Tratamientos fitosanitarios preemergencia o postemergencia del cultivo para controlar malas hierbas


Las malas hierbas son aquellas plantas indeseables que aparecen en la tierra a lo largo de todo el proceso de cultivo, siendo la primera etapa, la fase de siembra, donde mayores daños causan al resto del sembrado. Hoy hablamos de tratamientos fitosanitarios preemergencia o postemergencia. Mitigar desde los primeros momentos el crecimiento de este tipo de plantas, nos permitirá evitar un rendimiento inadecuado de la cosecha. En cambio, si no controlamos su proliferación, las consecuencias pueden ser nefastas para el cultivo.

Tratamientos fitosanitarios preemergencia o postemergencia 

Consecuencias de las malas hierbas

Las malas hierbas estimulan la presencia de bacterias fitopatógenas que entorpecen el correcto desarrollo de las plantas, dando lugar a microambientes nocivos y la aparición de plagas.

Además, debemos tener en cuenta que, como plantas afines, las malas hierbas también rivalizarán por los recursos como el agua, el espacio y la luz, por no mencionar que el manejo de los cultivos se vuelve complejo, lo que significa un mayor gasto y una menor producción.

A la hora de llevar a cabo un control eficiente sobre las malas hierbas, debe tenerse en cuenta el tipo de cultivo desarrollado, las particularidades del suelo y la temporada del año. Algunas especies como la grama, la pescalina o el cenizo, presentan peculiaridades en su sistema de reproducción que son necesarias conocer.

Si se trata del boliche o la grama, por ejemplo, son plantas que se reproducen de manera vegetativa, y en ese caso deberá velarse que los cultivos no se troceen. Por otra parte, si se habla de cenizo o estramonio, es importante el control de las semillas dentro del sembrado.

No te pierdas nuestra tabla de herbicidas, en la que podrás comprobar a qué grupo pertenecen los herbicidas que normalmente usas y elegir otros productos alternativos con los que tendrás una mayor eficiencia en tus tratamientos.  

¿Qué métodos de control existen?

A continuación exponemos brevemente algunas técnicas de control que pueden ser empleadas para reducir la propagación de malas hierbas. En cada caso, el método implementado dependerá de ciertos factores como las características del terreno, los medios agrícolas con que se cuente, el estado actual del cultivo, el tipo de maleza y el tipo de producción (monocultivo, ecológica, convencional, etc.).

  • Manejo del suelo: Deben proveerse técnicas efectivas como la rotación del cultivo (tres años como mínimo); el laboreo, especialmente si la tierra no se encuentra lista para la siembra; el control botánico, a través de cultivos de cobertura que reducen la incidencia de malas hierbas (el trébol por ejemplo); y finalmente, el mantener la tierra durante los períodos posteriores a la cosecha.
  • Control mecánico: Se le denomina escardado, y consiste en el tratamiento de las malas hierbas a través de máquinas especiales como fresadoras y motoazadas. El tratamiento arrancará la maleza (o la enterrará), por lo que debe realizarse en días secos para evitar el rebrote. Las escardas deberán llevarse a cabo paulatinamente durante todo el proceso de cultivo.
  • Control químico: Como su nombre indica, se basa en la utilización de agentes químicos que impiden el desarrollo de las malas hierbas. Estos herbicidas deben ser utilizados de acuerdo al tipo de maleza, y pueden ser de tipo pre-siembra, pre-emergencia o post-emergencia. Además, los distintos tipos de herbicidas que existen en el mercado se clasifican por su rango (totales o selectivos), el tipo de maleza que atacan, la época de cultivo y la forma en la que intervienen sobre el sembrado (de contacto o sistémico).
  • Control por acolchado: Se cubre el suelo con material opaco para entorpecer el desarrollo de la maleza. Combinado con un control químico riguroso, este tipo de tratamiento es el más eficaz empleado en la actualidad, ya que además apoya la germinación, interviene positivamente en la temperatura y la humedad del suelo y favorece el desarrollo de las plantas durante toda la etapa de desarrollo.

Recuerda que la app de Agroptima te permite apuntar rápidamente y desde el tractor todas las actuaciones que haces en tus campos día a día. De esa forma llevarás el control de todas las parcelas de forma fácil.

¿Tienes preguntas? Deja tus comentarios e intentaré ayudarte 🙂

+ No hay comentarios

Add yours