Conoce el tratamiento para los citricos con gomosis


La Gomosis en los cítricos afecta a todas las variedades. Visualmente, es muy sencillo localizar la enfermedad, porque en la parte de abajo del tronco va originándose el oscurecimiento de la corteza, que empieza a resudar la característica materia gomosa.

El siguiente efecto es la interrupción progresiva del flujo de savia hacia las hojas, lo que produce el aclaramiento del tono verde y un color amarillento en el nervio del centro. Los frutos que van naciendo tienen un tamaño muy pequeño.

 

Aparición de resina

La aparición de la goma en los cítricos puede ser originada por diferentes causas, y no únicamente por la invasión de hongos. Aunque la formación de la materia gomosa se observa con preocupación, en realidad se trata de un mecanismo de protección ante los estímulos que originan la gomosis.

Cuando esta materia gomosa se extiende a los tejidos adyacentes a los infectados, puede aminorarse los efectos de la enfermedad y retardar su avance.

 

Medidas de control y tratamiento

La prevención contra las enfermedades de los cítricos irá dirigida al control de las variables que van a incidir en los cultivos, evitando o disminuyendo las condiciones favorables para el surgimiento o desarrollo de la gomosis.

Entre las medidas más adecuadas para tratar esta enfermedad están las siguientes:

  • Cuando se realizan injertos, actuar con cuidado de no producir, en el tronco o en las ramas, heridas por las que, en un momento posterior, penetrarán los agentes patógenos que originan la gomosis.
  • En la siembra, es necesario utilizar la profundidad idónea.
  • En la poda de ramas es muy positivo proceder a la desinfección de los cortes mediante un producto o una pasta adecuados.
  • También es muy útil eliminar aquellas zonas de la planta o del árbol infectadas.
  • Las revisiones del estado de los árboles son imprescindibles, para localizar la enfermedad, en caso de producirse, en sus primeras fases.
  • Hay que evitar los excesos de agua y de humedad, sobre todo en temporada invernal. En el caso de que esta acumulación ya se haya producido, procederemos a facilitar la salida de buena parte del agua, realizando canales de drenaje.
  • En época de humedad es importante que apliquemos productos fitosanitarios y fungicidas, al tronco y a la base del terreno.
  • En el mercado hay algunas variedades de cítricos que son resistentes a la gomosis. La más conocida es la naranja agria.

 

Aplicación del tratamiento

En el inicio se procederá a raspar la corteza, la materia gomosa y los tejidos adyacentes a la zona infectada. A continuación hay que aplicar un buen producto fungicida o sellado de las heridas y dejar secar.

El oxicloruro de cobre, Fosetil y otros productos similares contienen agentes activos con un eficaz efecto. Sus pulverizaciones en primavera y otoño cuando la gomosis está avanzada dan resultados óptimos.

Para combatir el exceso de humedad o encharcamiento, en determinadas zonas suelen excavar una zanja en torno al tronco, dejando al aire libre parte de las raíces del tronco, para que se aireen.

Con la tierra sacada se va formando una especie de barrera a base de montículos, que evitará que el agua penetre en el tronco y en las principales raíces. A continuación, dichas zonas se pulverizan con oxicloruro de cobre en una proporción baja, en torno al 1%.

+ No hay comentarios

Add yours