Los cultivos más rentables de secano


Escoger cultivos rentables de secano es fundamental para garantizar la viabilidad económica de este tipo de explotaciones. En España no es sencillo cultivar en secano, pues en la mayoría de las regiones predomina el clima árido. Si es tu caso, este artículo te interesa. Te contamos qué tipos de cultivos pueden darte más rentabilidad. ¡Toma nota! 

New Call-to-action

Cultivos rentables de secano de tipo herbáceo 

Tradicionalmente se ha practicado el monocultivo de cereal y el barbecho en muchas zonas, pero hoy en día existen alternativas muy interesantes de cultivos que resultan rentables incluso en los secanos más rabiosos. Te enumeramos algunos ejemplos: 

  • Girasol: este cultivo se da principalmente en Aragón y en las dos Castillas. Entre sus ventajas destaca una necesidad baja de insumos y el hecho de que no es demasiado exigente con el tipo de suelos. Se adapta bien a aquellos cuyo pH está entre 6’5 y 8. En cuanto a la temperatura óptima para un buen desarrollo, está entre 18 y 25 grados. Tolera la sequía mejor que otros cultivos porque, gracias a su raíz pivotante, puede extraer agua de perfiles profundos. Se puede implantar en siembra directa. Dos grandes ventajas que presenta este cultivo son la alta demanda que se da en la actualidad del girasol alto oléico, y dos nuevos sistemas de aplicación de herbicidas, llamados Clearfiled y ExpressSun.
  • Colza y Camelina: estas dos oleaginosas de invierno están entrando fuerte en España debido a que aportan una rentabilidad extra en los secanos, y además tienen beneficios para el cultivo siguiente de cereal. 
    • La colza destaca principalmente en el aspecto económico. Se trata de un cultivo más rentable que el trigo o la cebada. Aunque su rendimiento es menor que el del cereal, este aspecto queda compensado porque está mejor pagada, aproximadamente a 340 € / t. De media anual, en un secano frescal se puede tener una rentabilidad de 355 € /ha frente a los 276 € / ha de uno de trigo. Además hay que tener en cuenta que la UE destina ayudas a los cultivos proteicos y oleaginosos. En concreto, la PAC concede entre 35 y 40 € de media por ha sembrada de colza.
      Otras ventajas adicionales de la colza son el buen control de las malas hierbas, el hecho de que su rotación permite cumplir con las exigencias de la PAC de forma rentable, una floración escalonada que esquiva las heladas invernales, o el mejor aprovechamiento del tiempo gracias a que puede sembrarse mucho antes que la cebada o el trigo (desde principios de septiembre hasta mediados de octubre).
    • La camelina es bastante similar a la colza. En nuestro país cada vez es más popular, debido en parte al requisito del Greening para diversificar cultivos. Su producción depende de la empresa Camelina Company con la que, en caso de quererla cultivar, debes firmar un contrato garantizando la venta  de su cosecha para la obtención de bioqueroseno para aviación. Dos grandes ventajas del cultivo de camelina son su resistencia a la sequía gracias a su raíz pivotante que llega a profundidades a las que no lo hace la de los cereales, y que no hay que invertir en maquinaria, pues se usa la misma que para el cultivo del cereal.   
  • Cereales alternativos

En caso de que no te apetezca probar con los nuevos cultivos que hemos mencionado, tienes la opción de introducir cereales alternativos que tengan un precio de mercado mayor y que permitan revalorizar tu trabajo. Ten en cuenta que si los productos están certificados en Producción Ecológica, su valor de venta en el mercado será aún mayor. 

    • Centeno: este cultivo se está recuperando gracias a la pujanza de la agricultura ecológica. Es muy apto para zonas frías y altas como los Pirineos,  ya que puede germinar a temperaturas de hasta -1ºC. Actualmente existen variedades híbridas muy productivas cuyos rendimientos son ligeramente superiores a los del trigo. En las zonas de secanos frescales se pueden alcanzar los 5.000 kg/ha. La mejor forma de comercializar el centeno es a través de la producción ecológica, vendiéndolo a harineras de este tipo. 
    • Espelta: se parece mucho al trigo y es uno de los cereales más antiguos que existen. Su cultivo está en aumento debido al auge de la alimentación ecológica. Las nuevas variedades de espelta tienen un ciclo similar al del trigo y unas necesidades parecidas. 
    • Trigo sarraceno: aunque es un pseudocereal, su grano tiene los mismos usos que un cereal. Su cultivo solamente es viable en aquellas zonas en las que en verano llueva abundantemente. Existe mucha demanda en el mercado, ya que la harina que se obtiene del trigo sarraceno se utiliza para fabricar pan, bollería y galletas sin gluten.

Cultivos rentables de secano de tipo leñoso 

Estas cultivos requieren más inversión inicial e implican costes de mecanización. Sin embargo, con una estrategia clara a largo plazo aportarán mayor rentabilidad que los cultivos herbáceos. Los cultivos leñosos que mencionamos a continuación sí que tienen una larga tradición en España, sobre todo en las zonas mediterráneas. Aunque en las décadas pasadas habían sufrido un declive, en la actualidad se están recuperando gracias a la demanda al alza de aceite de oliva y de frutos secos.

  • Olivar: el olivar es un cultivo tradicional que se ha llevado a la intensificación para hacerlo más rentable. A la hora de cultivarlo en seto hay que asegurar su rentabilidad con la mecanización de las tareas y con una producción elevada gracias a la disminución de los marcos de plantación.
  • Almendros: con una media de producción de 7 kilos por árbol en secano, y de 1’20€  el kilo, el almendro es un cultivo muy rentable. Además hay que señalar que la almendra goza de estabilidad en el mercado, ya su su precio no ha tenido variaciones notables en los últimos 10 años.
  • Pistachos: se trata de otro cultivo muy interesante, cuyo precio crece de forma exponencial. Su cultivo requiere de inviernos fríos y veranos secos y calurosos. En cuanto a su producción, el pistacho se sitúa entre los 800 y los 1.200 kilos / ha. 

Como ves, sacar adelante una explotación rentable en secano es posible si apuestas por cultivos con perspectiva de futuro y bien pagados. Recuerda que, en cualquier caso, es fundamental controlar si tu cultivo te está reportando la rentabilidad que esperas. Agroptima te permite hacerlo de forma muy ágil y sencilla.

Utilizando tan solo tu teléfono móvil puedes llevar el control de tus costes y ver en tiempo  real cuál es el margen económico que te dejan tus cultivos, así como compararlos entre ellos. ¡Potencia la rentabilidad de tu explotación con Agroptima!

New Call-to-action

2 Comentarios

Añade el tuyo
  1. osvaldo

    Nuestra familia agradecida porque se puede seguir haciendo producción más variada y fuera de lo tradicional, está muy bueno mostrar otras alternativas que muchas veces uno no se anima porque parece remar contra la corriente. Somos de provincia de Buenos Aires

+ Publica un comentario