Tratamiento de la gomosis en el cerezo


Entre las enfermedades del cerezo, la gomosis es una de las más devastadoras, porque puede producir incluso la muerte del árbol. A la vez que constituye una defensa de la planta o del árbol ante determinados agentes, excesivo agua, etc., también la gomosis es una de las enfermedades del cerezo.

El tratamiento de la gomosis del cerezo suele consistir en evitar un suelo demasiado compactado o con mucha acumulación de agua y excesiva humedad, controlar la plaga de insectos y su reproducción.

 

Causas de la gomosis que pueden evitarse

  • Los encharcamientos pueden evitarse, poniendo las soluciones adecuadas.
  • Contra los hongos que atacan el cerezo hay muchos productos en el mercado, y es preciso seleccionar los más adecuados. Estos hongos atacan una de las partes más vulnerables del cerezo, las raíces, sobre todo en los casos en que hay mucha humedad. Entre las soluciones que podemos adoptar, está el riego en cantidad suficiente, pero no en exceso.
  • También el ataque de insectos afecta al cerezo. Para combatir a estos depredadores, hay buenos productos químicos.

 

Tratamiento de la gomosis en el cerezo

Hay que considerar que la mayoría de las enfermedades tienen su origen en la época de la primavera, y es fundamental una buena prevención, fumigando con los productos adecuados.

Hay diferentes técnicas para la limpieza de la zona donde surge la resina o la materia gomosa. Como el problema surge en muchas ocasiones a causa de insectos y otros agentes patógenos, una solución óptima es limpiar bien el área infectada y cicatrizarlo con productos adecuados.

Para la aplicación de estos productos, lo primero es extraer bien la costra o corteza infectada con la ayuda de una herramienta de corte o un raspador. Iremos eliminado toda la superficie de maderas adyacentes hasta que no veamos colores oscuros, y visualicemos un color verde claro, natural de la vegetación.

Tendremos la precaución de no causar daños en los tejidos de alrededor de la zona infectada, que suelen tener un color verde claro. La limpieza de la herida la realizaremos con un producto fungicida en la proporción adecuada.

Una vez que hemos esperado un buen rato para que la zona se seque bien, con la ayuda de un pincel o de una gasa iremos aplicando el producto concentrado para la cicatrización. Extenderemos el producto de forma homogénea y no cubriremos la superficie con ningún material.

 

Efectos del tratamiento contra la gomosis

Lo normal es que, pasados dos meses desde el tratamiento inicial, aún haya resto de las cicatrices, pero la exudación se haya detenido y los tejidos estén creciendo de nuevo, tapando de esta forma las heridas que se formaron inicialmente. El proceso de aplicación es conveniente repetirlo cada dos semanas.

Es importante recordar que las heridas de los árboles que hay que cicatrizar o proteger, en muchas ocasiones son producidas por los mismos profesionales de la agricultura, cuando llevan a cabo injertos.

Estas heridas serán la vía de entrada de la gomosis, la expulsión o resudación de resina del cerezo como defensa y la posterior debilidad del mismo.

También existen productos insecticidas que tienen un efecto penetrante, muy útiles cuando la infección ya está avanzada y la planta o el árbol tiene el tronco o las ramas muy perforados.

Es fundamental también mantener los árboles con un buen abono y con los nutrientes precisos. Otras acciones son las que van encaminadas a remover el terreno protegiéndolo, con abono, de invasiones nocivas.

+ No hay comentarios

Add yours