La tecnología agrícola y la evolución del tractor en el futuro


En cuanto a tecnología agrícola se refiere, hay consenso al afirmar que el tractor ha tenido uno de los papeles protagonistas en la modernización de la agricultura. A lo largo del siglo XX, el tractor ha evolucionado para permitir a las explotaciones agrícolas ser más eficientes. Con la tecnología, la agricultura es capaz de producir mayor cantidad de alimento con menos recurso humano. Es decir, se cultiva la misma superficie de tierra con menos personas.

Actualmente, la agricultura sigue encontrándose con retos en los que la tecnología agrícola tendrá un papel destacado y el tractor seguirá protagonizando muchos de ellos. En este artículo analizamos las claves tecnológicas a las que hará frente el tractor agrícola en el futuro cercano.

New Call-to-action

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta la agricultura?

A nivel mundial, la agricultura deberá hacer frente a dos retos principalmente:

  • El aumento de la población mundial a la que hay que alimentar. Ya en el año 2020 se estima que habrá 9.000 millones de personas en el planeta.
  • El cambio climático, cuyos efectos son ya evidentes; por ejemplo, en forma de aumento de las olas de calor, sequías e incendios forestales.

Durante el siglo XX, la tecnología agrícola solo debía hacer frente a las necesidades alimenticias de una creciente población. Para atender la fuerte demanda, dicha tecnología avanzó a pasos agigantados desde el punto de vista mecánico gracias a la invención de los motores de combustión y la disponibilidad de combustibles fósiles. 

Crece la población mundial y la demanda de alimento

El principal objetivo de la agricultura es aumentar su productividad. Solo así podrá alimentar a una población mundial que no hace más que crecer. Pero, además, debe hacerlo sin perjudicar la sostenibilidad ambiental. 

Se estima que la población crecerá hasta los 9.100 millones de personas en el año 2050. Esto requerirá un incremento del 70% en la producción agrícola. Por otro lado, a pesar de que la producción orgánica y ecológica contribuye a reducir el hambre y la pobreza, por sí sola no puede hacer frente a este reto alimentario. 

Esto no quiere decir que no deba promoverse, pero la demanda de alimento requerirá además de una agricultura más precisa que pueda aprovechar al máximo los escasos recursos naturales: agua, tierra y biodiversidad. El cambio climático es el otro reto a superar y, para ello, una gran aliada es la tecnología agraria. ¿Sabes cómo adaptar tu explotación para hacer frente al cambio climático y dejar de depender de los combustibles fósiles? 

Energías renovables para mover tractores y luchar contra el cambio climático

En el siglo XXI, los combustibles fósiles empiezan a ser un bien escaso. ¿Cómo responderá la agricultura y su tecnología al reto de no depender de los hidrocarburos? Como en el caso de los coches, probablemente se empiecen a fabricar tractores híbridos (gasóleo-eléctricos) y 100% eléctricos, pero puede haber otras opciones:

  • Hidrógeno: los vehículos de motor de hidrógeno se caracterizan por su gran aprovechamiento energético. Los vehículos que usan hidrógeno son considerados de emisión cero. Sin embargo, para que sean del todo considerados como energía verde, es necesario obtener el hidrógeno del agua mediante electrolisis en lugar de hacerlo del gas natural.
  • Hidrógeno en combustión: en este caso, se utiliza hidrógeno en un motor convencional, de manera que lo que se libera a la atmósfera es vapor. El inconveniente de este método es el almacenamiento de hidrógeno.
  • Pilas de combustible: consiste en un sistema de combustión fría en la que intervienen una célula con un electrolito y electrodos dentro de membranas porosas. Se trata de una reacción controlada y no explosiva que libera electrones que crean la corriente eléctrica que mueve el motor. Es eficiente, recargable y tiene un mínimo impacto ambiental.
  • Metano: existen algunos prototipos de tractores que funcionan con metano. La principal ventaja es que puede producirse en la propia granja, y en caso necesario puede utilizarse gasóleo convencional.
  • Tractor eléctrico: varias marcas importantes ya han presentado sus prototipos, como el SESAM de John Deere y el e100 Vario de Fendt. Tractores 100% eléctricos que se cargan en la red doméstica.
  • Baterías: se utilizarán con los tractores híbridos o eléctricos y permitirán almacenar la energía. Estas baterías deben ser lo más verdes posible, por eso las marcas apuestan por el níquel-hidruro metálico o ion litio, aunque también podrían ser de grafeno.
  • KIERS: el sistema de recuperación de energía cinética se basa en la reversibilidad de un motor eléctrico que puede generar electricidad y también ser un motor que la consuma.

El tractor se electrifica

Los fabricantes de tractores ya están investigando y proponiendo mejoras en la tecnología agrícola que logren propulsar los vehículos de un modo más eficiente y sostenible. La tendencia es que los fabricantes punteros doten a sus aperos de motores eléctricos, lo que hace necesario que el tractor se convierta en un generador de electricidad.

Electrificar el tractor implica algunas ventajas para la agricultura de precisión:

  • La maquinaria agrícola adquiere mucha más flexibilidad en su diseño.
  • Los remolques con tracción eléctrica podrían alimentarse directamente del tractor y la tracción mejoraría mucho en los tramos más complicados.
  • La dirección eléctrica reduce mucho la fuerza que debe aplicarse al volante, además de mejorar el control dinámico en transporte. 

¿Cómo puedes permanecer al tanto de estos avances?

Para estar al día de los avances en tecnología agrícola, lo mejor es acudir a las ferias de referencia. Allí, los principales referentes exponen y presentan sus prototipos y novedades. Algunas de las ferias más importantes son:

  • FIMA Agrícola en Zaragoza. Es una feria internacional de maquinaría agrícola. Se celebra a finales del mes de febrero, donde se reúnen más de 1.500 expositores.
  • EIMA en Bolonia. En Italia se celebra la exposición internacional de agricultura y jardinería. Suele celebrarse durante la segunda semana de noviembre.
  • Agritechnica en Hannover. En Alemania, a mediados de noviembre, se celebra una de las ferias más grandes del mundo de la agricultura con más de 2.000 expositores de 53 países.
  • SIMA en París. En Francia, también en noviembre, se celebra SIMA, una exhibición internacional de tecnología y soluciones agrícolas para una agricultura más eficiente y sostenible.

La digitalización de la tecnología agrícola

A pesar del protagonismo que el tractor tiene y seguirá tendiendo en la tecnología agrícola, su evolución para ser más eficiente y sostenible irá de la mano de la digitalización de los demás procesos mecánicos y agrícolas. El objetivo será siempre mejorar la eficiencia y la productividad.

En la medida en que las labores y operaciones del campo se tecnifican, su registro también será una de las claves de la tecnología agrícola. Se almacenará toda la información generada cada día en la explotación y cualquier tractor podrá estar conectado en la nube.

 Por lo tanto, si eres un apasionado de la tecnología agrícola y crees que la gestión de los equipos también será imprescindible para tu explotación, pero no has invertido en un tractor con conectividad a tu software de gestión (muy pocas marcas lo ofrecen en por ejemplo EEUU con software propio), no desistas. Puedes empezar por tu teléfono móvil y una aplicación para gestionar los datos que generas en tu finca y mejorar así tu eficiencia. ¿Has probado ya Agroptima? No lo pospongas más, empieza a digitalizar tu explotación.

New Call-to-action

+No hay comentarios

Añade el tuyo