Herbicidas totales: cómo emplearlos con eficacia

herbicidas totales

Los herbicidas totales, también denominados no selectivos o de amplio espectro, permiten el control de las malas hierbas en nuestros campos de una forma rápida, económica y respetuosa con el medio ambiente.

Pero atento: para utilizarlos con eficacia, es importante que tengas en cuenta una serie de aspectos, que evitarán que la mala hierba se vuelva resistente al herbicida. En este artículo te damos las claves para que esto no ocurra. 

New Call-to-action

Qué es un herbicida total y para qué sirve

Los herbicidas totales son productos fitosanitarios para el control no selectivo, es decir, sin discriminación, de las malas hierbas existentes. Esta es su principal diferencia respecto a los herbicidas selectivos, que se usan para combatir tipos concretos de malas hierbas. 

El herbicida total normalmente está en formato líquido y se usa para limpiar los terrenos sin cultivos de especies de malezas, tanto anuales como perennes. Cuando se aplica en zonas con cultivos hay que evitar que afecte a los mismos. 

En cuanto a la dosis, varía según el tipo y dimensión de la mala hierba a combatir.

La materia activa presente en casi todos los herbicidas totales es el glifosato, cuyas características te explicamos a continuación. 

Glifosato: el herbicida total más utilizado 

Desde que el grupo Monsanto perdió la patente en el año 2000, han aparecido muchos productos basados en el glifosato, con distintas concentraciones. A pesar de que el componente principal siempre es el mismo, es decir, el glifosato, debes saber que existen distintos tipos y calidades de sales para este. Es el motivo por el que estos productos pueden tener precios y eficacias diferentes según el fabricante, o ser más baratos por misma unidad de volumen pero necesitar dosis más altas.

Como se ha dicho, dependerá del producto comercial que estemos utilizando, pero también del uso que le queramos dar. No es lo mismo tratar un campo de barbecho que los pies de unos olivos. 

A la hora de elegir la dosis adecuada de glifosato, te recomendamos que pidas consejo a tu técnico agrícola o sigas las indicaciones de la etiqueta del producto adquirido. Si no cuentas con estas opciones, también puedes consultar el registro de fitosanitarios del MAGRAMA. 

¿Qué debo buscar cuando compro herbicidas totales? 

Si vas a comprar un herbicida total, debes elegir uno que cumpla los siguientes requisitos: 

  • Que tenga un buena persistencia en la hoja y óptima superficie de contacto. Esto permite maximizar la absorción del herbicida total incluso por malas hierbas  como el cenizo o la verdolaga, cuyas cutículas no se mojan fácilmente. 
  • Que aminore el efecto negativo de iones como el magnesio o el calcio, y sea eficaz con aguas duras o sucias, o en hojas con polvo, sin que haya que añadir otros productos. 
  • Que tenga una entrada a la planta rápida, normalmente 4 horas, impidiendo el lavado posterior por riego o lluvia.  
  • Que llegue con rapidez a los brotes, raíces y rizomas de la planta para proporcionar un control rápido y efectivo de las malas hierbas, incluso en momentos de sequía. 

Circunstancias ambientales que afectan a la eficacia de los herbicidas totales 

Aunque los herbicidas totales tienen una eficacia alta para el control de las malas hierbas, esta se puede ver afectada por los siguientes condicionantes ambientales: 

  • Estrés hídrico: este problema, que surge cuando las plantas demandan más agua de la que tienen disponible, afecta a la actividad del glifosato, que es más débil. El motivo puede deberse a que aumenta la síntesis de células cuticulares, las cuales  no permiten al glifosato penetrar de manera adecuada en la planta estresada. 
  • Humedad relativa en el momento de la aplicación: cuando esta es elevada, el glifosato penetra antes en la planta, gracias a que la cutícula, al estar hidratada, genera una vía acuosa que facilita la entrada a herbicidas solubles. 
  • Efecto de la temperatura del aire y del suelo: no está del todo claro que la temperatura del aire tenga un gran impacto en la eficacia del glifosato. Sin embargo, la del suelo sí que influye bastante cuando el objetivo del herbicida son los órganos subterráneos. 
  • Condiciones de lluvia tras la aplicación: la solubilidad del glifosato lo hace muy vulnerable al lavado por agua, por eso la ausencia de lluvias durante las 12-24 horas siguientes al tratamiento es importante para garantizar la eficacia de la aplicación.

Claves a tener en cuenta durante la aplicación del herbicida total para aumentar su eficacia 

Cuando apliques el herbicida total conviene que tengas en cuenta algunas cuestiones:

  • Utilización de mojantes iónicos: aunque casi todos mejoran la eficacia del glifosato, los derivados de aminas etoxiladas suelen dar unos resultados mejores que los no iónicos.
  • Calidad del agua: las soluciones de glifosato mantienen un complejo equilibrio entre sus componentes, que son capaces de reaccionar con los iones del agua durante el proceso de secado de las microgotas del tratamiento.  Las características del agua que más influyen son la alcalinidad y la dureza. Cuanto menos alcalina y dura sea, es decir, con pH neutro-ácido, mayor eficacia tendrá el herbicida. Si esto no es posible, tienes la opción de añadir un 1% (peso/volumen) de sulfato amónico al caldo de tratamiento.
  • Dosis apropiada y volumen de agua correcto: en contra de lo que pudiera parecer, el glifosato es más activo a bajos volúmenes de aplicación, y las diferencias de concentración de las dosis desaparecen 20 minutos después de ser aplicado el producto. Esto se debe a que los adyuvantes están más concentrados en volúmenes bajos (<400 L/ha), lo que favorece la penetración del glifosato. 

Herbicidas totales, úsalos de forma responsable 

En definitiva, los herbicidas totales son una buena herramienta para los agricultores, pero se deben usar de forma responsable, teniendo en cuenta todo lo que te hemos explicado, para así evitar la aparición de resistencias. 

Recuerda que todas las aplicaciones con herbicidas totales que hagas tienes que apuntarlas en el cuaderno de campo. Una tarea que con Agroptima se vuelve mucho más sencilla y ágil, puesto que te permite anotar todos tus tratamientos desde el móvil y tener el cuaderno de campo siempre listo. ¡Pruébala!

New Call-to-action

1 comentario

Añade el tuyo

+ Publica un comentario