Todo sobre la agricultura de subsistencia


Por definición, la agricultura de subsistencia es una modalidad de agricultura donde una parte de los cultivos producen lo suficiente para suministrar alimento para el núcleo familiar que trabaja en ellos.

En función del tipo de terreno, cultivo, desarrollo de la plantación, técnicas agrícolas, etc., se ha estimado que la superficie requerida por persona está entre los 1.000 y los 40.000 metros cuadrados. De esta forma, se destinan más de dos tercios del suelo y del trabajo a productos para el autoconsumo, es decir, para el consumo de los propios profesionales de la agricultura.

 

Diferentes modalidades de la agricultura de subsistencia

A continuación podréis ver las diferentes modalidades de la agricultura de subsistencia, divididas en 3 tipos de agricultura:

  • Agricultura extensiva de secano

    Está basada en la integración del abono de origen animal, para una explotación eficiente del suelo. Este tipo de procesos es el que se utiliza en las zonas áridas y secas de África.

 

  • Agricultura por cremación

    En esta modalidad, los campos de cultivos se generan a partir de la quema de bosques. En algunas zonas de Asia, África y América del Sur se practica.

 

  • Agricultura irrigada de arroz

    En aquellas zonas donde la lluvia es abundante, el arroz es el cultivo ideal, por varias razones, entre ellas porque no se empobrece el suelo.

 

Ciclos de cultivo

De forma genérica, la agricultura de subsistencia suele centrarse en una cantidad limitada de cultivos del llamado “ciclo corto”, que serán anuales o de un periodo más corto, estacionales. En esta agricultura, se genera el alimento suficiente para mantener a los profesionales de la agricultura y a sus familias, gracias a su actividad diaria.

Si existe un clima apropiado, esto permitirá la generación de un excedente de producción, lo que posibilitará, aún en diferentes partes del mundo, obtener diferentes productos mediante la venta o el trueque. Pero en esas áreas de agricultura de subsistencia, el excedente no suele producirse.

Por estas razones, la agricultura de subsistencia difícilmente va a permitir un elevado crecimiento económico o de producción. La familia que se dedique a ella va a tener básicamente las herramientas y bienes que se produzcan en su propio negocio.

 

La dimensión de la pobreza rural en el medio ambiente

A partir de la década de los ochenta la preocupación por el medio ambiente y por la deforestación ha ido en aumento.

Se dice que la mitad de los bosques que tiene la Tierra se concentran en zonas intertropicales.

Aunque se aduce el crecimiento de la población como la causa principal del deterioro del terreno cultivable, también se observa en algunos lugares del mundo la forma en que se concentra la propiedad en pocas manos, con lo que millones de familias que viven del campo son obligadas a emigrar a la ciudad o a zonas marginales.

Entre las soluciones que se proponen están diferentes programas para colonizar de una forma planificada, así como el reasentamiento con carácter forzoso de muchas familias campesinas.

Pero el problema de la concentración de la propiedad, causa de muchas situaciones injustas, no se afronta de una forma eficiente.

En lo referente a la deforestación, la que realiza con un supuesto fin agropecuario, instalando grandes infraestructuras ganadera, que están potenciadas por acciones gubernamentales, en realidad tienen una finalidad de exportación, y con una concentración de los beneficios en pocas manos privadas.

2 Comments

Add yours
    • 2
      Carles

      Hola Belen, pues se debe principalmente al proceso de industrialización que sufren los países desarrollados. La gente viviendo en ciudades ya no tiene la necesidad de producir sus alimentos, y en el campo las tareas agrícolas se han mecanizado y hecho más eficientes.

+ Publica un comentario