4 enfermedades de la vid más habituales


En este post te damos las claves para detectar y tratar las 4 enfermedades de la vid y plagas más habituales. Aunque los meses de verano son intensos para todos aquellos agricultores que trabajan la viña, es importante ser precavido para que no se nos estropee la vendimia. Por eso es importante apuntar todos los tratamientos aplicados a la vid en tu Cuaderno de Campo.

 

Oidio de la vid (malura o cendrosa)

  • El desarrollo óptimo de esta enfermedad de tipo fúngico se da especialmente cuando las temperaturas están entre 25 y 28 Cº. Se desarrolla a humedades elevadas y sin necesidad de que haya habido precipitaciones.
  • Daños: si las condiciones meteorológicas le son favorables, el oidio puede producir la pérdida total de la cosecha. Y es que puede afectar a todos los órganos de la vid (las hojas, los tallos, los racimos, etc.)
  • Medidas de control: como sabrás, la aplicación de azufre es el mejor método para controlar este hongo, ya que es un producto inocuo y no genera resistencias. También te servirá para controlar los ácaros. Otras medidas preventivas pueden ser la utilización de variedades resistentes, evitar el exceso de fertilización nitrogenada y el aclareo.

New Call-to-action

Mildiu de la vid (Plamopara viticola)

  • Desarrollo del mildiu: el mildiu es un hongo que se activa a partir de lluvias de 10 mm y Tª > 10 ºC durante la brotación. Es una de las enfermedades de la vid más graves y complicadas. Ataca todos los organismos verdes de la planta. Los síntomas en las hojas son unas manchas amarillentas y como un polvo blanquecino en el reverso de las hojas.
  • Daños: si las condiciones les son favorables puede reducir a la mitad la cosecha.
  • Medidas de control: el mildiu es difícil de controlar y su tratamiento puede ser complicado. Es importante localizar las primeras manchas. Existen muchos productos con distintos modos de acción para tratarlo, aunque el más conocido es el cobre.

 

Polilla del racimo (Lobesia botrana)

  • Desarrollo: puede llegar a tener hasta 4 generaciones por campaña. Su tmperatura óptima de desarrollo es a los 20 ºC.
  • Daños: las larvas y los adultos de esta polilla (2a y 3a generación) se comen las bayas, lo que produce daños directos e indirectos.
  • Medidas de control: actualmente solo quedan dos productos que eliminen de forma radical este insecto: Clorpirifos y Metil Clorpirifos. El Bacillus thuringiensis también puede ser efectivo a inicio de la eclosión. Otros productos no tan efectivos, pueden ser: fenoxicarb, spinosad, etc… La confusión sexual bien hecha también presenta buenos resultados.

 

Botritis o podredumbre gris (Botrytis cinerea)

  • Desarrollo de la boititris: las condiciones óptimas para su desarrollo son en una temperatura superior a los 25 ºC y humedades relativas del 100%. Los síntomas se identifican en hojas necrosadas, manchas marrones alargadas en los brotes. Los racimos pueden estar afectados ya antes de la floración. La Botritis es una de las enfermedades de la vid pero no es únicamente específica de este cultivo.
  • Daños: Afecta a todas las partes verdes de la planta, produciendo pérdidas tanto en producción como en calidad.
  • Medidas de control: Para esta enfermedad es muy importante tomar medidas preventivas como:
    • Reducir el vigor (mediante la poda, marco de plantación, regulando la fertilización, etc)
    • Conducción del emparrado para facilitar la aireación de la planta.
    • Controlar la polilla y la malura.

 

Acuérdate de apuntar todos los tratamientos de la vid en Agroptima para generar el cuaderno de campo en un clic! ¿Todavía no utilizas Agroptima?

 

PRUEBA AGROPTIMA AHORA

 

Si trabajas bajo la producción ecológica, también puedes llevar tus Cuaderno de campo Agroptima.

New Call-to-action

+No hay comentarios

Añade el tuyo