Todos los caminos conducen a la agricultura ecológica


A lo largo de la historia son variadas las situaciones que han impulsado al ser humano a buscar nuevos modelos de explotación agrícola.

Dependencia de los recursos naturales y el clima, avance de la ciencia y tecnología, comercio de alimentos a nivel mundial, necesidad de una mayor producción o mejor gestión de los recursos son algunas de ellas.

Sin embargo, hoy en día, los modelos que cobran mayor protagonismo son aquellos en los que se combina la eficiencia en la producción con el respeto por el medio ambiente y la sostenibilidad.

 

Agricultura ecológica para corregir errores del pasado

Los sistemas alternativos de producción agrícola se presentan como la transición entre la agricultura tradicional y moderna hacia la nueva era de la agricultura ecológica.

La necesidad de corregir los efectos negativos que se impusieron con prácticas como las de la denominada “Revolución Verde” que se dio desde la segunda mitad del siglo XX y consistió en aplicar técnicas basadas en el uso de maquinaria pesada, semillas híbridas y fertilizantes y pesticidas químicos.

Como consecuencia de esta explotación, y pese a que ayudó a que producción como la de cereales se haya triplicado para contribuir a disminuir el hambre, lo cierto es que esta práctica ha generado impactos ambientales y sociales negativos: contaminación por químicos de fertilizantes y plaguicidas, erosión del suelo por sobreexplotación, agotamiento de recursos naturales como el agua para los riegos, disminución de variedad de especies debido a los monocultivos…

En ese sentido, la agricultura ecológica o en sintonía con el medio ambiente –como también se le conoce- está en alza debido a que es una actividad respetuosa con el ecosistema, con la salud de los consumidores y que ofrece mejor calidad de vida a los agricultores.

Su propuesta consiste en aprovechar los recursos naturales locales, reducir al máximo la utilización de productos químicos, maquinaria pesada y combustibles fósiles, así como una gestión más eficiente y responsable del agua.

 

Tres técnicas alternativas de agricultura ecológica

Existen diferentes técnicas para lograr cultivos alternativos o ecológicos: laboreo, asociación y rotación de cultivos, y fertilización orgánica.

 

Laboreo

El laboreo, ya sea en la agricultura tradicional, moderna o ecológica busca el mismo fin: realizar un trabajo o movimiento profundo del suelo para lograr un óptimo desarrollo de los cultivos. La diferencia radica en que en la agricultura moderna esta labor se hace con maquinaria pesada, mientras que en la tradicional y ecológica se hace de forma manual y mecánica. Pero el uso sistemático de lombrices y microorganismos como los hongos para mejorar la estructura física del suelo (textura, permeabilidad y retención de agua) de forma natural es exclusivo de la ecológica.

Es preciso advertir que maquinaria como cultivadoras, sembradoras, cosechadoras o picadoras de maleza se pueden utilizar siempre y cuando se haga de forma correcta asegurándose de no producir daños en el terreno.

 

Asociación y rotación de cultivos

Son los policultivos de dos o más especies que se plantan compartiendo el terreno para lograr un mejor aprovechamiento del suelo y sus nutrientes, del espacio y del agua.

Entre sus ventajas están la disminución de las enfermedades por plagas, menor presencia de maleza o malas hierbas, asociación benéfica de las especies sembradas y mayor producción.

La rotación, por su parte, es la alternancia de cultivos con necesidades nutritivas diferentes o de diferentes familias.

Con esta técnica se aprovechan a lo largo del año todas las capas del terreno, pero hay que tener en cuenta que es necesario cultivar leguminosas mínimo cada dos años para mantener el equilibrio del suelo.

 

Fertilización orgánica

Consiste en alimentar de forma natural los terrenos a través de materia orgánica en distintas presentaciones: estiércol, residuos de cosechas, compost, humus de lombriz, algas marinas, entre otras.

1 comment

Add yours
  1. 1
    aloe vera fuerteventura

    Interesante artículo sobre la agricultura ecológica y sus beneficios a largo plazo en nuestro organismo. Se están perdiendo los valores de antaño y ahora todo es químico y obtener grandes beneficios económicos. En Fuerteventura tenemos una pequeña plantación de aloe vera ecológico y estamos muy contentos de contribuir a que las personas tengan una vida mejor y más saludable. Un saludo enorme.

+ Publica un comentario