registrar las aplicaciones que realizamos y tener a mano la trazabilidad de las cosechas que cultivamos. Nos lo pueden exigir en cualquier momento para comprobar que cumplimos con la condicionalidad de las ayudas de la PAC. Tenerlo sin actualizar o mal cumplimentado acarrea sanciones. Para que esto no ocurra, estos son los puntos que tienes que rellenar en tu cuaderno:

Información general de la explotación

En este punto tienes que detallar datos básicos de la explotación, como el titular, su representante, el número de inscripción al registro de explotaciones y la dirección.

Algunos tipos de explotación, no todos, tienen la obligatoriedad de tener un asesor en Gestión Integrada de Plagas. Si es tu caso, debes incluir sus datos en este apartado. Puedes comprobar aquí los cultivos obligatorios que son objeto de asesoramiento por parte de un técnico en GIP.

Datos de aplicadores y maquinaria

En esta sección tienes que rellenar todos los datos de aplicadores de la explotación, tanto propios como de empresas externas. Para ello, indica el número de carné fitosanitario y el tipo.

Respecto a la maquinaria, incluye solo la que realice aplicaciones de fitosanitarios. Esta es una información importante, pues permite comprobar que las inspecciones de los equipos están al día. Los datos que tienes que aportar son los siguientes: número de inscripción al ROMA (trámite gratuito), fecha de la última inspección y fecha de adquisición de la máquina.

Datos medioambientales de las parcelas

Hay que recordar que el cuaderno de campo del MAGRAMA es, al fin y al cabo, una herramienta de control medioambiental. Por eso, este apartado es también importante. Aquí debes incluir los datos identificativos de pozos y masas de agua de la explotación y, en caso de disponer de ellas, las coordenadas UTM.

Datos identificativos de las parcelas

Este es un apartado esencial, pues sirve para referenciar todos los campos de acuerdo con el código SIGPAC. Rellenarlo puede presentar algunas dificultades, puesto que los recintos SIGPAC muchas veces no tienen nada que ver con los campos reales. Esto ocurre porque un campo real puede incluir varios recintos, por eso apuntar las aplicaciones de fitosanitarios y dosis realizadas en cada uno de ellos puede suponer un verdadero dolor de cabeza.

Registro de los tratamientos

Este es otro aspecto clave del cuaderno de campo del MAGRAMA, pues recoge la información sobre todas las intervenciones químicas, ordenadas por fecha. Hay que indicar lo siguiente:  

  • Tipo de plaga.
  • Superficie tratada.
  • Dosis.
  • Justificación del tratamiento.
  • Nombre comercial del producto.
  • Número de registro.
  • Eficacia del tratamiento.

En cuanto al número de lote de los productos, la normativa no exige introducirlo para los agricultores individuales, aunque nunca está de más ponerlo. En cualquier caso, para trabajos a terceros sí que es obligatorio hacerlo constar.

Registro de cosecha comercializada

Este punto aporta la trazabilidad de los alimentos a auditorías  y administración, por lo que también es muy importante. Es una de las páginas que más dudas genera a la hora de rellenarla, pero lo único que tienes que hacer es un listado de todas las facturas de cosecha comercializada. También debes indicar:

  • Las parcelas de origen.
  • El producto cosechado.
  • Los datos del cliente al que le has vendido la cosecha.
  • La cantidad de kilos, unidades o toneladas.

Otros aspectos

Además de las aplicaciones de fitosanitarios, en el cuaderno de campo del MAGRAMA también hay que apuntar todas aquellos escenarios en los que se utilicen biocidas en la explotación: desinfección de almacenes, medios de transporte, y principalmente, el tratamiento a la semilla. Aunque esta sea de compra y venga certificada, es conveniente anotar qué productos se han aplicado y qué dosis.

Por último, recuerda que siempre tienes que tener el cuaderno de campo actualizado, y que debes conservarlo durante al menos 3 años.

Como ves, rellenar el cuaderno de campo no es misión imposible. Además contamos con una gran ventaja: el MAGRAMA permite llevarlo en soporte digital, y hoy en día tenemos aplicaciones que facilitan muchísimo el trabajo. Por eso te recomendamos que busques una que esté específicamente desarrollada para este cometido.

También es muy importante que te permita trabajar sin cobertura desde el campo, simplifique el SIGPAC en campos reales (esta es una tarea realmente tediosa) y que tenga actualizados los productos fitosanitarios del MAGRAMA. Agroptima hace todo esto y mucho más. Pruébala gratis y verás lo sencillo que es llevar tu cuaderno de campo al día a partir de ahora.

+No hay comentarios

Añade el tuyo