Cultivos de cereal poco conocidos con alta rentabilidad


La diversificación de cultivos está a la orden del día. Para cobrar la PAC se requiere realizar tres cultivos distintos si tienes más de 15 ha. En muchas zonas se hacen de forma tradicional uno o dos cultivos. Al pensar en diversificación se piensa rápidamente en guisantes y colza, ambos cultivos de hoja ancha. Pero existen también alternativas dentro de los cereales para diversificar. Vamos a hablar un poco de estos cultivos de cereal poco conocidos alternativos.

Cultivos de cereal poco conocidos

La agricultura ecológica ayuda mucho a rentabilizar estos cultivos. Cereales que se dejaron de cultivar por poco rentables como la espelta o el centeno se están recuperando en agricultura ecológica. Estos cereales se utilizan para fabricar harina para consumo humano, con la cual se fabrica, sobre todo, pan.

En este artículo vamos a hablar de cuatro cultivos de cereal rentables: la espelta, el centeno, el kamut y el trigo sarraceno. Estos cultivos, sobretodo se cultivan en agricultura ecológica, ya que así se aumenta su rentabilidad debido a que el precio de venta del grano es mayor en ecológico. Además muchas veces se utilizan estos cereales ecológicos para consumo humano, lo que también da un plus en el precio de venta del grano.

Recuperando el cultivo de la espelta

La espelta es un cereal muy parecido al trigo. De hecho se puede llegar a considerar como una subespecie de este. Es de los primeros cereales que se cultivaron y no ha dejado de cultivarse a lo largo de la historia.

Actualmente se cultiva poca espelta aunque su producción está en aumento. Es verdad que debido a sus bajas producciones y su poca rentabilidad durante el siglo pasado disminuyó mucho la superficie cultivada. Además, la mejora genética se centró en mejorar otros cultivos como el trigo o la cebada.

Actualmente varios grupos de investigación en mejora genética están apostando por este cultivo. Un ejemplo lo encontramos en Cataluña, donde un grupo del IRTA está realizando mejora genética en este cultivo. Actualmente las variedades de espelta son más productivas aunque todavía están lejos de llegar al nivel del trigo. Este menor rendimiento se compensa, en muchos casos, con un mayor precio de venta del grano.

Las necesidades del cultivo también son muy parecidas a las del trigo. Tradicionalmente el ciclo de la espelta era muy largo, pero con las variedades actuales el ciclo se ha reducido asemejándose al del trigo. Estas nuevas variedades incluso son parecidas al trigo en aspecto: son más bajas que las tradicionales cosa que las hace resistentes al encamado.

Las necesidades de abonado y agua son similares. Es verdad que es un cultivo más rústico por lo cual resistirá mejor las plagas y enfermedades respeto a las variedades más modernas de trigo.

Como hemos comentado, el grano se suele utilizar para consumo humano. Debido a la composición de su proteína, la masa que se obtiene de la harina es más extensible que la del trigo. Es una muy buena opción para realizar panes. Además, algunos nutricionistas señalan que es un cereal más sano que el trigo, aconsejando su consumo.

Un giro necesario en el cultivo del centeno

El centeno es un cereal que se había cultivado mucho. De hecho en épocas de escasez económica se comía el pan negro que estaba hecho de centeno. Igual que en el caso de la espelta es un cultivo que, en España, se ha ido abandonando debido a su alargado ciclo y su baja productividad, entre otros factores.

Es un cultivo de ciclo más largo que el trigo o la cebada, muy resistente al frío y puede germinar con temperaturas de -1ºC. Por este motivo se siembra en climas más bien fríos como los del norte de Europa. En España se suele hacer en zonas altas como los Pirineos, Palencia, etc.

Actualmente existen variedades híbridas muy productivas. En general los rendimientos de estas variedades híbridas son ligeramente superiores a los del trigo. En zonas de secanos frescales se pueden llegar a rendimientos de 5.000 kg/ha.

