Sembradoras de cereal: puntos a tener en cuenta antes de comprar


¿Estás pensando en comprar una sembradora de cereal? Si es así, este artículo te interesa. Cada vez hay más tipos de sembradoras de cereal en el mercado de diferentes tamaños y con diferentes equipamientos. Por eso, elegir la óptima puede ser difícil. Responder a cuatro preguntas básicas ayuda a definir la sembradora perfecta para tu explotación.

Sembradoras de cereal ¿Qué quieres sembrar?

Según los cultivos que quieras sembrar varía el tipo de sembradora idónea, así como algunos de sus componentes. Vamos a detallar que tipo de sembradora es la óptima para los principales cultivos herbáceos.

  • Cereales de invierno, guisante y sorgo: estos cultivos se siembran perfectamente con una sembradora de chorrillo normal. Es importante adaptar siempre la dosis de siembra según el tamaño de la semilla. Sus semillas son grandes y no presentan problemas de dosificación.
  • Cultivos forrajeros y colza: son cultivos con la semilla muy pequeña y por eso se siembran pocos kilos por hectárea. Es importante asegurar que con el sistema de dosificación de la sembradora sea posible ajustar la cantidad de semilla. El objetivo es siempre tener una densidad óptima de plantas. Si la sembradora no lo permite, en muchos casos se pueden adaptar a la maquina sistemas de microdosificación.
  • Maíz, girasol y soja: la sembradora óptima para estos cultivos es una sembradora monograno ya que permite una mayor separación entre líneas. El disco dosificador se tiene que adaptar a cada cultivo. Este tipo de sembradora también sirve para otros cultivos como la colza y el sorgo.

¿Cómo lo quieres sembrar?

El manejo del suelo que quieras llevar a cabo en la explotación influye también en el tipo de maquinaria a comprar. Si haces siembra directa o tienes pensado hacerla es importante tenerlo en cuenta al elegir sembradora. Si te inclinas por el mínimo laboreo o el laboreo convencional es mejor una sembradora de cereal convencional ya que son más baratas. Aunque si lo necesitas, también puedes usar una sembradora de siembra directa.

Independientemente del tipo de siembra es importantísimo elegir correctamente entre discos y rejas. El manejo de los residuos y la cantidad de piedras en los campos son puntos clave para esta elección.

  • Manejo de residuos: si hay mucha paja y está húmeda, el disco puede no cortarla y dejar la semilla sobre el residuo. Por lo contrario, los discos en siembra directa no remueven nada de tierra y se evitan nacencias de malas hierbas al no enterrar las semillas de estas. Los discos también se adaptan perfectamente para las resiembras de pastos.
  • Presencia de piedras: la cantidad de piedras de los campos también puede ayudar a elegir entre disco o reja. La reja impulsa las piedras de forma semejante a un cultivador, sembrando igualmente. Los discos pasan por encima de la piedra, sembrando en esta y gastándose con el roce.

Como puedes ver, la elección entre discos y rejas es muy importante y depende de las circunstancias de tu zona.

¿Qué superficie quieres sembrar? ¿Cómo son las parcelas?

Una vez elegido el tipo de sembradora es importante acertar con el tamaño. Si tienes una explotación grande con parcelas grandes y siembras mucha superficie de cada cultivo, una sembradora arrastrada plegable es una buena opción, ya que tiene más capacidad de tolva. De este modo, mejorarás la productividad aumentando las hectáreas sembradas por hora. Por lo contrario, en explotaciones con parcelas pequeñas es mejor una sembradora suspendida ya que facilita las maniobras en las cabeceras del campo.

¿Qué tractor usarás?

Además de las parcelas, al elegir el tamaño de la sembradora es importante tener en cuenta qué tractor usaremos para sembrar. El peso y la potencia de este se deben adaptar a las necesidades de la sembradora. Para máquinas suspendidas grandes, se necesita un tractor con un buen contrapeso delantero. Para sembradoras arrastradas, en cambio, el peso del tractor no influye tanto y será la potencia lo que determinará el tamaño de la sembradora.

I además…

Hasta ahora hemos hablado de características básicas de la sembradora pero algunas marcas comerciales nos dan la posibilidad de adquirir algunas características extras. Hay muchos extras posibles. En un principio todos pueden parecer interesantes pero tienen un precio. Es importante escoger aquellos que realmente utilizarás.

Extras para la aplicación de abono y fitosanitarios

Hay sembradoras con dos tolvas, una para abono (NPK) y otra para semilla. Estos equipos permiten sembrar y hacer el abonado de fondo al mismo tiempo. Por otro lado, tenemos los equipos para abono microgranulado (STARTER). Estos equipos se pueden acoplar a la mayoría de sembradoras, y constan de un cajón para el abono, un dosificador y unos bajantes que sitúan el abono cerca de la semilla, ya que su función es ayudar al establecimiento de la planta. En sembradoras grandes y arrastradas, también es posible incorporar equipos para la aplicación de abono líquido o herbicida durante la siembra.

Nuevos dosificadores de semilla

Usualmente las sembradoras llevan dosificadores que hay que regular manualmente y hacer distintas pruebas hasta dar con la dosis correcta de semilla. Actualmente, diversas marcas tienen en el mercado sembradoras con dosificadores automáticos. Estas máquinas detectan la velocidad de avance del equipo mediante sensores, y paralelamente, con otros sensores saben la cantidad de semilla que reparte. A partir de aquí el equipo es capaz de ajustar la dosificación real para que se ajuste a la predefinida por el agricultor.

El futuro está aquí: siembra de precisión

Las empresas que fabrican sembradoras también están en continua investigación. Pronto vamos a ver sembradoras inteligentes que incorporarán GPS. Esto, conjuntamente con sistemas de dosificación automáticos, va a permitir hacer siembras diferenciales en una parcela. Por ejemplo, se podrá seguir un mapa de productividad o de suelo. De este modo vamos a conseguir una eficiencia máxima, que se debería convertir en un margen bruto máximo. Estas serán las sembradoras del futuro, cada vez más tecnificadas y buscando la máxima precisión y rentabilidad.

Como has visto, hay muchas opciones para comprar una sembradora. Elegir la sembradora óptima para tus condiciones y los extras necesarios es básico para rentabilizar al máximo todas tus siembras.

Y si eres un agricultor innovador, querrás llevar de la mejor forma el control de tus cultivos y saber cómo hacer tu explotación más rentable, ¿verdad? Agroptima es tu aplicación. ¿Todavía no la has probado?

PRUEBA AGROPTIMA AHORA


+ No hay comentarios

Add yours