¿Qué es la solarización de suelos?


En su concepto, la solarización de los terrenos es un sistema de desinfección consistente en tapar los suelos húmedos mediante plásticos transparentes en los días más calurosos, para aumentar su temperatura gracias a los efectos de las radiaciones solares.

De esta forma, los efectos del sol penetran atravesando el plástico y se transforman en calor, lo que provocará modificaciones físicas, químicas y biológicas, que van a conseguir la destrucción de la mayoría de agentes nocivos para la plantación.

Este tratamiento puede durar en torno a los 50 días.

 

Elementos para la solarización

Se trata de un método tradicional, que se lleva a cabo desde la antigüedad, que usaremos para calentar los suelos del cultivo y erradicar insectos, bacterias agresivas, algunas semillas hongos y maleza.

El primer paso para llevarlo a cabo es contar con un espacio donde la luz del sol sea intensa. Además, necesitaremos una buena cantidad de plásticos y utensilios para regar.

Las dimensiones de los materiales para la solarización deben ser del total de las medidas del invernadero, es decir, deben cubrirlo totalmente, para que el proceso sea plenamente efectivo.

Además de las camas de la plantación, se irán desinfectando los pasillos.

 

Previo a la colocación de los plásticos

Antes de proceder a la colocación del material transparente, es necesario realizar las labores precisas para que el terreno esté bien desmenuzado y cuente con la idónea aireación.

En una segunda fase colocaremos las mangueras y los diferentes elementos para el riego, incluyendo en los pasillos.

Lo mejor es introducir debajo de la tierra las mangueras para que no de dañen al colocar el plástico.

Los dispositivos para el riego deben revisarse bien para comprobar que tienen la presión adecuada y no hay fugas. Todo debe estar correctamente instalado antes de proceder a colocar los plásticos. Estos deben quedar limpios, con la mínima tierra por encima de ellos, y tensos.

 

La humedad necesaria

Cuando hayamos colocado los plásticos transparentes, el terreno tiene que tener la humedad necesaria. Por ello, una vez colocados, regaremos sin producir encharcamiento las camas de la plantación e incluso los pasillos.

Con el control de la humedad se potencia el proceso en que se germinan las semillas y las condiciones más favorables para que se desarrollen los hongos y las bacterias.

El vapor que se va produciendo posibilitará el incremento de las temperaturas.

Además, el  vapor generado ayuda a aumentar la temperatura. El proceso de solarización debe perdurar el mayor tiempo posible y como mínimo 40 días.

 

Otros condicionantes

  • El espacio estará bien preparado, sin elementos residuales de otras cosechas o maleza, que podrían impedir la colocación del plástico o incluso provocar fisuras en él.
  • Además de transparente, sin pigmentaciones, los plásticos deben ser delgados, para facilitar la transmisión de la radiación solar, y una mayor temperatura.
  • Existe una modalidad de solarización que es la que se realiza por bandas, con menores costes que la efectuada sobre el total del área. Pero hay riesgo de infección en el espacio tratado.
  • La colocación de los plásticos puede efectuarse de forma manual o mecánica. En todos los casos es necesario evitar bolsas de aire que retrasen el calentamiento de la superficie a cultivar, para lo que habrá que dejar un mínimo espacio entre el plástico y la superficie de terreno.
  • Es conveniente que se mantenga la humedad durante todo el tratamiento.
  • Una vez terminado el tratamiento, se puede optar entre retirar el plástico o dejarlo acolchado y plantar nuevos cultivos.

 

+ No hay comentarios

Add yours