Cómo obtener la mayor rentabilidad con el cultivo de alfalfa

cultivo de alfalfa

El cultivo de alfalfa es uno de los cultivos forrajeros más importantes en cuanto a superficie cultivada. Gran parte del cultivo de alfalfa es en regadío, pero también se cultiva en secano, especialmente en zonas con pluviometrías altas y climas más suaves. 

¿Cómo se siembra la alfalfa?, ¿Cuántos kilos de semilla de alfalfa debemos sembrar por hectárea?, ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de escoger las variedades de alfalfa? En este post resolveremos esas dudas y explicaremos cómo incrementar los rendimientos del cultivo de alfalfa. 

Cómo escoger bien las variedades del cultivo alfalfa

La alfalfa (Medicago sativa) es una planta forrajera de la familia de las leguminosas. El cultivo de alfalfa es muy interesante por su adaptabilidad en el suelo, su alta fijación de nitrógeno atmosférico y su potencial nutritivo como forraje para el ganado

cultivo de alfalfa

Una forma de mejorar el cultivo de alfalfa es escogiendo una variedad de alfalfa que se adapte bien a nuestra zona. Hay muchas variedades de alfalfa registradas en el mercado, pero el factor que mejor mide la adaptabilidad de la variedad es la parada invernal. Cuando llega el invierno y bajan las temperaturas, las plantas de alfalfa dejan de crecer. Durante el otoño acumulan reservas energéticas en sus raíces para utilizarlas cuando llegue la primavera. Este período se llama parada invernal. 

Este proceso natural no lo pasan todas las variedades de alfalfa. Hay variedades de alfalfa que sí crecen durante el invierno, pero son más susceptibles a las heladas y pueden gastar demasiado sus reservas energéticas y desarrollarse mal durante la primavera. 

A la hora de escoger variedades de alfalfa, es importante tener en cuenta este factor y conocer bien el clima de nuestra zona para detectar qué variedades se pueden adaptar mejor y ser más rentables

New Call-to-action

Factores que mejoran o afectan el rendimiento del cultivo de alfalfa 

Temperatura y luminosidad

El clima y la luminosidad que recibe el cultivo es uno de los parámetros a tener en cuenta para la siembra de alfalfa. Temperaturas bajas y zonas umbrías dificultan un buen crecimiento de la alfalfa. Es por esto que se recomienda sembrar la alfalfa en parcelas soleadas. La luz y la temperatura determinan el crecimiento y la relación hoja/tallo, siendo más alta cuando las condiciones ambientales son suaves. 

Tipo de suelo

La textura de nuestro suelo determina la posibilidad de crecimiento radicular que tiene la planta de alfalfa, así como la disponibilidad de agua y nutrientes. El cultivo de alfalfa tiene un sistema radicular capaz de llegar a una profundidad de hasta cinco metros.

cultivo de alfalfa

 

Esta característica permite al cultivo soportar bien los períodos de sequía en secano. Por lo tanto, es recomendable escoger suelos menos pesados, para que la raíz pueda crecer sin problemas de compactación y la planta pueda desarrollarse con altura y espesor. 

Plagas y malas hierbas: un problema a tener en cuenta 

Una mala gestión del riego y de la dosis de siembra puede desencadenar la presencia de hongos, plagas y malas hierbas en el cultivo de alfalfa y, claro está, afectar a su rentabilidad:

  • Los hongos o plagas como los pulgones o saltamontes pueden disminuir mucho la relación hoja/tallo.  Si tu superficie de cultivo de alfalfa es más de 5 ha, deberás tener un técnico en gestión integrada de plagas que te asesore y te indique las recomendaciones de control.
  • Las malas hierbas también pueden competir con nuestro cultivo, y aunque algunas especies puedan ser forrajeras, no es deseable tener especies herbáceas que puedan hacer la competencia a nuestro cultivo de alfalfa.

Para controlar las plagas y las malas hierbas hay que tener en cuenta a que va destinado el cultivo. Si la producción va destinada a la producción de semilla de alfalfa, el control de malas hierbas y plagas se recomienda que se realice mediante tratamientos fitosanitarios y herbicidas. 

Cuando hablamos de la producción de alfalfa para forraje, se recomienda pasar una niveladora para disminuir la presencia de malas hierbas y destruir huevos y larvas de insectos perjudiciales que se desarrollan en primavera.  

En la siguiente tabla recomendamos diferentes aplicaciones herbicidas para diferentes etapas del cultivo de alfalfa. 

