Descubre lo que desconocías de la solarización del suelo


El método de solarización se basa en cubrir el terreno agrícola con plásticos y otros materiales transparentes, con la finalidad de aumentar la temperatura y destruir los agentes patógenos nocivos para la plantación.

De esta forma, la radiación solar pasará a través del plástico transparente, se transforma en calor y modifica las condiciones y parámetros físicos, biológicos y químicos del suelo agrícola.

La efectividad conseguida con este tratamiento estará en función de la temperatura que se alcance y su efecto sobre los microorganismos que habitan en este entorno. El período de tiempo en que se aplicará la solarización será el máximo que sea posible, y un mínimo de 40 días.

Temperaturas y humedad requeridas para la solarización

Con frecuencia la población de microorganismos patógenos que habitan en el entorno del suelo que se está solarizando se eliminan en torno a los 40-50 º. El calor húmedo consigue mejores resultados que el seco a la hora de eliminar los organismos nocivos.

Por ello, lo mejor es que el terreno esté húmedo durante el tratamiento. Además, a medida en que es mayor la profundidad del suelo, las temperaturas máximas son menores cada vez y el tiempo de aplicación del tratamiento tendrá que ser cada vez mayor.

Para que el suelo cuente con la humedad necesaria, es muy positivo regar sin encharcar las camas y los pasillos de la plantación. El vapor generado servirá para incrementar la temperatura.

Primeros pasos para el método de solarización

Lo primero sería disponer de un espacio donde los rayos del sol puedan incidir de una forma intensa. Además, dispondremos del material adecuado para regar y para cubrir el terreno. Las medidas del material con el que se llevará a cabo la solarización serán iguales a las medidas del invernadero o recinto. Para que la efectividad sea plena, el material debe cubrir toda la plantación.

Previamente a colocar el material transparente, hay que llevara a cabo labores de desmenuzado y preparación del suelo agrícola. En la siguiente fase iremos colocando las mangueras y los diversos dispositivos para regar; en este sentido, lo más adecuado será colocar las mangueras bajo tierra para que después no se dañen en las labores de cobertura con el plástico.

Todos estos elementos de riego deben tener la presión adecuada, sin fugas. La instalación tiene que ser la correcta antes de proceder a poner los plásticos de cobertura.

Algunas pautas para la solarización

  • La zona que se va a solarizar estará libre de terrones, maleza y todo tipo de residuos de cosechas anteriores.
  • Con el fin de que pueda pasar la radiación solar que se desea para conseguir la solarización, el material empleado para cubrir tiene que ser transparente y lo más delgado posible, para permitir el paso de los rayos solares.
  • Los plásticos o el material de cobertura pueden colocarse manualmente o de forma mecánica. Lo importante es que no se produzcan bolsas de aire que puedan impedir el calentamiento del área de cultivo. Por ello, es imprescindible dejar el espacio adecuado entre el terreno y el plástico.
  • En todo el proceso es importante mantener la humedad en sus niveles adecuados.
  • Cuando se termine el tratamiento podrá optarse entre la retirada del plástico o bien dejarlo acolchado y plantar nuevos cultivos.
  • La mejor época para cubrir el suelo es la de altas temperaturas, una intensa radiación solar y días largos.
  • Tras la solarización, puede ser necesario preparar el suelo mediante una labranza superficial, para que diferentes agentes patógenos no suban a la superficie.

 

 

+ No hay comentarios

Add yours