El centeno se siembra en octubre y se cosecha en julio. Es resistente a la sequía. Sus necesidades de abonado son similares a otros cereales. En general el manejo del cultivo es muy parecido al del trigo o la cebada.

Es verdad que en producción convencional el centeno es un producto difícil de vender ya que solo grandes fábricas de pienso utilizan centeno. Además, el precio del centeno suele ser inferior al del trigo o la cebada.  

Este problema de comercialización se soluciona con la producción ecológica. El centeno ecológico se puede vender a harineras ecológicas que producen harina para consumo humano. Este se utiliza básicamente para producir pan y bollería artesanal. Por lo tanto, es la producción ecológica la que aporta rentabilidad al centeno.

Kamut o trigo Khorasan: un cultivo con clara expansión mundial

El kamut es una variedad de trigo Khorasan registrada en Estados Unidos de América. La marca Kamut está sujeta a contratos de producción específicos y a producción con certificación ecológica. En castellano se utiliza el nombre kamut para hablar en general del trigo Khorasan.

Es un cultivo con origen en Egipto e Irán. Es muy cultivado en toda la zona del próximo oriente. Actualmente este cultivo se está extendiendo por todo el mundo debido a sus cualidades nutricionales.

El kamut es un cereal muy proteico, con un 30% más de proteína que el trigo. Además, tiene más aminoácidos esenciales así como ácidos grasos no saturados. También es rico en selenio y potasio que ayudan a la protección frente enfermedades cardiovasculares. Al tratarse de un cereal, tiene gluten por lo cual no lo pueden consumir las personas alérgicas a este.

Su ciclo, cultivo y necesidades nutricionales son muy similares a las del trigo duro. Su rentabilidad viene asociada sobre todo a la producción ecológica. Igual que el trigo duro se usa para fabricar harinas, pasta, etc.

El cultivo del trigo sarraceno, la oportunidad para el mercado sin gluten

El trigo sarraceno no es realmente un cereal aunque se denomine trigo. Es una planta de la familia de las poligonáceas. Su grano tiene los mismos usos que los del cereal. Por eso se le denomina pseudocereal.

cultivos de cereal poco conocidos

Es un cultivo de verano. Se siembra entre abril y mayo. No es resistente a las heladas por lo que es importantísimo sembrarlo cuando no haya riesgo de estas. Su ciclo es corto, de unos dos meses y medio aproximadamente. Se recolecta con una cosechadora de cereal.

Al ser de verano solo es viable cultivarlo en zonas con lluvias abundantes durante el verano o que dispongan de regadío. Su cultivo es muy extenso en China, de donde es originario, en Rusia y en Ucrania.

Es un cultivo en auge ya que al no ser un cereal no contiene gluten. Esto permite la obtención de harina sin gluten que pueden consumir los alérgicos al gluten. La harina se usa para fabricar pan, bollería y galletas sin gluten. Además tiene un alto contenido proteico y proteínas de muy alta calidad. Por este motivo se incluye en dietas vegetarianas y veganas.

Como puedes ver hay mucha variedad cultivos de cereal poco conocidos, rentables y alternativos a los cultivos de cereal tradicional, que pueden dar un plus en los márgenes de tu explotación. Sobretodo si el sistema de cultivo es en ecológico.

¿Quieres seguir ampliando información sobre el cultivo de la espelta? Desbloquea el siguiente contenido exclusivo para acceder al VÍDEO [6 minutos] sobre el cultivo de la espelta. Y no te pierdas todo lo que tienes que saber sobre este cultivo altamente rentable de la mando de nuestros ingenieros agrónomos. ¡Accede!

 

Si estás valorando sembrar uno de estos cultivos en tu explotación, o incluso cambiar de agricultura convencional a ecológica, recuerda que es fundamental llevar un buen control tanto del manejo del cultivo como de los costes de tu inversión.

Para tener éxito en tu cultivo, puedes utilizar Agroptima. Con la aplicación llevarás el control de tu proyecto de forma precisa y sin complicaciones. ¡Pruébala ahora!

+ No hay comentarios

Añade el tuyo