La huella de carbono y la lucha contra el cambio climático


La llamada “huella de carbono” es uno de los métodos más simples de medición del impacto que deja cada persona humana en cada día de su vida sobre el medio ambiente y el planeta, una herramienta que sirve mitigar el proceso de cambio climático.

Mediante la huella de carbono, se puede analizar el efecto que productos y servicios procedentes del consumo causan sobre el cambio climático. Principalmente, se trata de registrar en una ecoetiqueta el porcentaje de emisiones de todos los gases de efecto invernadero asociados al ciclo de vida de un producto, para evaluar sus consecuencias en el cambio climático.

Control del dióxido de carbono

Con este tipo de dispositivos, se realiza un recuento de las emisiones de dióxido de carbono liberadas a la atmósfera, asociadas a la vida de una persona o, por ejemplo, a la comercialización de un producto. En este último caso, el análisis abarcará todas las actividades del ciclo del producto, comenzando por la compra de materias primas que se integrarán en su fabricación, y llegando hasta su eliminación como residuo.

En su aplicación a los productos, la huella de carbono es una buena fuente de información que permitirá a los consumidores decidir entre los alimentos a comprar, según la contaminación que se haya producido en los diferentes procesos por los que ha pasado el producto en cuestión.

Los certificados de la huella de carbono no son obligatorios. Pero son muchas las empresas que tienen interés en que sus productos contengan la etiqueta certificativa de los valores de CO2, y los consumidores y usuarios reconozcan en esos productos los más saludables y los menos contaminantes.

Beneficios de la huella de carbono

  • El beneficio más importante sería la generación de un mercado con productos y con servicios que generan poco carbono, respetando al máximo el medio ambiente, todo ello como respuesta a la demanda de la sociedad actual.
  • Las diferentes organizaciones localizan, mediante la huella de carbono, importantes oportunidades para economizar costes.
  • Con la utilización de la huella de carbono, las diferentes organizaciones demuestran su interés en la responsabilidad social y en el cambio climático.
  • La utilización de la huella de carbono fortalecerá las relaciones entre empresas y proveedores.

El cálculo de la huella de carbono

A través de Internet existen diferentes herramientas, de forma online, para medir la huella de carbono, utilizando datos sobre las actividades de personas y los ciclos de vida de productos.

En una visión internacional, las variables y parámetros que se utilizan en algunos países son diferentes a los usados en otros. Por ello, es preciso analizar los datos obtenidos con cautela.

Algunas medidas eficaces para mitigar la emisión de carbono

  • La regulación normativa es eficaz para controlar los niveles de emisiones, aunque puede ser un obstáculo al desarrollo tecnológico.
  • El sistema impositivo, impuestos y tributos, pueden incidir en el precio del carbono, pero no garantizarán un nivel determinado de emisiones.
  • La asignación de permisos y su negociación tendrá consecuencias directas en la distribución y generará fluctuaciones en el precio del carbono.
  • Los diferentes gobiernos suelen utilizar incentivos económicos para el desarrollo tecnológico en la lucha para evitar y minimizar el cambio climático.
  • También los acuerdos llevados a cabo entre los gobiernos y la industria influyen decisivamente en las políticas naciones de los países. Se ha demostrado que estos acuerdos reducen las emisiones en niveles por encima de otros instrumentos.
  • Las diferentes campañas de sensibilización también influyen de forma positiva en la reducción de emisiones de CO2.

+ No hay comentarios

Add yours