Aplicaciones herbicidas para diferentes etapas del cultivo de alfalfa

EtapaMateria activaDosis (kg o L/ha)Observaciones
PresiembraBenfluralina 18%6,5-9,5Contra malas hierbas anuales, gramíneas y algunas de hojas ancha
GlifosatoSegún productoContra malas hierbas anuales y perennes
Glufosinato amónico (15%)3-10Contra malas hierbas anuales y perennes
Primer añoPropizamida 40%1.75Contra malas hierbas anuales, especialmente gramíneas, durante la parada invernal
Quizalofop-p-etil 5-10%0,5-4Contra gramíneas anuales i perennes
Tifensulfuron metil 50%0.03Contra dicotiledonias anuales. Aplicar durante la parada invernal.
Fluazifop-p-butil 12,5 %1,25-2Contra gramíneas anuales en postemergencia
Imazamox 4%1.25Contra malas hierbas anuales en postemergencia, durante el año de implantación de la alfalfa.
Más de un añoBentazona 48%1,5-2Contra dicotiledonias
Diquat 20%1,5-4Contra malas hierbas de hoja ancha en postemergencia.
GlifosatoSegún productoAplicar en rodales contra Cuscutaceas. No cortar hasta después de 15 días de la aplicación.
Metribuzina 70%0.75Contra malas hierbas anuales en pre o postemergencia. Aplicar durante la parada invernal.

Pasos para sembrar el cultivo de alfalfa y dosis de siembra

Para el cultivo de alfalfa, al ser un cultivo plurianual, es muy importante realizar una siembra correcta, ya que en parte, determinará el rendimiento del cultivo. 

Se recomienda establecer una dosis de siembra de 400-450 plántulas/m2 el primer año en regadío. De esta forma el segundo año tendremos alrededor de unas 250 plántulas/m2, el tercer año 150 plántulas/m2 y el último año unas 50-100 plántulas/m2. 

Dosis para la siembra de la alfalfa

 Dosis siembra
Primer año400-450 plántulas/m2
Segundo año250 plántulas/m2
Tercer año150 plántulas/m2
Cuarto año50-100 plántulas/m2

Cosecha: ¿Cuándo es el momento justo para cortar la alfalfa?

Cuando el cultivo de alfalfa supera los 30-35 cm de altura, la planta produce más energía de la que necesita para desarrollarse. Esta energía restante la almacena en sus raíces hasta que la planta llega a la floración. De esta manera, consigue tener reservas para el rebrote

cultivo de alfalfa

Para mejorar el rendimiento de las cosechas posteriores, es necesario dejar que la planta llegue a la fase de floración antes de cortarla. De este modo, la planta tendrá tiempo para almacenar suficiente energía para volver a crecer después de la siega. 

¿Cuántos kilos de alfalfa por hectárea produce una hectárea?

El rendimiento total del cultivo de alfalfa por hectárea y año oscila entre las 25 y 40 tonelada s de forraje. Esta diferencia depende del clima y del tipo de producción (regadío o secano). El cultivo de alfalfa se corta anualmente de 2 a 3 veces en secano y de 4 a 5 en regadío.

Agua: cantidad de agua necesaria para el cultivo de alfalfa

Se calcula que en zonas áridas las necesidades hídricas del cultivo de alfalfa para tener rendimientos de 20-35 tn/ha son altas. Aunque el cultivo de alfalfa sea tolerante a la sequía se recomienda una dosis de 8000-10000 m3/ha y que el suelo nunca baje del 50% de su capacidad hídrica. 

Razones para cultivar alfalfa en nuestra explotación:

Hay muchas razones para que la alfalfa sea un cultivo más de nuestra explotación:

  • Producción de forraje para autoconsumo o venta.
  • Cultivo plurianual (4-5 años).
  • Rotación y diversificación de cultivos, siendo un gran cultivo previo a un cereal.
  • Fertilización del suelo e incremento del nitrógeno y la materia orgánica.
  • Entra dentro de los cultivos greening en las ayuda de la PAC.
  • Conservación del forraje en pacas de heno o ensilado

 

Gestionar tu explotación de una forma fácil y eficiente

Para llevar al día la gestión de tus cultivos, las tareas, los tratamientos y tu cuaderno de campo al día, te recomiendo que utilices Agroptima. Es una herramienta fácil de usar que ya usan más de 3000 agricultores. Ahora la puedes probar gratis durante 15 días aquí.

New Call-to-action

1 comentario

Añade el tuyo
  1. Victor palma

    Hola , tambien el tema alfalfa es interesante do de esta nuestra finca, se que el clima y el lugar son buenos lo unico seria necesario un buen asesoramiento para optimizar el rinde.
    Gracias

+ Publica un comentario