Tipos de heladas en agricultura


Entendemos la helada en la agricultura cuando la temperatura del aire a nivel de suelo desciende por debajo de los cero grados. Es en ese punto cuando cualquier líquido en condiciones normales comienza su proceso de congelación.

Heladas blancas

En su tipología, es posible distinguir, a grandes rasgos, dos tipos, las blancas y las negras. Las blancas tienen lugar cuando hay mucho frío y humedad en el ambiente.

La escarcha se va formando sobre las superficies de las plantaciones agrícolas, aportando ese aspecto blanquecino característico, por eso se denominan heladas blancas.

Este tipo de heladas no son especialmente dañinas para el campo, incluso se dice que protegen la parte interna de cada planta, ya que el hielo puede ejercer, curiosamente, como elemento anticongelante.

Heladas negras

Sus efectos son muy negativos para la agricultura. No aparece la escarcha porque hay en el ambiente una humedad muy baja, no se forma condensación debido a un aire muy seco. Por ello, no hay capa de hielo sobre las plantas, y el frío seco incide directamente en la estructura molecular de cada planta, destruyendo el tejido interno y aportando el color oscuro, tirando a negro, que precede a la destrucción total de la planta.

Heladas por Advección

Esta tipología de helada se va formando a causa de la irrupción de grandes masas de aire frío, muy espesas, que pueden llegar a los 2 kilómetros.

Entre sus peculiaridades está la inexistencia de inversión térmica, que se produce cuando las temperaturas van disminuyendo a medida que aumenta la altitud.

Además, en estas heladas suelen generarse vientos con velocidades superiores a los 15-20 kilómetros por hora.

Se trata de heladas con gran poder destructor para los cultivos, porque no es fácil proteger las plantaciones de los permanentes movimientos de aire frío que se mueve por extensiones muy grandes.

Heladas por Radiación

Tienen su origen a causa de un enfriamiento del suelo, por el traspaso de su calor a la atmósfera durante la noche en un proceso conocido como radiación.

Esta clase de heladas requiere unas variables para que se ocasione,  que no haya viento que interrumpa dicha radiación, que la noche haya sido larga, una temperatura en el día anterior muy baja, etc. Estas heladas son más propensas en los fondos de los valles.

Lo que realmente caracteriza la helada por radiación es la inversión térmica, que se produce, como hemos visto, cuando la temperatura aumenta según la altitud es menor.

El punto donde se produce la equiparación entre las oscilaciones de la temperatura y la altitud, generándose la normalidad, y volviendo a la situación normal, es muy interesante en su conocimiento para el control de la helada.

Heladas por Evaporación

En los procesos de evaporación, la temperatura de las plantas baja de forma notable, a causa que el agua que las recubre se evapora. Es característico que el agua se evapore en el amanecer, con el rocío de la mañana, produciéndose este tipo de heladas.
Según la época en que se producen, las heladas pueden ser:

  • Heladas Primaverales

Son frecuentes cuando hay un descenso de temperatura en el ambiente, y afectan sobre todo a cultivos en su ciclo anual, en la fase de brotación de ramas.

  • Heladas Otoñales

También denominadas heladas tempranas, son dañinas para los cultivos, porque pueden interrumpir los procesos de formación de flores, y la fase de maduración de las frutas. Son las causantes, durante los meses siguientes al verano, de que la producción agrícola sea menor o mayor.

  • Heladas Invernales

Se producen durante el invierno en caso de que la temperatura ambiente haya bajado mucho. Afectan sobre todo a los árboles de características perennes.

+ No hay comentarios

Add yours